NEIN

26 Abr, 2020

“En la crisis falló la lógica y ahora nos estamos llevando por un pertinaz consumo”

 

Pedro González García

Presidente de NEIN

 

Inmobiliaria, primordialmente patrimonialista, dedicada a la promoción y compra de inmuebles para su alquiler y venta, intermediación, asesoramiento y servicios inmobiliarios, NEIN viene trabajando desde hace casi tres décadas con el objetivo de dar un buen servicio, transparente y eficaz, a todos aquellos que buscan comprar o alquilar naves industriales, locales comerciales, oficinas y viviendas. Entrevistamos a su presidente para conocer sus reflexiones en torno al presente y futuro del mercado del alquiler de viviendas en España, marcado por una subida de los precios que preocupa a actuales y potenciales inquilinos.

¿Qué está sucediendo en el mercado de alquiler de viviendas?

Como siempre cuando hay un problema, se ha tendido a regularizaciones y toma de decisiones, con disposiciones estatales preñadas de burocracia, pero no se ha tenido en cuenta el origen y motivo real por el que se ha subido el precio de los alquileres de viviendas. Muchas veces nos engañamos, no viendo o no queriendo ver los motivos reales, porque estamos en una época en la que si las denuncias se hacen diciendo las verdades no gustan al público.

Los precios de los alquileres de viviendas han subido porque los demandantes para comprarlas no pueden dar una entrada económica para su adquisición. La banca, por lo que sucedió durante la crisis y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria de años pasados, ya no concede préstamos por la totalidad del coste de una vivienda, y menos con sobrante para la compra de un coche o para hacerse un crucero. los préstamos hipotecarios actuales se firman, ya por fin, por un máximo del 80% del coste de inmueble. Entonces falló la lógica y ahora nos estamos llevando por un pertinaz consumo, por lo que, al no poder tener una cantidad de aproximadamente un 20% del coste de la vivienda como pago inicial, no queda otro remedio que ir al alquiler. Por eso las compras de vivienda están actualmente estancadas y los precios de los alquileres suben. La oferta y la demanda manda siempre en los mercados.

En su opinión, ¿cómo se puede paliar este problema?

Con varias medidas. Al adquirir una vivienda se debería primar fiscalmente el ahorro ad hoc, con un tope en la cantidad bonificada. Con ello, se ayudaría a las clases trabajadoras a pagar la diferencia entre el préstamo hipotecario y el precio del inmueble.

También sería fundamental que el Estado construyera viviendas con rentas y precio en su compra asequibles para los que más las necesitan. En Alemania, cerca del 20% de las viviendas construidas son sociales, mientras que en España no llega al 3,5%. El no hacer frente a los alquileres o plazos de compra en Alemania en estas viviendas sociales se considera, en la mayoría de los casos, delito. Lógicamente con la excepción de casos de una necesidad económica demostrada.

Debería también aminorarse la tardanza en los desahucios judiciales, cumpliendo los plazos procesales. Así, muchísimas viviendas vacías, cerca de un millón en España, saldrían al mercado a precios asequibles. Y también es importante que el Estado no proponga una nueva Ley de Arrendamientos Urbanos donde vete el lanzamiento por impagos del alquiler, y conceda más mora en los desahucios, fomentando con ello la ocupación. En Alemania, el Alto Tribunal de Berlín ha declarado el techo de alquileres como medida inconstitucional,  cuestionando la interferencia hacia el derecho contractual base en la economía de mercado violando la propiedad privada y de su libertad a disponer de ella. Según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de los 54.006 lanzamientos que se produjeron en España en 2019, más del 66% (36.467 lanzamientos) estuvieron motivados por impagos de alquiler.

Por último, como he hecho en artículos y entrevistas anteriores, vuelvo a pedir que tanto en nuestra vida personal, familiar y empresarial prime ante todo la lógica.

Toda una vida dedicada al negocio inmobiliario

Presidente de NEIN,  Pedro González García lleva más de medio siglo de trabajo ininterrumpido en el sector inmobiliario. Nace en Madrid en 1944, ciudad en la que prácticamente siempre ha vivido y cuyo mercado inmobiliario conoce bien: su experiencia en el campo de la promoción en todo tipo de construcción de edificios industriales, oficinas y viviendas le convierten en un experto Inmobiliario nato, en cuya faceta sigue a sus 76 años. Como anécdota, cuenta además que lleva 52 años en el cargo de presidente, administrador y copropietario de una comunidad de propietarios en Madrid y 25 años seguidos como administrador de algunas inmobiliarias.

Hasta 1991, ocupó importantes cargos en diversas empresas de promoción inmobiliaria y financiera. Miembro del Colegio de Administradores de Fincas desde su fundación, el Colegio de Madrid le concedió la Insignia de Oro y Brillantes y la Mención honorífica “a la trayectoria profesional”. También es miembro de FIABCI desde hace más de 40 años, con la concesión de la Medalla de Plata y otros reconocimientos. 

En 1991 funda la empresa Negocios e Inversiones Inmobiliarias P.G. S.L.U (N.E.I.N), cuya presidencia ejecutiva tiene desde el inicio, dedicada a promocionar la construcción de naves industriales, oficinas y locales para su alquiler, primordialmente en la Comunidad de Madrid, sobre todo en la Zona Industrial del Corredor del Henares (Coslada, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares) y la compra de locales, oficinas y pisos para su alquiler en la zona norte de Madrid (barrio de Salamanca y Chamartín).

En adelante, asegura que seguirá al frente de su empresa, pues “los negocios conservadores son vitalicios para los que hemos nacido para ellos”.

¿Cómo prevé el futuro del sector inmobiliario?

Seguirá el estancamiento existente en la construcción en todas sus ramas, pues estamos a un nivel mundial globalizado marcado por la cautela ante lo que pueda pasar con la llegada a Europa de la pandemia provocada por el coronavirus, tan preocupante:  en poco más de una semana, los mercados mundiales dejaron más de 6 billones de capitalización. Por tanto, ante una segura desaceleración que ya están mostrando las economías desarrolladas, se deben arriar las velas. Cuando el mar está revuelto, lo mejor es amarrar en puerto…

En muchos aspectos, España ha estado dirigida por políticos inexpertos en materias que se les ha encomendado, sin currículum profesional, lo que ha traído y está trayendo perjuicios acaecidos y de todos conocidos, más en materia de vivienda y urbanismo, que es él ámbito que yo conozco.

 

¿Y el futuro de NEIN?

Mi empresa, amarrada en puerto, sin deudas ni hipotecas, seguirá manteniéndose con su filosofía conservadora y mucha cautela. Optamos por eso en lugar de ir creciendo. 

N.E.I.N es y seguirá siendo una empresa patrimonialista y conservadora. Es más, en breve hará una promoción de naves industriales en Avenida Ajalvir nº46 (Alcalá de Henares, Madrid), pues todos los ingresos por rentas se seguirán invirtiendo.

Compartir

Share This