“La cirugía no acaba en quirófano”

 

Dr. Eduardo Forcada

Cirugía Plástica

 

Con amplia experiencia en cirugía estética mamaria, cirugía de contorno corporal y cirugía estética facial, el Dr. Eduardo Forcada es uno de los mejores cirujanos plásticos de Madrid, premio LA RAZÓN mejor cirujano plástico corporal 2019 y cirujano plástico de referencia en Ibiza. La siguiente entrevista nos acerca a sus métodos y enfoque.

Independientemente de la intervención que realice, ¿sobre qué pilares fundamenta su método de trabajo?

El método se basa en el trabajo en equipo. Todos los pacientes son valorados antes de la cirugía por un radiólogo y por un anestesista de la clínica. Además, en intervenciones complejas faciales hacemos un estudio oftalmológico previo. En el postoperatorio también somos un equipo: una enfermera, una auxiliar encargada de masajes y drenajes linfáticos, otro cirujano plástico y un médico estético para, entre todos, guiar a nuestro paciente en el proceso de curación.

 

¿El punto de partida para la eficacia de cualquier tratamiento se basa en una buena relación médico-paciente?

Sin duda, la parte más importante de la consulta consiste en explicar en qué consiste el tratamiento, qué sentirá nuestro paciente en el postoperatorio y qué podemos conseguir con la cirugía. También tenemos que hacer el esfuerzo de entender lo que nuestro paciente espera de nosotros. Si la relación médico-paciente es fundamental en cualquier rama de la Medicina, en cirugía plástica y estética alcanza niveles máximos. Un paciente de cirugía estética es una persona sana que pone su salud y su belleza en nuestras manos, por eso nosotros queremos ser su “equipo de confianza”, que es el lema de la clínica: equipo porque es un tarea conjunta de varias personas, desde la secretaria, la auxiliar, la enfermera, los médicos; y, de confianza, porque es justo lo que pedimos que depositen en nosotros.

 

 

 

Un paciente de cirugía estética es una persona sana que pone su salud y su belleza en nuestras manos. Por eso queremos ser su “equipo de confianza”

 

 

¿La salud y la seguridad deben ser siempre las prioridades en una intervención de cirugía estética?

La seguridad es fundamental. Nuestros pacientes no solo requieren un estudio preoperatorio exhaustivo, sino que además necesitan un tratamiento hospitalario correcto que minimice las complicaciones. Para que te hagas una idea, en cirugías corporales complejas, como en las de las secuelas de obesidad mórbida, utilizamos medias de compresión neumática durante las primeras 24h, varias noches de ingreso, varias analíticas postoperatorias, deambulación precoz en planta, 7 días de tratamiento con heparina, masajes postoperatorios, control ecográfico a la semana… La cirugía no acaba en quirófano. Todas estas medidas disminuyen la probabilidad de complicaciones y permiten que, cuando surjan, las podamos tratar precozmente.

 

Uno de sus principales campos de trabajo es la cirugía mamaria, ¿cuáles son las claves para conseguir unos resultados naturales en aumento de pecho?

Las claves son la técnica quirúrgica y la selección del implante. La técnica tiene que ser atraumática, que no sangre nada. Para eso, utilizamos bisturí eléctrico con punta de colorado siguiendo la técnica 24h recovery. Por otra parte, el implante no debe ser excesivamente voluminoso si buscamos un efecto natural y, por supuesto, recomiendo utilizar una marca de prestigio.

 

Se habla mucho del plano de colocación del implante, de la vía para introducirlo, de dónde es preferible que quede la cicatriz… ¿Cuál es su postura al respecto?

Es un tema complejo y no tiene una respuesta fácil. Me gusta individualizar los tratamientos. Si mi paciente no tiene prácticamente pecho, prefiero la cicatriz axilar y un implante liso que le dé un aspecto natural a la mama, con algo de movimiento y una cicatriz virtualmente invisible. Si mi paciente tiene bastante pecho pero quiere rellenar la parte superior, prefiero un implante microtexturado, que se mueva menos y con la cicatriz en el surco submamario. Si tenemos el pecho tuberoso y la areola grande, seleccionaremos un implante anatómico por la areola y reduciremos la areola. De todos modos, las posibilidades son infinitas, al igual que las preferencias de cada cirujano. 

 

 

Si la relación médico-paciente es fundamental en cualquier rama de la Medicina, en cirugía plástica y estética alcanza niveles máximos 

 

Las técnicas para eliminar el exceso de grasa del abdomen y remodelar la figura han evolucionado mucho en los últimos tiempos, alejándose de la liposucción convencional … ¿Cuáles son sus propuestas?

La liposucción de alta definición. Consiste en liposuccionar todo el cuerpo de forma global marcando las inserciones musculares y dejando grasa en vientres musculares, incluso infiltrando grasa dentro de los músculos que llamamos de fuerza: deltoides, pectorales, bíceps y tríceps. Antes de liposuccionar la grasa, hacemos un tratamiento con ultrasonidos que se llama Vaser: permite licuar la grasa, disminuye el sangrado y mejora la retracción cutánea. La clave de la liposucción de alta definición es que sea un tratamiento global. Lo más importante es dejar todo el cuerpo igual de definido. No tiene sentido marcar el “six pack” del abdomen y dejar grasa en brazos, espalda, pecho, etc.

Otro avance muy interesante es la combinación de liposucción Vaser de alta definición con abdominoplastia, especialmente útil para tratar las secuelas de un embarazo. Consiste en combinar la reparación de la diástasis de los rectos, eliminar el exceso de piel y marcar la línea alba y los oblicuos. Los resultados son realmente impresionantes.

Compartir