“Somos un conector entre los productores de papel y cartón y los fabricantes de envases y embalajes”

 

Lucas Rubio

socio fundador y director de Sierra Paper

 

El objetivo de Sierra Paper, empresa creada en 2015 por varios socios con amplia experiencia en comercio internacional, es ofrecer al cliente final el mejor papel en relación calidad-precio, ajustado a cada necesidad concreta: el papel más adecuado para cada tipología de producto.

¿Sierra Paper es una empresa básicamente comercializadora? ¿A qué perfil de clientes se orientan?

Sí, desde 2015 Sierra Paper se dedica a la comercialización de papel y cartón para la fabricación de envases y embalajes. Nuestros clientes son, por una parte, los corrugadores, esto es, las empresas que fabrican las conocidas cajas marrones de embalaje; por otra, los impresores, que son los que están especializados en la fabricación de cajas de medicamentos o de cereales, entre otros muchos productos; y también los fabricantes de bolsas de papel, así como  fabricantes de sacos para productos como cementos, harinas industriales,…

 

El cliente es muy diverso… ¿Cómo le aportan valor desde su especialización?

Desde múltiples frentes.  Para nosotros es tan cliente un proveedor como un cliente final propiamente dicho, el que necesita el papel o el cartón, por lo que nuestra visión es ayudar a ambos a optimizar sus operaciones: al proveedor, colocando parte de su producción en nuevos clientes y mercados; al cliente, ofreciéndole el papel más adecuado a sus necesidades de producto, que no siempre es el más caro. No es lo mismo una caja para transportar bolsas de snacks, que una caja para uso industrial que soportará mucho peso, o que una caja para frutas que estará en ambientes refrigerados y con una alta humedad. Se trata, por tanto, de tener claro el uso del producto final para, a partir de ahí, proponer el papel idóneo en relación calidad-precio-necesidades. Como tenemos una base muy extensa de clientes y proveedores, podemos casar cada producto de cada proveedor con la necesidad exacta de cada cliente. Sierra Paper conecta al productor con el cliente final,  procurando que el cliente final obtenga el cartón o papel que realmente necesita, el más adecuado para cada producto final.

En base a nuestro compromiso con el medio ambiente, solo comercializamos cartón y papel provenientes de fabricantes con certificado FSC.

¿En qué mercados se mueven?

Apostamos por países emergentes y en desarrollo, que es donde vemos mayor potencial de crecimiento en los próximos años. Nuestro objetivo es llegar a las 100.000 toneladas anuales en tres años.

Nuestra base de proveedores es fundamentalmente europea y nuestros mercados están en Oriente Medio, África, Sudeste Asiático y Latinoamérica. Cada año incorporamos nuevos mercados y nuevos proveedores.

 

¿Eso es lo que les ha permitido crecer desde 2015 y posicionarse muy rápido en su sector?

Efectivamente. Nuestro mayor logro es el crecimiento sostenido que mantenemos desde nuestra fundación, siempre por encima del 50%, que nos ha colocado en un plazo muy corto de tiempo en el mapa del trading de papel internacional y que nos ha llevado a ser incluidos en el ranking de las 1.000 empresas europeas con mayor crecimiento desde 2015.

Buscamos la mayor flexibilidad estructural posible para poder adaptarnos rápidamente a los cambios del entorno. Por este motivo, tenemos una oficina principal en Madrid y trabajamos con una red de comercializadores locales mediante acuerdos de representación.

Compartir