Colegio Dominicos San Vicente Ferrer

27 Ene, 2020 | Educación, Colegios, Mejores Centros Educativos 2020 la razon

“Existe orgullo de pertenencia al Colegio Dominicos San Vicente Ferrer”

 

Gorka Arrieta

Director de Infantil y Primaria en el Colegio Dominicos San Vicente Ferrer

 

Fundado por el Beato Luis Urbano Lanaspa, la trayectoria educativa del Colegio Dominicos San Vicente Ferrer se inicia en 1941. Este centro educativo es, sin embargo, un colegio de su tiempo que ha sabido adaptarse a la nueva realidad de la sociedad y de las familias, ofreciendo una formación muy personalizada y con gran peso en valores, siempre en el marco de los pilares pedagógicos dominicanos.

¿Sobre qué pilares se asienta el proyecto educativo del colegio Dominicos San Vicente Ferrer?

Como centro católico, ofrecemos una formación basada en los pilares pedagógicos dominicanos. Se inspira en el Evangelio, en el Magisterio de la Iglesia y en nuestro específico carácter de dominicos, haciendo prevalecer en la tarea educativa la visión y el sentido cristiano del hombre y de la historia, respetando siempre la libertad de conciencia. Todo ello enlazado con valores como la solidaridad, el respeto a la diversidad, la fraternidad, que se valore el compañerismo, la ayuda mutua… Y, muy importante, promovemos la búsqueda de la verdad. Queremos que nuestros alumnos sepan pasar del conocimiento de las diversas verdades al conocimiento de la verdad de su ser y su vida. Apostamos por un modelo de Hombre abierto a Dios; abierto a los demás, con respeto, solidaridad y capaz de sentirse hermano; y abierto al mundo, crítico, comprometido y responsable.

¿Y al respecto de la parte académica?

Procuramos aportar las máximas competencias académicas para que nuestros alumnos alcancen su titulación, abrir el camino para una formación universitaria y dotarles de las herramientas necesarias para afrontar los retos que la sociedad les imponga cuando salgan del colegio. Al final, lo importante es dar muchas herramientas al alumno para que pueda utilizarlas en el futuro. El objetivo es dar competencias globales.

 

A nivel educativo, ¿Cuál es el reto?

A nivel educativo el principal reto es el de ajustar la educación a los nuevos tiempos, a las necesidades educativas sociales y tecnológicas de los alumnos; y a las exigencias del mundo laboral. Es un gran reto formales con autonomía personal y profesional, que puedan desenvolverse en un mundo exigente y que, a la vez, sean críticos y tengan un trato humano, porque este es precisamente el que hace que la sociedad siga avanzando, siga progresando.

 

¿La personalización de la educación es otra de las claves del colegio?

Sí. Una atención muy personalizada a todos y cada uno de nuestros 1100 alumnos, de la mano de todos los que formamos la comunidad educativa del Colegio Dominicos San Vicente Ferrer. Somos un equipo muy cohesionado y cercano, que mantiene comunicación diaria y directa con alumnos y padres. Nos conocemos todos, desde quien entra a trabajar a las 6 de la mañana en el colegio hasta quien lo cierra.

A esa atención personalizada contribuye nuestra actividad pastoral. Por este motivo, la unión con nuestros alumnos es mucho más fuerte. Una unión que continua con los años. De hecho, muchos de nuestros catequistas son antiguos alumnos; y el 60% de nuestro profesorado fue también alumno del colegio. También es destacable que en muchos casos el colegio ha formado a varias generaciones de una misma familia: abuelos, hijos y nietos. Existe, sin duda, orgullo de pertenencia al colegio Dominicos San Vicente Ferrer.

Un mismo colegio que se ha ido adaptando a los nuevos tiempos…

Claro. Como todos los colegios religiosos, nos hemos ido adaptando a la realidad de cada momento, pero manteniendo siempre una formación en valores que coincide con la que puede tener la propia religión: ser buena persona, ser solidario, ayudar a los demás, ser críticos con situaciones que no son justas…

Creemos en un modelo de sociedad justa, en la que las diferencias sean cada día menores; solidaria, en la que los grupos marginados disminuyan cada día; libre y liberadora, en la que se reconozcan y respeten los derechos; fraterna, en la que el amor sea el vínculo que une a todos en pos de la consecución del bien común; y pacífica, para que no exista ningún tipo de violencia.

 

¿Un colegio se define y diferencia por su ambiente?

Sí, crear un buen ambiente es fundamental. El respeto y la confianza deben estar siempre encima de la mesa entre profesores, personal no docente, alumnos y familia. En definitiva, todos los miembros de nuestra Comunidad Educativa. Las familias dejan la educación de sus hijos en nuestras manos y nosotros aceptamos esa responsabilidad, pero pidiéndoles que tengan confianza en nosotros a lo largo de los 13 años que sus hijos van a estar en nuestro colegio. Juntos vamos a formar personas con valores humanos para nuestra sociedad y luego la sociedad nos devolverá su buen hacer.

 

Se habla mucho de innovación pedagógica ¿qué opinan al respecto?

La innovación suele asociarse a nuevas ideas que se van implantando, pero innovación es también un proyecto como el del Colegio Dominicos San Vicente Ferrer, afianzado en el tiempo y con éxito, que fue innovador hace ya 19 años, eligiendo por ejemplo, el aprendizaje del alemán como segundo idioma, creando un intercambio con un instituto alemán para alumnos de primero de bachiller. No creemos en implementar innovaciones que duren un año. En nuestro caso, lo innovador es todo el proyecto educativo.

En los últimos años, estamos modernizando y actualizando las instalaciones del centro para que se ajusten a las nuevas necesidades y realidades de nuestras familias.

Compartir