Grupo Ergonomía y Ciencia Cognitiva

27 Sep, 2018 | I+D+i, Investigación y desarrollo septiembre 2018

“El diseño innovador debe hacerse pensando en las personas que utilizarán los productos”

 

José Juan Cañas

Catedrático de la Universidad de Granada. Director del grupo Ergonomía y Ciencia Cognitiva de la UGR

 

El Grupo de Ergonomía Cognitiva (GEC) se crea en la Universidad de Granada a principios de los 90 con el objetivo de aplicar el conocimiento sobre factores humanos y ergonomía a la solución de problemas de diseño de puestos de trabajo e interacción persona-máquina. Su objetivo fundamental ha sido el de poner el conocimiento académico al servicio de problemas prácticos de la industria y de la sociedad en general.

 

¿Qué debe entenderse por ergonomía? ¿Qué objetivos persigue?

La ergonomía o los factores humanos, como es más frecuente llamarla en los ambientes anglosajones, es una disciplina científica que estudia la interacción del ser humano con los elementos del ambiente. La ergonomía busca que el diseño de la tecnología y de los puestos de trabajo estén adaptados a las necesidades y características del ser humano. Sus objetivos son la eficiencia, la eficacia, la satisfacción y la seguridad del ser humano.

 

¿Qué líneas de investigación tienen en ese campo?

Formado por doctorandos y por doctores con experiencia profesional en factores humanos y ergonomía, el GEC tiene dos líneas de trabajo. En el área de “Diseño e innovación tecnológica”, se trabaja para que el diseño innovador se haga realmente pensando en las personas que utilizarán los productos tecnológicos. En los proyectos de I+D+i en el área de los “Factores humanos en el diseño de los lugares de trabajo”, se interviene para garantizar la eficiencia, la efectividad y la seguridad de los trabajadores y los sistemas industriales.

 

¿Dónde se realizan esas investigaciones?

La investigación básica se realiza en el laboratorio de Ergonomía Cognitiva del “Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento” de la Universidad de Granada (http://cimcyc.ugr.es/), donde se dispone de simuladores de los ambientes en los que se trabaja en los proyectos industriales y se cuenta con equipos de registros de conducta y de índices psico-fisiológicos.

La investigación aplicada se lleva a cabo en los ambientes reales o en simuladores de alta resolución que están disponibles en la industria o en los centros de investigación con los que el GEC colabora. Por ejemplo, en el trabajo que realizamos actualmente sobre Control del Tráfico Aéreo, se usan los simuladores de “CRIDA: Centro de Referencia de

Investigación, Desarrollo e Innovación ATM A.I.E.” (http://crida.es/webcrida/), con el que, con el patrocinio de Enaire, el GEC colabora  en el desarrollo de un modelo psicológico de la carga mental soportada por los controladores aéreos en el ejercicio de su tarea de control.

 

“La introducción de sistemas automáticos en la actividad humana debe contribuir al bienestar”

¿Qué persigue ese trabajo?

El objetivo es desarrollar un modelo psicológico del controlador que permita medir y predecir la carga mental y la fatiga que soportan esos profesionales en el desarrollo de su tarea. El modelo debe servir para abordar muchos problemas que el controlador aéreo tendrá en el futuro cercano. Por ejemplo, el acelerado proceso de automatización de la tarea de control plantea grandes preguntas sobre cómo, cuándo y hasta qué punto se deben automatizar las funciones que antes estaban asignadas al controlador para mantener la eficacia, la eficiencia y, sobre todo, la seguridad, evitando los posibles efectos psicológicos negativos de la automatización.

 

La transferencia de conocimiento es clave…

Sí y ha marcado la trayectoria de nuestro grupo. El GEC ha desarrollado su actividad de transferencia de investigación mediante proyectos nacionales e internacionales y contratos con empresas TIC, como Telefónica y Vodafone; empresas de investigación del automóvil, como CIDAUT o CETAG; centros de I+D+i en ATM, como CRIDA; centros dependientes del Ministerio de Defensa, como el MADOC; o del Ministerio de Asuntos Sociales, como el INSERSO.

 

Además de su labor de investigación ¿El GEC imparte docencia?

El GEC imparte docencia de Ergonomía en el Grado de Psicología y en cursos de Másteres, entre los que cabe destacar el Máster de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Granada, del que he sido coordinador. También he impartido conferencias y cursos en  centros nacionales e internacionales (Royal Institute of Technology, Estocolmo; Universidad de Linköping, Suecia; Vrije Universeit, Amsterdam; Laboratoire des Usages en Technologies d’information Numériques, Paris; etc.)

¿Qué destacaría de la producción científica del grupo?

Desde su fundación, el Grupo ha publicado más de 120 artículos científicos en revistas nacionales e internacionales de impacto y 6 libros, el último de los cuales ha sido “Designing for Life: A Human Perspective on Technology Development”,  en colaboración con los investigadores finlandeses Pertti Saariluoma y Jaana Lekias. Además ha participado y participa en la organización de congresos,  conferencias y seminarios  sobre ergonomía y factores humanos. Entre ellos, destaca el Seminario Safetygranada, en colaboración con la empresa Ergotec (http://www.ergotec.es/), en el que expertos en seguridad industrial de las áreas de la energía, el transporte y la seguridad del paciente participan en discusiones sobre los retos que la seguridad industrial plantea.

 

¿Qué reconocimientos se han ganado?

El trabajo del GEC ha sido reconocido con la participación en la dirección de asociaciones científicas y profesionales nacionales e internacionales. Por ejemplo, yo he sido miembro de los comités ejecutivos de la “European Association of Cognitive Ergonomics” y de la “Asociación Interacción Persona-Ordenador”, además de Presidente de la División 14 de la “International Association of Applied Psychology”.

 

Sobre la base del camino recorrido ¿Qué planes les mueven a futuro?

El plan de trabajo a corto y medio plazo será el de seguir con la investigación sobre los problemas de carga mental de trabajo y fatiga mental en la actividad humana. El objetivo es que la continua introducción de sistemas automáticos en la actividad humana contribuya realmente al bienestar, evitando sus posibles consecuencias negativas en términos de riesgos y accidentes.

Compartir