Inicio

premios

publicaciones

buscador

suplementos

sobre nosotros

contacto

Contacto

Barcelona

Provenza 385, 1º 2ª
08025 Barcelona
Tel. 93 500 19 05​
[email protected]

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Clínicas Verkomed

Dr. Bartek Kosmecki
Director Médico de las Clínicas Verkomed

Medicina estética eco-guiada

Más segura, eficaz y más personalizada

Web
Medio de Prensa: A Tu Salud

Fecha de publicación

30/10/2022

Versión online o papel publicada por el medio en su página web o tirada nacional

Dr. Bartek Kosmecki
Director Médico de las Clínicas Verkomed

El Dr. Kosmecki, de Clínicas Verkomed, otra vez ha llevado la medicina estética sevillana un paso más allá siendo uno de los pioneros en España en incorporar en su clínica la Unidad de Diagnóstico Facial a través de ecografía facial de alta resolución.

¿Alguna vez has pensado en realizarte algún retoque estético pero te echaba para atrás la posibilidad de sufrir algún efecto secundario indeseado? ¿Te hiciste algún tratamiento de medicina estética y tienes la sensación de que ha dejado en tu rostro algún efecto adverso? ¿Tienes ganas de conocer tu anatomía facial y saber exactamente de dónde viene el envejecimiento facial de tu rostro? Gracias al Dr. Bartosz Kosmecki, medico estético, experto en dermatología, especialista en medicina antienvejecimiento y director médico de Clínicas Verkomed, todas estas preocupaciones se están haciendo historia, ya que hace unos meses ha incorporado en su clínica una unidad de diagnóstico facial a través de ecografía facial de alta resolución. Le preguntamos cómo esta técnica, que hasta ahora se aplicaba en ginecología, traumatología y otras especialidades de medicina, va a enriquecer las consultas de medicina estética y cirugía plástica, y dónde está el futuro de estas especialidades.
    

¿De dónde viene la idea de formar la Unidad de Diagnóstico Facial por Imagen usando la ecografía facial en sus clínicas?

El principal motivo para querer poseer esta tecnología era muy práctico. A mi consulta acuden muchos pacientes que han visitado ya varios sitios y se han realizado diversos tratamientos; algunos de ellos vienen en busca de un mejor resultado y otros para solucionar algún problema estético o complicación. Tanto unos como otros ya tienen una historia de tratamientos que a veces recuerdan y a veces no. Cuando me traen un informe del médico anterior, puedo saber algo más sobre los inyectables que se les colocaron, pero nunca puedo tener la certeza con un 100% de seguridad de dónde están exactamente y si están en un plano correcto, ya que es muy difícil decir de forma escrita dónde se encuentran los inyectables utilizados. Y esto, a la hora de planear un tratamiento, dificultaba mi trabajo diario, teniéndome que guiar solamente por mi experiencia e indicaciones o recuerdos del paciente.
Gracias a la ecografía facial de alta resolución, el paciente es para mí como un libro abierto. En cuestión de segundos y sin tener que realizar pruebas pesadas, largas, costosas ni dolorosas, puedo saber dónde fueron realizados los tratamientos y con qué tipo de producto.
    

¿Este diagnóstico servirá también para los pacientes que nunca se hayan realizado ningún tratamiento?

Claro que sí. Además, ellos serán los más beneficiados, ya que la ecografía y la elastografía son técnicas no invasivas y no solamente las utilizamos para detectar tratamientos anteriores, sino también para poder valorar el grado de envejecimiento cutáneo y las pérdidas grasas y óseas del rostro. También nos permiten saber con más precisión y de una forma cuantitativa (midiendo) y no solamente cualitativa (intuyendo, describiendo) de dónde viene realmente la flacidez facial, observar la caída de tejidos grasos y desde el interior de nuestro rostro buscar soluciones para revertir el paso del tiempo. No solamente nos ayuda a aportar información sobre la anatomía del paciente en el tiempo real, sino también a valorar el tratamiento más adecuado y eficaz, y algo aún más interesante: poder observar el progreso de rejuvenecimiento facial en el tiempo (imágenes del antes y después del procedimiento) a nivel interno de la piel y el rostro. Además, utilizamos también la ecografía a nivel corporal para valorar la grasa localizada, medir y localizar el espesor graso –tanto antes como después del tratamiento–, analizar el tipo de celulitis y su grado, así como para ver y diagnosticar problemas circulatorios (varices y arañas vasculares).
    

