“Queremos que las pacientes tengan un papel protagonista en AECIMA”

 

COMITÉ EJECUTIVO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE CIRUJANOS DE LA MAMA (AECIMA)

 

La Asociación Española de Cirujanos de la Mama (AECIMA) es una asociación científica que busca mejorar la formación de especialistas (cirujanos, ginecólogos, plásticos, etc.) en cirugía y patología mamaria. Para conocer su labor con más detalle, hablamos con los doctores Ricardo Pardo García (Presidente), Mar Vernet Tomas (Vicepresidenta) Rogelio Andrés-Luna Bureo (Secretario General)

¿Cuándo y con qué finalidad nació AECIMA?

R.P.: AECIMA nace en el año 2010 cuando un grupo de cirujanos y ginecólogos con especial dedicación a la cirugía de la mama coincidieron en notar la ausencia en nuestro país de un cauce donde aprender y desarrollar la especialidad. Con 33.000 mujeres en España diagnosticadas de cáncer de mama cada año y una cirugía cada vez más especializada y compleja, desde AECIMA creemos que ésta sólo debe ser realizada por cirujanos entrenados y con una formación idónea.

 

¿Cuántos profesionales forman parte de la asociación?

R.P.: En el momento actual son más de 250 cirujano generales, ginecólogos y cirujanos plásticos los que forma parte de la Asociación.

 

¿Qué ventajas tiene asociarse a AECIMA?

R.A.: AECIMA es una asociación abierta a todos los especialistas que se dedican a la cirugía de la mama, ya sean cirujanos generales, ginecólogos o cirujanos plásticos. Cuando te haces socio de AECIMA entras a formar parte de un grupo de profesionales que intercambia sus experiencias para promover el desarrollo e investigación en todos los ámbitos de la cirugía mamaria, haciendo especial hincapié en la cirugía oncológica.

R.A.: La Asociación organiza una reunión anual que congrega profesionales de diferentes especialidades con el objetivo de actualizar sus conocimientos y mejorar los resultados. Este año, en el congreso de Valencia, será presentada la nueva web, donde los socios podrán plantear cuestiones relacionadas con su práctica clínica. Con esta iniciativa queremos fomentar la colaboración entre cirujanos de mama y promover el desarrollo de trabajos multicéntricos. En la web, el socio podrá consultar trabajos presentados en anteriores congresos y protocolos  de actuación adaptados a nuestro ámbito.

 

¿Qué relación tiene AECIMA con las pacientes?

M.V.: Queremos que las pacientes tengan un papel protagonista en AECIMA. En medicina, vivimos la era de la decisión compartida con los pacientes: el médico está para servir y ayudar a los pacientes, nada de lo que hace tiene sentido si no se alcanzan los objetivos de curación y calidad de vida que el paciente desea. AECIMA quiere ser el buque insignia de la decisión compartida con las pacientes en la cirugía de mama, ellas son las que tienen que juzgar si los avances que hacemos en este campo cubren o no sus expectativas.

M.V.: Actualmente tenemos en la web la posibilidad de que las pacientes nos hagan preguntas y cirujanos expertos de nuestra junta contestan sus dudas y observaciones. Contaremos con las pacientes para desarrollar guías clínicas y ensayos de investigación cuyos objetivos sean los que la sociedad en general y los pacientes en particular esperan de los profesionales dedicados a la cirugía de mama.

 

¿Consideran que existe suficiente y adecuada información entre la población sobre las patologías mamarias y en especial sobre el cáncer de mama?

M.V.: Creemos que la información le llega a la población de forma heterogénea. En general está muy bien informada de algunos aspectos, como el cribado mamográfico, pero no por ejemplo de la manera óptima de tratar el cáncer de mama. Es importante acudir a un centro que no sólo cuente con un equipo multidisciplinar de patología mamaria, también debe disponer de un equipo quirúrgico con especial dedicación a esta patología y que trate un número de casos anuales suficientes para considerarse realmente experto.

