colegio Luz Casanova

27 Ene, 2020 | Educación, Colegios, Mejores Centros Educativos 2020 la razon

“El crecimiento personal es tan importante como la formación académica”

 

Elena Martínez Cámara

directora pedagógica del colegio Luz Casanova

 

El colegio Luz Casanova fue fundado en el barrio de Sant Antoni, en Valencia, por la congregación de las Damas Apostólicas del Sagrado Corazón de Jesús. De carácter privado, toma el nombre de la fundadora de la orden. En sus aulas se imparte segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y ESO, y la mayoría de los padres participan activamente en su AMPA.

¿Cuáles son los hitos más importantes en la historia del colegio Luz Casanova de Valencia?

El colegio fue fundado por las religiosas en 1970, a mediados de los años noventa pasó a iniciativa privada, en 2013 se produjo otro cambio de titularidad y en 2018 quedó perfilado el actual equipo titular.

 

¿Qué caracteriza el proyecto educativo del colegio?

La atención a la diversidad, la inclusión educativa y fomentar los valores en los que creemos.

 

¿En que materia y aspectos formativos se hace mayor hincapié?

Aunque estamos muy comprometidos con la formación de todo nuestro alumnado, nos gusta pensar que nos volcamos con los que presentan algún tipo de necesidad especial, en estos casos todo el profesorado se implica de una manera significativa. Creemos que ése es nuestro sello. También insistimos mucho en la trasmisión de valores porque estamos convencidos de que el crecimiento personal de nuestros niños es tan importante como la formación académica, sin descuidar ésta, por supuesto. Asimismo, apostamos por las nuevas metodologías y por ello hemos implantado el método ABN, que ha aumentado significativamente la competencia matemática del alumnado. También damos mucha importancia a la competencia lingüística tanto en las dos lenguas oficiales como en el inglés como primera lengua extranjera. Tenemos un aula de inmersión en ese idioma, un profesor nativo para la ESO y clases de conversación en distintos niveles.

¿En qué se diferencia de otros colegios religiosos?

La principal diferencia es que no somos un colegio religioso. Pero sí mantenemos un ideario cristiano, acorde con los valores de los evangelios, ya que creemos que son valores universales y que son imprescindibles para la formación personal de nuestro alumnado. Tratamos de inculcarles la solidaridad y la necesidad de ayudar al necesitado como parte del legado de nuestra fundadora, haciendo nuestro su lema: “Que por nosotros no quede”. A lo largo del curso llevamos a cabo varias iniciativas solidarias cuya recaudación destinamos siempre a proyectos de ayuda.

 

¿Qué instalaciones lectivas y deportivas ofrecen a los estudiantes? ¿Qué uso se les da en las materias extraescolares?

Nuestro centro consta de cinco plantas y, además de las aulas ordinarias y las de apoyo, contamos con dos patios, uno más grande para los recreos y para la asignatura de educación física, y el segundo, más reducido, es el destinado para los alumnos de infantil. En la planta baja está el salón de actos, que se utiliza como cine, como teatro en extraescolares y para festivales, cursos, charlas… Disponemos además de aulas específicas como las de informática, plástica, inglés, taller y música. Además, tenemos biblioteca y gimnasio. Todas nuestras instalaciones se utilizan tanto en el desarrollo de las clases curriculares como en las extraescolares.

 

Las nuevas tecnologías están cambiando la forma de comunicarnos. ¿Cómo se comunica el colegio con los alumnos y sus padres?

Nosotros somos un colegio muy familiar en el que el trato con los alumnos y sus familias es constante y muy fluido, pero además de la comunicación directa, también tenemos un sistema informático (Esemtia) que posibilita que la información llegue a las casas diariamente, desde si los más pequeños han comido bien en el comedor hasta las faltas de asistencia, información académica, de convivencia… Además, todo el personal del centro tiene un correo electrónico al que las familias se pueden dirigir para hablar sobre cualquier cuestión. Los estudiantes también disponen de una agenda escolar que es un vehículo de comunicación entre padres y madres con el personal del centro y el colegio. También tenemos una web y Facebook, donde las familias pueden encontrar información sobre el colegio y sus actividades.

¿Qué política tienen en cuanto a las tareas para casa?

Nosotros consideramos que las tareas para casa son necesarias, pero no tienen que ser necesariamente lo que llamamos deberes; es decir, los ejercicios del libro de texto que refuerzan el tema que se ha explicado durante la sesión lectiva. Esos ejercicios creemos que deben hacerse en clase ya que es donde está el docente, que tiene que explicar dudas o aclarar lo que no se haya entendido. Además, sabemos que traerlos hechos de casa no garantiza que los hayan asimilado. Dicho esto, lo que es indiscutible es que hay que crear un hábito de trabajo en casa y que hay que fomentar y potenciar que dediquen un tiempo diario a la lectura, al repaso, al estudio, a reforzar el cálculo… Por otro lado, entendemos que las actividades extraescolares complementan la formación de los alumnos (deportes, idiomas, artes…) y que el exceso de tareas para casa les resta tiempo para realizarlas. También se quedan sin tiempo de ocio, de relaciones sociales y familiares…, que son aspectos también muy importantes de la formación de nuestros alumnos.

 

¿Qué proyectos tienen de cara al futuro? ¿Cómo cree que evolucionarán los planes educativos en los próximos años?

Nuestro proyecto de futuro es trabajar para garantizar la formación del alumnado y su desarrollo personal. Queremos conseguir que sean personas responsables, con pensamiento crítico y con los valores necesarios para tomar las decisiones adecuadas en su vida. No sabemos cómo evolucionarán los planes educativos, pero nos gustaría que en el futuro tuvieran más en cuenta la inteligencia emocional y la capacidad de los niños para desarrollar su talento, en vez de trabajar sobre sus limitaciones. De esa manera, convertiríamos los fracasos escolares en triunfos escolares.

Compartir