Colegio Alemán de Málaga

27 Ene, 2020 | Educación, Colegios, Mejores Centros Educativos 2020 la razon

“Un alumno del Colegio Alemán de Málaga se siente y se sabe ciudadano del mundo”

 

“Domina las principales lenguas vehiculares del planeta”

 

Elmar Wind

director del Colegio Alemán de Málaga

 

Reconocido por la administración española y alemana, el Colegio Alemán de Málaga lleva décadas preparando con éxito a alumnos de numerosas nacionalidades para la consecución del Bachillerato Alemán Internacional y formándolos en los valores de la cultura europea. Su director, Elmar Wind, nos explica las ventajas de una educación multicultural basada en la excelencia.

El colegio se funda en 1898, ¿cuál es su trayectoria hasta hoy? ¿Cómo han trabajado para adaptarse a los nuevos enfoques educativos?

Desde que se fundara en Málaga capital en 1898, el Colegio Alemán mantuvo desde sus inicios una marcada vocación de colegio de encuentro entre culturas. La Segunda Guerra Mundial supuso su cierre temporal, pero en 1967, con el impulso del entonces cónsul general Juan Hoffmann, el colegio se reabrió en el corazón de la Costa del Sol, cerca de Marbella.

Desde entonces, el colegio ha trabajado incesantemente en la mejora y modernidad de sus enfoques pedagógicos, hasta lograr un gran prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras, con hitos tales como ser en 2008 el primer colegio internacional en recibir la máxima distinción educativa de Alemania, “Colegio de Excelencia”, por su alta calidad educativa; o ser distinguido en 2016 como uno de los tres colegios “TOP” en el mundo por las prestigiosas fundaciones internacionales “Robert Bosch” y “Heidehof”.

 

Hablan de un colegio de encuentro entre culturas ¿en qué sentido?

Como colegio de encuentro, se supera el concepto tradicional de educación bilingüe. El Colegio Alemán imbrica las culturas española y alemana y desarrolla una educación plurilingüe en cuatro idiomas, de forma que sus alumnos, por titulación y capacidad adquiridas, puedan estudiar y desarrollarse profesionalmente de forma privilegiada en ambos países o en cualquier otro lugar del mundo. Un alumno del Colegio Alemán de Málaga se siente y se sabe ciudadano del mundo porque domina las principales lenguas vehiculares del planeta y ha asimilado los valores culturales asociados que cada una de ellas proporciona.

Esta educación entre culturas significa implementar metodologías y enfoques pedagógicos en contextos interculturales puestos al servicio de la consecución de habilidades sociales (empatía, tolerancia, solidaridad…), de la construcción de una personalidad fuerte, autónoma y perseverante, y de la adquisición de competencias (técnicas y metodológicas) para el desarrollo profesional que posibilite abordar retos y problemas desde el pensamiento crítico integral.

¿Qué aspectos despuntan en su modelo pedagógico?

El colegio destaca por su orientación lingüística: nuestros alumnos finalizan el bachillerato con el dominio de cuatro idiomas certificados por las autoridades competentes de cada idioma y acaparan los primeros puestos en las competiciones nacionales e internaciones de debates escolares o European Youth Parliament. Se enriquecen culturalmente con los programas de intercambios individual o de grupo que realizamos con instituciones educativas de Alemania, Portugal, Francia, Italia, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos, etc.

Otro aspecto apreciable de nuestro modelo es el fomento del pensamiento crítico reflexivo como base de nuestro programa educativo: los alumnos aprenden a ser capaces de tomar iniciativas y a gestionar (cooperativa o individualmente) con eficacia cualquier tipo de situación social y problema complejo. Alentamos este pensamiento crítico también fuera del aula, animándoles a participar en diferentes competiciones que impliquen afrontar retos y proyectos de cualquier disciplina musical, artística, deportiva, social o de investigación científica. Los excelentes resultados de nuestros alumnos en las pruebas finales de Bachillerato, conseguidos año tras año, avalan el éxito y las bondades del pensamiento crítico integral.

El colegio mantiene, además, un fuerte compromiso social con la comunidad cercana a través de nuestro programa de proyectos solidarios y ecológicos, en colaboración con numerosas organizaciones no gubernamentales. Cada curso el programa se renueva con una decena de nuevos proyectos.

 

El centro es un colegio privado concertado con el Estado Alemán. En la práctica, ¿qué implica esto?

Supone, en primer lugar, que el colegio debe constituirse como entidad sin ánimo de lucro y, por ello, tanto los recursos económicos propios que genera como las subvenciones recibidas del estado alemán deben destinarse obligatoriamente a la mejora permanente de los recursos humanos y materiales del centro. Esto garantiza infraestructuras de calidad (pabellones deportivos, piscina, laboratorios científicos y de idiomas, aulas insonorizadas en la escuela de música, etc.), o posibilita afrontar nuevos retos, como nuestro actual plan de dinamización digital, uno de los pilares de nuestra formación escolar, que permite desarrollar un verdadero currículo de medios digitales modernos y contribuye al uso crítico, reflexivo y responsable de los mismos por parte de nuestros alumnos.

En segundo lugar, implica mantener una baja ratio de alumnos por clase, que incluye aprendizaje en pequeños grupos y enseñanza en Team Teaching, con el objetivo de desarrollar una atención educativa personalizada para cada alumno y un contacto permanente con las familias.

Por último, y no menos importante, conlleva también estar supeditado a inspecciones periódicas de las autoridades educativas alemanas. En estas evaluaciones, se realiza una completísima auditoría integral de varios días de duración sobre todos los aspectos del proceso educativo: observaciones de clase, programaciones de aula, formación continuada del profesorado, infraestructuras e instalaciones, proyectos y planes de mejora, órganos para la participación democrática activa de la comunidad escolar… El sello de calidad, con el que se reconoce la alta calidad en el ámbito educativo, solo se concede a los colegios que superan con nota esta exigente inspección.

Compartir