 

¿Qué papel juega AECIMA en la Formación de Cirujanos de Mama?

R.A.: La formación es el principal pilar que sostiene AECIMA. Queremos un cirujano de mama versátil que domine el mayor número de técnicas para responder las expectativas de la paciente. Los cursos de formación en cirugía mamaria son escasos y sus precios elevados. Uno de nuestros objetivos es estimular los centros con experiencia para organizar cursos a precios asequibles.

R.A.: La cirugía mamaria ha evolucionado muchísimo en los últimos años, queremos que los socios estén a la vanguardia y por eso es fundamental apostar por una buena formación: una formación en cirugía conservadora en donde las técnicas oncoplásticas han irrumpido con fuerza añadiendo al control locoregional de la enfermedad con buenos resultados cosméticos, en reconstrucción mamaria donde la llegada de nuevos materiales han permitido obtener excelentes resultados no solo desde el punto de vista estético sino también funcional, o en ecografía, una herramienta indispensable para el cirujano de mama sobretodo en la extirpación de algunas lesiones impalpables.

R.A.: No podemos olvidar la importancia de adquirir conocimientos de otras especialidades como Oncología, Anatomía Patológica, Radioterapia Oncológica, Genética, Radiología y Medicina Nuclear, con implicaciones a tener en cuenta a la hora de seleccionar la opción quirúrgica que más favorece a la paciente.

 

¿Y la divulgación de conocimientos?

M V: Desde AECIMA queremos divulgar toda la información relativa a la patología mamaria, para que las pacientes sepan qué deben exigir al equipo que las trate. Tal como hemos mencionado antes, estamos abiertos a los pacientes y a la sociedad en general para compartir información de forma bidireccional. El objetivo común será crear las condiciones para que todo el país disponga de equipos quirúrgicos de gran calidad dedicados a la patología mamaria.

 

¿Qué novedades se tratarán en Valencia?

R.A: En todos los congresos intentamos introducir novedades. Lo hicimos hace dos años en Madrid con los cursos precongreso y volvimos a hacerlo el año pasado en Oporto organizando por primera vez fuera de nuestras fronteras, la I Reunión Ibérica de Cirugía Mamaria. Este año, de la mano de su organizador, el Dr. Carlos Fuster, queremos introducir en Valencia un formato diferente, más interactivo y que permita al congresista involucrarse en la discusión de los temas. El congreso abrirá con una conferencia en la que pretendemos trazar un camino para reconocer la cirugía mamaria como una nueva especialidad médica, algo que ya ocurre en países como Inglaterra. Existen temas que están en constante evolución y que son abordados año tras año, es el caso de uno de nuestros caballos de batalla, la reconstrucción en pacientes sometidas a radioterapia o la cada vez más frecuente, cirugía de reducción de riesgo.

R.A.: Trataremos la cuestión de cómo abordar quirúrgicamente aquellos tumores que desaparecen después de la quimioterapia. Serán presentadas las últimas novedades en relación a la radioterapia preoperatoria, el impacto de las plataformas genéticas en nuestras decisiones terapéuticas y la ampliación de nuevos horizontes en cirugía conservadora. Por último hablaremos de un tema que preocupa directamente a pacientes con implantes mamarios, el Linfoma Anaplásico de Células Grandes, un problema reciente con muchas incertidumbres y sobre el cual queremos arrojar alguna luz. Para todo ello contaremos este año con la participación de invitados de prestigio llegados de Holanda, Inglaterra, Portugal y diferentes puntos de España.

 

¿Cuáles son los retos de futuro de la asociación?

R.P.: El mayor reto de AECIMA será hacer los esfuerzos oportunos para que la actividad de la cirugía mamaria sea encuadrada en un Área de Capacitación Especifica por el Ministerio de Educación para darle a esta especialidad quirúrgica la importancia que merece.

Compartir