UNESPA

19 Feb, 2019 | Seguros, Semana del seguro 2019 ABC

“El seguro necesita un supervisor que cumpla los estándares de buenas prácticas”

 

Pilar González de Frutos

Presidenta de UNESPA

 

2018 se caracterizó por ser un año en positivo para el sector seguros, con un crecimiento sostenido y sólido. Los ingresos de las aseguradoras por la venta de pólizas a cierre de 2018 ascendieron a 64.282 millones de euros, un 1,34% más que un año atrás. De ese importe, 35.368 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 28.914 millones restantes al de vida.

¿Qué preocupa al sector en este año?

El sector asegurador afronta diversos retos en el corto y medio plazo. Una de las principales dinámicas que afectan al seguro es el envejecimiento de la población y el consiguiente debate público en torno a la sostenibilidad de las pensiones y la prestación de servicios de salud. En este campo, UNESPA defiende la importancia de una colaboración público-privada para mantener y desarrollar el Sistema de Bienestar en España.

En el ámbito de las pensiones, desde la Asociación proponemos generalizar los instrumentos de ahorro para la jubilación en el entorno laboral, como hacen otros países de nuestro entorno. Para lograr que todos los trabajadores dispongan de rentas complementarias cuando llegue su jubilación, defendemos la creación de un sistema de adscripción por defecto a esquemas de ahorro en el ámbito laboral. En concreto, defendemos un sistema similar al que existe en Reino Unido, por el cual los trabajadores son inscritos por defecto y reciben parte de su retribución en forma de aportaciones a planes de jubilación. En el caso británico, un 84% de la fuerza laboral muestra su conformidad con esta solución y decide percibir parte de su retribución en forma de ahorro para la jubilación.

En el campo de la salud, también defendemos la necesidad de potenciar la colaboración público-privada a través de convenios.

 

Y sobre el modelo de supervisión de seguros ¿Cuál es la posición de UNESPA?

El modelo de supervisión de seguros es otro de los elementos que suscitan interés al sector asegurador. Al inicio de la legislatura, se planteó una reforma del sistema de supervisión de seguros en España pero, con el cambio de Gobierno, parece que este proyecto ha perdido fuelle. Las últimas noticias apuntan a que el nuevo Ejecutivo desea elaborar un libro blanco sobre la supervisión financiera. Para el seguro es primordial que este proyecto se aborde cuanto antes. Para las aseguradoras españolas es clave contar con un supervisor especializado, que se encuentre dotado de recursos suficientes para realizar su labor y que sea formalmente independiente del Gobierno. El seguro español no ha generado problemas, ni en los buenos tiempos ni en los peores momentos que ha vivido la economía española, pero eso no significa que no necesite nada. El seguro necesita un supervisor que cumpla los estándares de buenas prácticas que marcan los organismos internacionales.

 

¿Qué variables pueden afectar el desarrollo del sector en 2019?

La evolución de la economía española en particular y del mundo en general serán factores cruciales en el desarrollo del seguro. Aunque el seguro destaca por su carácter anticíclico, es indudable que su evolución está íntimamente ligada al día a día de las familias, las empresas y las instituciones. A fin de cuentas, el seguro protege al patrimonio (automóviles, viviendas, negocios…) y a las personas (salud, vida riesgo…), además de gestionar sus ahorros (vida ahorro).

La evolución de la vida política es otra variable a tener en cuenta. España debe acometer algunos procesos de reformas estructurales que, para llevarse a cabo, exigen el acuerdo entre formaciones diversas y de muy distinta sensibilidad política. Un ejemplo son las pensiones. En ámbitos como estos es importante que haya un debate social amplio y formado tras el cual se tomen decisiones que favorezcan el interés general. Para España es crucial afrontar reformas si queremos seguir siendo una sociedad próspera en el medio y largo plazo.

 

¿Qué tendencias se observan?

En los negocios de riesgo se percibe una tendencia positiva. La reactivación crediticia e inmobiliaria está impulsando en los últimos años la contratación de seguros de vida. También evolucionan favorablemente negocios como los seguros de salud, de multirriesgos y las líneas más ligadas a la actividad empresarial. En el seguro del automóvil habrá que prestar atención al informe de la Comisión de Seguimiento del Baremo de automóviles. Este órgano, que encabeza la Administración, analiza cómo está funcionando el nuevo sistema de indemnización de lesiones por accidentes de tráfico. Está previsto que presente sus conclusiones este año. En relación al seguro de vida, se perciben fuertes oscilaciones en las primas, al tiempo que la masa de ahorro se mantiene plana.

 

¿Cuáles son ahora las prioridades desde UNESPA para seguir impulsando el desarrollo del sector?

UNESPA se ha propuesto tres grandes líneas de trabajo para este año en el marco de su plan de acción. La primera es transformar al seguro en la industria de la prevención. En este ámbito, promoveremos iniciativas que sitúen a nuestro sector a la vanguardia en esta materia, tanto en el ámbito de los particulares como en el de las empresas.

La claridad y la transparencia constituyen otro campo en el cual estamos trabajando mucho de un tiempo a esta parte. En los últimos años hemos lanzado iniciativas para simplificar el lenguaje de los seguros (Seguros de entendernos), familiarizar a la gente con las prestaciones que le ofrecen los seguros (Tus Coberturas) y ayudar a diferenciar los distintos productos de ahorro que ofrecemos (Ahorrar da mucha vida). En tercer lugar nos hemos fijado como meta mostrar al seguro como una salida laboral atractiva. Entre nuestras metas está atraer talento hacia esta industria. El año pasado lanzamos la iniciativa Un futuro asegurado, con el fin de poner de manifiesto las oportunidades y ventajas que ofrece el seguro a los profesionales.

 

¿Qué seguros se unen con fuerza a los segmentos de negocio de más peso?

Entre los ramos de No Vida, automóviles – un seguro de contratación obligatoria- continúa siendo el ramo que genera una mayor cantidad de ingresos. No obstante, en los últimos años se percibe cómo otras líneas de negocio evolucionan a tasas superiores y están ganando presencia. Es el caso, especialmente, de los seguros de salud y, en menor medida, de los seguros de multirriesgo. Poco a poco, la tarta de negocio en No Vida se está haciendo más equilibrada.

 

Compartir