Y cuando nos dice que permite a los médicos aplicar los rellenos de forma más segura, ¿a qué se refiere?

Aquí me refiero a los tratamientos de medicina estética que ahora puedo realizar de forma ecoguiada. En la cara hay muchos vasos sanguíneos, y sin ecografía son a veces imposibles de detectar. Cada vez que se realiza una inyección de relleno sin ecografía, se administra conociendo los puntos del rostro con mayor riesgo vascular (arterias y venas con mayor riesgo de obstrucción) e intuyendo la anatomía de cada paciente en las zonas de menor riesgo vascular. Pero hay un gran problema, y es que todos los seres humanos tenemos variaciones anatómicas. Si lo primero que hacemos es hacerte una exploración ecográfica del estado de tus tejidos internos (grasa, músculos, vasos sanguíneos…), podemos tener un conocimiento absoluto de la anatomía del paciente y evitar muchos vasos sanguíneos durante las inyecciones. Y para los pacientes que ya acuden a mi consulta con algún problema tras la aplicación de un tratamiento en otras clínicas, no solamente se puede diagnosticar, sino que, aparte de aplicar el tratamiento más adecuado, podemos realizar el seguimiento de mejorías con el tiempo.
    

Entonces, ¿el envejecimiento de nuestra piel se puede medir?

Sí, analizando la piel y haciendo biopsias (sacando una cuña de nuestra piel) y observándolas en el microscopio desde siempre podíamos observar cómo cambia con el tiempo. Lo malo es que, al ser la biopsia una técnica agresiva que deja marcas, era más teórica que práctica; ahora mismo la utilizamos solo para casos de alta sospecha clínica (sospecha de tumores y cambios malignos), ya que deja cicatrices en nuestra piel. Gracias a la ecografía de alta resolución, podemos medir el grado de envejecimiento cutáneo (midiendo la banda hipoecogénica subepidérmica) cuyos cambios son muy útiles a la hora de determinar objetivamente el tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo, su progreso o incluso el tratamiento tópico aconsejado.
    

¿Dónde ve el futuro de la medicina estética y la cirugía plástica viendo el aumento de centros y clínicas de estética en los últimos años?

Cada día tengo más claro que lo que buscan los pacientes es calidad, seriedad y seguridad. En los últimos años se han abierto muchos nuevos establecimientos de medicina estética y cirugía plástica, muchos con personal poco preparado, poco profesional y apostando por la oferta como el único valor de estos sitios, pero ya estamos viendo el cambio. Yo veo todos los días en mi consulta pacientes que vienen escarmentados de este tipo de sitios. Cada vez hay más conciencia entre los pacientes, que saben que por un buen médico vale la pena esperar, que el precio del tratamiento es proporcional a su durabilidad y que lo barato sale caro. Así que estamos observando una concienciación importante. La pena es que el coste de esta concienciación sea la mala experiencia del paciente.

Galería de imagenes

ultimas publicaciones

Storimake

Storimake

GRUPO GESCASI – REMOCK

GRUPO GESCASI – REMOCK

I.C.O.N.

I.C.O.N.

SANTEN PHARMACEUTICAL

SANTEN PHARMACEUTICAL

fischer ibérica

fischer ibérica

Otras ediciones

clínicas verkomed

clínicas verkomed

Clínicas Verkomed

Clínicas Verkomed

{
La ecografía facial de alta resolución permite conocer en cuestión de segundos dónde fueron realizados los tratamientos anteriores de un paciente y con qué tipo de producto se llevaron a cabo
{

Publicaciones relacionadas