Unidad de cirugía articular de la Clínica Santa Elena

11 Feb, 2019 | Investigación & Desarrollo enero 2019 ABC, Salud, Traumatología

“Podemos emplear la cirugía regenerativa con células madre en cualquier articulación”

 

Dr. Zacarías Galo

jefe de la unidad de cirugía articular de la Clínica Santa Elena

 

 

 

El Dr. Zacarías Galo Sánchez es un cirujano dedicado a la cirugía articular y auto-regenerativa mediante el uso de células madre, una técnica que ofrece unos excelentes resultados. Hablamos con él en su consulta de la Clínica Santa Elena de Madrid, cuya unidad de cirugía dirige.

¿En qué consiste la cirugía articular auto-regenerativa?

Se trata de una técnica quirúrgica para tratar patologías articulares que logra mejoras en prácticamente el 100% de los casos. Para ello recurrimos al uso de células madre obtenidas del propio paciente.

 

¿De qué forma?

Le pondré un ejemplo que nos encontramos con frecuencia, el de un paciente con una lesión degenerativa en una articulación. En esos casos hacemos una artroplastia sin colocar una prótesis y se limpia y prepara toda la zona. El siguiente paso es realizar una miniliposucción del abdomen del paciente para extraer células madre mesenquimales, que ofrecen un excelente poder de regeneración.

 

¿Qué ventajas aporta recurrir a esta técnica?

Además de los buenos resultados, que al fin y al cabo es lo que perseguimos siempre, la medicina regenerativa hace que las intervenciones sean mucho menos agresivas. A eso hay que añadir que se trata de una práctica que favorece la capacidad regenerativa del cuerpo y que logra evitar el uso de prótesis en muchas ocasiones.

¿Se puede utilizar en cualquier articulación?

Sí, hoy en día podemos emplear la cirugía regenerativa en cualquier articulación. De hecho, en nuestra consulta la empleamos en rodilla, cadera u hombro, que son las articulaciones que todo el mundo puede pensar que se tratan más, pero también en dedos, carpo, tobillo, columna vertebral etc.., puesto que su eficacia es muy alta. También es cierto que aunque todas estas articulaciones, pueden tratarse mediante otras técnicas, la medicina regenerativa es seguramente la mejor alternativa ya hoy en día.

¿Está indicada para todo tipo de pacientes?

Como suele decirse, el café para todos no funciona. Es necesario seleccionar bien el paciente y estudiar su caso para ver la mejora que podemos lograr. Lo que sí podemos decir es que no existe limitaciones en función de la edad, ni el estado físico ni la actividad del paciente. Hoy podemos recurrir a esta técnica para reducir notablemente el dolor y mejorar el rendimiento de la articulación. Y hacerlo, además, con la garantía total de biocompatibilidad, puesto que el material celular que se emplea es autólogo, es decir, del propio paciente.

 

¿El uso de células madre mesenquimales supone un paso más allá del plasma rico en factores de crecimiento?

Representa un paso de gigante. Los factores e crecimiento, tienen, entre sus efectos, uno de llamada a las células madre locales, cuya población ha ido disminuyendo paulatinamente con la edad. La técnica que uso yo, coloca en la zona lesionada gran cantidad de células madre mesenquimales (de 30 a 60 millones). Además en el material a infiltrar, también hay una gran densidad de factores de crecimiento, que también ayudan a reclutar a las células madre locales.

 

¿Son técnicas complementarias?

Tanto el plasma rico en plaquetas como las células mesenquimales son técnicas fundamentales para el desarrollo y la práctica de la medicina regenerativa en la cirugía ortopédica y articular. Hay diferencias entre ellas, comenzando por el origen de cada principio, El plasma enriquecido se obtiene a partir de la sangre del paciente centrifugada y es muy eficaz para facilitar la cicatrización y reducir la inflamación de los tejidos dañados; las células mesenquimales las obtenemos de la grasa del abdomen y ofrecen un enorme poder de regeneración de los tejidos. Hay que utilizar una u otra en función de cada caso.

¿El futuro de la especialidad pasa por las células madre?

Estoy convencido de ello, puesto que aún estamos en mantillas al trabajar con ellas. Si me permite el símil, estamos matando moscas a cañonazos. Y sí, acabamos con las moscas, pero con el tiempo aprenderemos a ser más eficaces y a utilizar un solo disparo láser que acierte en el ojo de la mosca. A medida que la ciencia vaya afinando, los resultados serán aún mejores y lograremos un efecto doble: por un lado, los mejores resultados para los pacientes; por otro, reducir el coste que tienen algunos de los tratamientos actuales para el sistema sanitario.

 

Y ahí estará el Dr. Galo Sánchez…

Si algo me sabe mal de tener la edad de jubilación cada vez más próxima es que me perderé esos avances que van a llegar a medio plazo y que serán apasionantes. La ciencia médica se beneficia de la evolución de la tecnología y a diario se ven nuevas ideas que mejoran los resultados y que plantean a los profesionales de la medicina un reto espectacular. Yo quiero disfrutarlo mientras pueda para que los pacientes se beneficien de mi experiencia y de esos avances e innovaciones. 

Clinica Santa Elena

Tel. 606880400

www.doctorgalosanchez.com

UN PROFESIONAL CON EXPERIENCIA

El doctor Zacarías Galo Sánchez es jefe de la Unidad de Cirugía Articular y Auto-regenerativa de la Clínica Santa Elena de Madrid. Licenciado en medicina y cirugía por la UAM, es también oficial médico del cuerpo de sanidad del Ejército del Aire, especialista en medicina aeronáutica y en logística aérea sanitaria (él fue el encargado de repatriar al primer misionero infectado por ébola desde Africa). A lo largo de su carrera militar ha participado en diversas misiones internacionales. Ya en la reserva, el Dr. Galo Sánchez se centra en la práctica privada de la cirugía articular.

Compartir