“La digitalización, el envejecimiento de la sociedad, la sostenibilidad y los tipos de interés marcan el futuro del seguro”

 

Pilar González de Frutos

Presidenta de UNESPA

 

El seguro es la red de seguridad que respalda a familias, empresas e instituciones en su día a día. La digitalización, los tipos de interés, el envejecimiento demográfico y la sostenibilidad son algunas de las dinámicas que afectan directamente a su futuro más inmediato. Nos lo explica la presidenta de la Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA.

¿Cuáles son los datos de crecimiento del sector seguros en el último año?

Los ingresos de las aseguradoras por la venta de pólizas a cierre de 2019 ascendieron a 64.155 millones de euros, un 0,42% menos que un año atrás. De este importe, 36.629 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 27.526 millones restantes al de vida, según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA).

La facturación del ramo de no vida aumentó un 3,39% en términos interanuales. Por otro lado, el ahorro gestionado en productos de seguro de vida, medido a través de las provisiones técnicas, alcanzó los 194.786 millones de euros a cierre de 2019. Este importe supone un incremento interanual del 3,35%. A este último importe se pueden sumar los 46.169 millones, un 12,10% más, encomendados a fondos de pensiones cuya gestión corre a cargo de alguna aseguradora.

 

¿Qué ramos han registrado mejores datos?

Salud, hogar y diversos impulsaron el negocio asegurador del ramo de no vida el pasado año. La partida de seguros de salud repuntó un 4,77%, hasta los 8.923 millones. Mientras, los seguros que protegen inmuebles (ya sean viviendas, comercios, industrias o comunidades de vecinos) crecieron un 3,96%, hasta los 7.521 millones.

Los llamados “seguros diversos” tuvieron, igualmente, un desempeño destacado. El primer grupo de seguros aumentó su facturación anual en un 3,95%, casi lo mismo que multirriesgos, hasta los 8.879 millones. Bajo el término de “seguros diversos” figuran las protecciones más ligadas a la actividad económica.

El negocio de automóviles incrementó por su parte sus ingresos en otro 1,52%, hasta los 11.307 millones, y sigue siendo la actividad que más ingresos reporta de todo el bloque de no vida.

 

“El seguro aporta certeza ante cualquier actividad humana, contribuyendo a generar un círculo virtuoso de seguridad en la sociedad”

 

 

¿Qué aspectos van a marcar el desarrollo del sector en 2020?

La actividad aseguradora se ve afectada por varias dinámicas. Los tipos de interés se encuentran en un punto bajo desde hace bastantes años. Este hecho incide sobre la gestión de ahorros de los clientes y, también, de los recursos de las propias aseguradoras.

La digitalización también tiene un fuerte impacto sobre la forma de desarrollar el negocio a lo largo de toda la cadena de valor (desde la venta hasta la liquidación del siniestro) La digitalización está cambiando la forma que tienen las compañías de comunicarse con sus clientes, con sus proveedores y, sí, también de manera interna entre los miembros de la propia organización.

La sostenibilidad es otro elemento que hay que tomar como referencia. La gestión responsable y sostenible es una exigencia que se oye, cada vez con mayor fuerza, por parte de la opinión pública. También es relevante el paulatino proceso de envejecimiento demográfico que viven varios países, entre ellos España. Esta dinámica tiene hondas repercusiones sobre la capacidad y los patrones de consumo de la ciudadanía.

Y, como es lógico, el seguro se encuentra profundamente interconectado con el resto de la economía española. Consecuentemente, y aunque se trata de una actividad que suele comportarse bien en momentos adversos, se ve afectada como cualquier otra por la marcha de la economía en general.

 

¿En qué líneas de trabajo se centra UNESPA?

El nuevo Gobierno marca nuestro nuevo entorno de trabajo: desde UNESPA ya estamos trabajando en la toma de contacto con los nuevos representantes del Ejecutivo. Además de seguir representando a la industria ante los Ministerios cuya actividad tiene tradicionalmente una mayor incidencia en el sector asegurador, como pudieran ser las carteras de Economía, Interior, Hacienda, Sanidad o Seguridad Social, se abrirá este mandato a otros departamentos, como los Ministerios de Consumo, Igualdad, Educación y Formación Profesional, Ciencia e Innovación, así como Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.

Entre los temas más destacados sobre los que está previsto que trabaje la Asociación, se encuentran la sostenibilidad y la digitalización. En cuanto al primer aspecto, el sector financiero y asegurador han creado Finresp (Centro de Finanzas Sostenibles y Responsables de España), que busca contribuir a una actividad económica y financiera más sostenible y responsable, a través de la conformación de un punto de encuentro, debate, sensibilización y experimentación de los grupos de interés de la industria de los servicios financieros. En relación a la digitalización, desde UNESPA y con el asesoramiento de un Consejo Asesor, se está analizando cómo adaptarse a los cambios que las nuevas tecnologías generan sobre la actividad aseguradora. 

 

¿Qué pide el sector al nuevo Gobierno?

El país tiene encima de la mesa muchos temas que es necesario tratar con urgencia. El Gobierno llevó a uno de sus primeros Consejos de Ministros la trasposición de la Directiva de Distribución de Seguros (IDD, en inglés). Esta Directiva se ha adoptado a través de un Real Decreto para acelerar su incorporación al ordenamiento jurídico nacional, dado que éramos el único país de la Unión Europea que aún no lo había traspuesto y nos exponíamos, por ello, a una sanción por parte de las autoridades comunitarias. Entre tanto, el Congreso ha dado luz verde a la constitución de la Comisión del Pacto de Toledo para retomar la sostenibilidad del sistema de pensiones. En este sentido, UNESPA considera que es importante que se conforme un acuerdo político en un tema de tanta relevancia para la ciudadanía española.

En tercer lugar, también mantenemos nuestra reivindicación de lograr un supervisor especializado e independiente de seguros. Este era un tema que se abordó la pasada legislatura pero que, debido al bloqueo político, no pudo progresar.

 

¿Cuáles son las bases para seguir impulsando su crecimiento?

Los ingredientes para impulsar el crecimiento del seguro son, en esencia, los mismos que hacen falta para impulsar la actividad económica general. El seguro es esa red de seguridad que sostiene el día a día de todos los actores económicos. El seguro contribuye al bienestar y la tranquilidad de las familias, las empresas y todo tipo de instituciones en temas tan importantes como las pensiones, la seguridad vial, la salud, la protección del patrimonio… Aportamos certeza ante prácticamente cualquier actividad humana. Contribuimos a generar un círculo virtuoso de seguridad en la sociedad.

Compartir