Maxahonda y Castellano

11 May, 2021 | La Semana del Seguro ABC 2021, Seguros, Correduria seguros

“Ofrecemos un trato personal, directo y específico para dar soluciones a cada problema”

 

Fernando Castellano

socio de Maxahonda y Castellano

 

Maxahonda y Castellano, S.L. es una agencia de seguros con treinta años de experiencia en el sector y especializada en los productos de AXA. Para conocerla con más detalle, hablamos con uno de sus socios fundadores, Fernando Castellano.

¿Cuáles son los orígenes de la empresa?

El origen de la agencia se sitúa en 1991, cuando arrancamos partiendo de cero para ir evolucionando y creciendo año tras año, si bien en los últimos seis hemos vivido un cambio significativo en cuanto al volumen de facturación y a la estructura organizativa fruto de varias fusiones con otras agencias de la misma AXA.

 

¿Cuál es la estructura de la oficina?

En la agencia disponemos de tres oficinas para la atención de los clientes, la gestión administrativa y el apoyo a un grupo de colaboradores comerciales. En total somos un grupo de ocho personas, cuatro socios y cuatro empleados. Cada uno está especializado en diferentes ámbitos profesionales con el objetivo de ofrecer el mejor servicio a los clientes y colaboradores, más de una docena, en cada una de nuestras zonas. 

 

¿Qué zona geográfica cubren desde la empresa?

Disponemos de tres oficinas puerta de calle en Avenida de La Peseta (Madrid), calle Doctor Calero (Majadahonda) y calle Mónaco (las Rozas). Eso hace que, aunque tenemos clientes en todo el territorio nacional, el grueso de nuestra clientela se encuentre en la Comunidad de Madrid y, de una forma más concentrada, en la zona noroeste de la Comunidad.

 

¿A qué perfil responden sus clientes?

El perfil principal de nuestros clientes son particulares y pequeña y mediana empresa, muy en consonancia a la oferta de AXA.

¿Cuál es la oferta que proponen al mercado en materia de seguros?

Creemos firmemente en nuestra experiencia como gestores de riesgos. Conocemos a nuestros clientes, sus vidas y lo que más les importa y preocupa. Ofrecemos un trato personal, directo y específico dando soluciones a cada problema. Hoy, el perfil de la persona que se dirige a una oficina de seguros es diferente al de hace una década o dos y nosotros también hemos cambiado. Utilizamos mejores herramientas, productos más sofisticados sin perder el lado humano que ofrece una relación directa y personal. Ese es nuestro signo diferencial. Al ser una Agencia exclusiva de AXA, nuestra oferta comercial es un espejo lógico de la oferta de la compañía: somos generalistas con un oferta de productos para particulares y empresas, automóvil, multirriesgos, vida… pero con un peso muy significativo en ramos como salud, daños empresas, vida e inversiones.

 

¿Qué les llevó a apostar por AXA?

Apostamos por AXA desde un principio. Mejor dicho, nacimos en el sector dentro de esta compañía por su apoyo inicial tanto comercial como financiero, algo indispensable en los orígenes de esta actividad. Después de tantos años hemos trabajado con mucha gente en AXA con los que incluso se han establecido lazos de amistad fuera del ámbito profesional. En definitiva, después de tres décadas, es nuestra casa.

 

¿Cómo ha afrontado la empresa esta pandemia?

Desde el primer momento de la pandemia fuimos declarados servicio esencial y como tal hemos estado siempre al pie del cañón atendiendo a nuestros clientes en remoto, cuando fue necesario, y presencialmente en cuanto pudimos. Como es lógico, hemos adoptado todas las medidas de seguridad (pantallas, geles, desinfecciones…) para garantizar la seguridad de nuestros empleados y el servicio a los clientes.

 

¿Cuáles son los retos que tiene por delante la oficina?

Hace unos años, cuando tomamos la decisión de unirnos, el motivo principal era la creencia que el volumen era fundamental para afrontar el futuro. Es primordial tener o desarrollar una estructura que te permita competir con otros actores en la mediación y esto solo se consigue dimensionando la agencia. Nuestro principal reto es consolidarnos, avanzar y crecer, porque tenemos la firme convicción de que lo que hacemos merece la pena.

Compartir