Hotel Izán Puerta de Gredos(El Barco de Ávila)

“Cada uno de nuestros hoteles supone una experiencia única”

 

Teófilo Velázquez

Presidente de Izan Hoteles

 

El origen de Izán Hoteles, como el de muchos hoteleros que hicieron de pioneros en el turismo en España, se remonta a los años setenta. Cuenta en su portafolio con siete establecimientos, entre los que destacan: Hotel Izán Cavanna (La Manga del Mar Menor), Hotel Izán Puerta de Gredos (El Barco de Ávila) y Hotel Izán Trujillo (Trujillo, Cáceres). Hoy, con un equipo joven y experimentado que se prepara para el relevo generacional, presume de una oferta muy variada y unos servicios adaptados a las necesidades de sus clientes.

¿Cuál es la propuesta de valor de Izán Hoteles?

Creo que el valor más importante de Izán Hoteles es la experiencia de muchos años, y el paso fundamental que se ha dado para conformar un equipo joven en las oficinas centrales y en los hoteles. Por su nivel de formación, están preparados para gestionar distintas tipologías de hoteles, teniendo en cuenta los servicios tan dispares de cada departamento y la singularidad de los distintos establecimientos que tenemos, con hoteles urbanos, de playa, de naturaleza e históricos. Algo muy relevante también en Izán Hoteles es la fidelización de clientes, con porcentajes muy atractivos para los distintos establecimientos. Al tratarse de una cadena pequeña y con hoteles tan diferentes, tenemos muy personalizados los servicios, y estamos muy pendientes de lo que demandan los clientes.

 

¿Cómo empezó su trayectoria Izán Hoteles?

Buena parte de los hoteleros que nos hemos dedicado al turismo en España empezamos en los años setenta. En aquella época gestionaba con otros socios varias residencias hostales en distintas zonas turísticas, hasta que adquirimos el primer hotel en propiedad en la Costa del Sol en 1974. A partir de ahí se fueron incorporando otros establecimientos, en principio apoyados por la agencia de viajes que tuvimos hasta los años noventa, que ayudaba a ocupar los hoteles.

 

¿Con cuántos hoteles cuenta en la actualidad?

En la actualidad tenemos seis hoteles en propiedad de distinta tipología. Cada uno supone una experiencia única y nuestro equipo sabe manejarse perfectamente a la hora de establecer y ofrecer los servicios tan variados que requieren. Tenemos un hotel de playa en la Manga del Mar Menor, el Cavanna, con 393 habitaciones. En Trujillo apostamos por un antiguo convento del siglo XVI que se convirtió en hotel, igual que hicimos con el Palacio de Oquendo, en Cáceres. Del periodo de la Ilustración, y en plena naturaleza a los pies de la Sierra de Gredos, tenemos el palacete Puerta de Gredos, en el Barco de Ávila. Los dos hoteles urbanos de Madrid, en la actualidad, los tenemos alquilados, uno en Madrid ciudad, Las Tablas, y el otro en Soto del Real, que es el único de tres estrellas, el resto tienen cuatro. Además, gestionamos la comercialización de un hotel en Bruselas.

Hotel Izán Cavanna(La Manga del Mar Menor-MURCIA)

¿Por qué esos emplazamientos?

A comienzos de 2000 fue un momento de optimismo económico y buenos resultados, y apostamos por lo vacacional. También se estaban construyendo muchos hoteles urbanos, pero era porque existía una necesidad del mercado, y decidimos entrar en ese segmento. Y ya a partir de 2007, por el atractivo especial de lo histórico y por nuestro interés en tener una oferta más boutique, donde pudiéramos celebrar eventos, compramos el hotel de Trujillo, el Palacio de Oquendo y el Puerta de Gredos, que se rehabilitó totalmente.

 

¿Qué instalaciones y servicios ofrecen a los clientes?

Procuramos que nuestra marca esté basada en la calidad y en el cuidado del bienestar y los detalles, porque no somos grandes y podemos personalizar mucho los servicios, para que el cliente tenga una estancia satisfactoria. Son fundamentales la limpieza y la cocina. En la Manga del Mar Menor, seguimos siendo el único hotel con escuela de vela propia, Cavanna Wind. Nuestros clientes pueden disfrutar en los establecimientos Izán de wifi gratis, centro de estética y belleza, ludoteca infantil, animación vacacional para adultos y niños, pistas polideportivas, spa, amplios salones y espacios verdes para celebrar cualquier tipo de evento, restaurantes, huerto propio, alquiler de bicicletas y la última incorporación de instalación sostenible con los cargadores Tesla para vehículos eléctricos.

Hotel Izán Trujillo(Trujillo-Cáceres)

¿Los detalles son importantes para diferenciarse?

Sin duda, y por eso, como decía, tenemos una clientela muy fiel. Porque se ha procurado tener una buena cocina, que hoy en día es fundamental, y el cliente lo mira con lupa. Y yo creo que el equipo ya, por inercia, al tener hoteles de distinta tipología, lo cuida mucho. El equipo es fundamental.

 

¿Tienen en cuenta las opiniones de sus clientes?

Hoy en día, vas a cualquier establecimiento y ves que el boca a boca funciona muchísimo. Las redes sociales y las opiniones de los clientes nos orientan perfectamente sobre cómo les atendemos y los detalles que debemos mejorar. Nuestros empleados son conscientes de la importancia de su trabajo, y organizamos seminarios y cursos para mentalizarles sobre la atención al cliente, que es fundamental. Creo que en esa línea somos bastante punteros. Estamos innovando constantemente en todos los aspectos, porque lo fundamental es dar un servicio muy completo.

 

¿Cuáles son los retos de futuro de Izán Hoteles?

En la actualidad, seguimos gestionando la comercialización de un hotel en Bruselas, pero parece que el futuro de nuestro grupo se dirige más a lo vacacional y urbano en España. Como empresa familiar, antes de pensar en la expansión, hemos tenido en cuenta la configuración y consolidación de un equipo muy capaz, y lo hemos conseguido. Entre ellos, se ha incorporado mi hijo, para sucederme y dar un futuro a la empresa. La formación y la experiencia del equipo es fantástica, y hemos conseguido por otra parte fidelizar un buen nicho de mercado. Nuestros clientes nos están cuidando todo el año, hasta en los hoteles más difíciles de llenar, y nuestra apuesta consiste en crecer en dos segmentos: urbano y vacacional. El plan es muy selectivo. La idea es crecer mediante gestión o alquiler, dando garantías a los propietarios, porque la propiedad va más lenta y es más difícil.

Compartir