Inicio

premios

publicaciones

buscador

suplementos

sobre nosotros

contacto

Contacto

Barcelona

Provenza 385, 1º 2ª
08025 Barcelona
Tel. 93 500 19 05​
[email protected]

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Astican

Calidad y eficiencia para el sector naval

Web
Medio de Prensa: Expansión

Fecha de publicación

15/10/2022

Versión online o papel publicada por el medio en su página web o tirada nacional

German Suarez, Presidente y CEO de Astican

Astican es un astillero cuyos orígenes se sitúan en el seno del antiguo Instituto Nacional de Industria (INI) en 1973. En 1989, la empresa se convirtió en el primer astillero público civil que el Estado privatizó con su venta al que a día de hoy es el grupo ALIMIA.

Germán Suárez, CEO de Astican, explica que “por aquellas fechas el nuestro era un grupo naviero integrado a nivel internacional con fuertes raíces en el Puerto de Las Palmas, así que decidimos optar a la privatización porque estábamos convencidos de que la localización estratégica de Las Palmas para el tráfico naviero de todo tipo, la tradición de reparaciones navales que ya existía en el puerto, y nuestra filosofía de gestión, eran ingredientes de éxito para garantizar una viabilidad a largo plazo de unas instalaciones diseñadas y construidas con muy buen criterio por parte del INI”.
Hoy, los astilleros Astican, Astander (en el Puerto de Santander), y Astibal (en el Canal de Panamá), constituyen la división naval de ALIMIA, un grupo de capital español y griego que se ha convertido en la mayor empresa de astilleros dedicada exclusivamente a reparaciones y transformaciones navales en nuestro país después de los astilleros públicos de Navantia.
    

Experiencia y estructura

Con sus tres instalaciones, la compañía es capaz de tener varados en seco más de 12 buques de gran porte y, a la vez, puede ejecutar grandes reparaciones navales y obras a flote a otra decena.
En Las Palmas de Gran Canaria, Astican cuenta con una experiencia de 50 años, 7 calles de varada con una capacidad máxima de puesta en seco de barcos hasta 36.000 toneladas de registro bruto (DWT) y 1000 metros de muelles. En Santander, su experiencia acumulada es de 150 años, dispone de 3 posiciones de varada en seco hasta un máximo de 75.000 DWT y de 700 metros de muelles. Por último, la estructura de Panamá, que acumula más de 100 años (el astillero fue construido a la vez que el Canal), cuenta con 3 posiciones de varada en seco hasta un máximo de 82.000 DWT y 500 metros de muelles. “En un solo día al 100% de capacidad de producción, nuestros astilleros pueden tener trabajando a más de 2000 personas”, cuenta Suárez.
Gracias a esa estructura, el grupo puede dirigir sus servicios a todo tipo de buques dentro del transporte marítimo internacional. “La flota naviera comercial a nivel global supera los 70.000 barcos y nosotros reparamos, mejoramos, modificamos o transformamos cualquiera que quepa en nuestras instalaciones, bien en seco o a flote, independientemente de la complejidad de esa transformación”, explica el CEO de Astican.
    

Valor añadido para el sector

La propuesta de los astilleros de ALIMIA se articula en torno a varios factores que convierten al grupo en la opción más competitiva para los armadores en comparación con zonas “low cost” como China o Turquía. “En primer lugar, hablaría de la localización de nuestros astilleros en rutas clave del tráfico naviero internacional y en puertos con larga experiencia y elevado nivel de servicios marítimos. En segundo lugar, mencionaría nuestro modelo de gestión, la capacitación de los recursos humanos y nuestros activos productivos, enfocados exclusivamente hacia las reparaciones y transformaciones navales y no hacia la construcción. Y por ultimo, pero no menos importante, nos distingue nuestra garantía de cumplimiento de los plazos de entrega y la calidad con la que ejecutamos nuestros trabajos”, resume Germán Suárez.
En efecto, uno de los rasgos diferenciales del grupo es que a nivel técnico, de rentabilidad y nivel comercial, se convierten en la opción más fiable y eficiente para el armador a la hora de elegir un lugar donde tener que reparar su buque. “En nuestro sector, como en todos, hay quienes deciden diferenciarse por precio/coste y los que prefieren diferenciarse por valor añadido. Nosotros siempre hemos creído que nuestro lugar se encuentra entre los segundos, dentro de un segmento de mercado y servicios que fuera competitivo a nivel internacional y viable económicamente frente a la fuerte presión de otras zonas del mundo”, aseguran los responsables de la empresa.
    

Innovación

Uno de los ámbitos en los que Astican y el resto de astilleros del grupo ponen más énfasis en la innovación, especialmente en un sector que todavía tiene mucho recorrido en materia de innovación de procesos para, como cuenta Germán Suárez, “ser socialmente más responsable y que las personas que trabajen en él puedan tener todavía mayor conciliación familiar, para ser más respetuosos con el medio ambiente o para diversificarse hacia nuevos nichos de mercado como la prestación de servicios al sector de energías renovables en el mar, generando así nuevas posibilidades de empleo duradero y para muchas décadas”.
El trabajo de Germán Suárez ha sido reconocido con el premio CEO del año, un galardón que recoge “con un profundo sentimiento de responsabilidad hacia todas las personas que trabajan con nosotros al igual que un grandísimo reconocimiento a la labor de aquellas personas que estuvieron con
nosotros, que están, y que, si Dios quiere, estarán en un futuro. Además, soy consciente de que yo no soy nadie sin todas las personas que trabajamos en la empresa día a día para sacar nuestra misión adelante”.
    

Perspectivas

De cara al futuro, la dirección de la empresa trabaja para que sus astilleros jueguen un papel transcendental en las mejoras técnicas y transformaciones que los buques van a necesitar a partir de 2023 y durante los próximos años para cumplir con las reglamentaciones de la OMI y la UE (entre otras) relativas a la descarbonización del transporte marítimo.
“El sector naviero no tiene a día de hoy una solución única para cumplir con el nivel de exigencia y plazos que las distintas normativas irán imponiendo y eso abre una clara oportunidad para astilleros como los nuestros; cuenta Suárez, quien añade que “al mismo tiempo tenemos que restaurar la buena reputación que el único astillero existente en el Canal de Panamá con capacidad de varada para buques “Panamax” tuvo en el pasado y que lleva muchos años sin tener un nivel operacional adecuado. Adquirimos la concesión de dicho astillero en octubre de 2021 y a partir de noviembre de este mismo año empezaremos con una apertura de dichas instalaciones por fases. Es un gran reto y un compromiso con un país marítimo por naturaleza donde el canal, los servicios marítimo-portuarios y el transporte de mercancías por mar representan el peso más importante de su economía”.
Paralelamente, la compañía va a jugar un papel importante en el desarrollo e instalación de la eólica marina flotante en España para seguir después con el desarrollo de eólica marina fija y flotante en otras zonas del mundo como Estados Unidos y Latinoamérica.

Galería de imagenes

ultimas publicaciones

Meyer & Alcaide Dermatología Capilar

Meyer & Alcaide Dermatología Capilar

Galicia Business School

Galicia Business School

Kosmos Group

Kosmos Group

Inkolan

Inkolan

Grabalfa

Grabalfa

Otras ediciones

Red & Pallets

Red & Pallets

Clínica Regenerat

Clínica Regenerat

Canembal

Canembal

Guimera Select Fruits

Guimera Select Fruits