Exafan

5 Oct, 2020 | I+D+i octubre 2020 ABC, ganaderia

“La revolución del sector agropecuario”

 

Juan Pascual

Propietario y fundador de Exafan

 

En 1987, Juan Pascual, aprovechando sus conocimientos en electrónica, decidió fundar Exafan, una empresa familiar dedicada a la automatización de los procesos ganaderos que hasta entonces se hacían de manera manual. Hoy, es una compañía de soluciones globales para la ganadería única en España, sirve a 74 países con una de las mayores gamas de productos del sector, con el departamento de I+D como pilar y el servicio y la proximidad como buque insignia. Y todo ello con capital 100% español. Conversamos con Juan Pascual, propietario y fundador de Exafan.

Muchas veces no pensamos que todo lo que llega a nuestro plato se ha tenido que criar y cuidar…

La mayoría de las veces, pero es un trabajo intenso y diario. Nuestra idea cuando empezamos era facilitar el trabajo de los ganaderos automatizando muchos de los procesos que hasta entonces se hacían de forma manual. Al principio se buscaba solo aumentar el rendimiento, pero ahora también se busca aumentar el bienestar animal. Buscamos que las granjas sean más eficientes, pero también que los animales tengan una buena vida, que la granja sea menos contaminante, que emita menos gases de efecto invernadero… La mentalidad ha cambiado, ya que ahora no solo se busca producir más, sino que se busca producir mejor.

 

¿Vuestras soluciones abarcan todo el equipo necesario para las explotaciones agropecuarias?

Sí. Exafan es la empresa con más referencias propias de productos para la ganadería. Nuestros proyectos empiezan por el departamento de Ingeniería, que hace el proyecto completo de la granja. Piensa que cada una es distinta, por lo que muchas veces debemos implementar soluciones que no tenemos o que, incluso, no están en el mercado. Por este motivo, ese proyecto pasa al departamento de I+D y se desarrollan todos los productos necesarios o se adaptan los que ya tenemos. A partir de ahí, empezamos la construcción y entregamos la granja terminada.

 

Lo que serían proyectos llave en mano, ¿verdad?

Correcto. Somos el número 1 en proyectos de granja llave en mano, de hecho, el 90% de los encargos que recibimos son de este tipo. Teniendo el terreno nivelado, en 4 meses entregamos una granja de pollos, y en 12, una de cerdos.

Pero ahí no termina el trabajo, ya que también estamos muy orgullosos de nuestro servicio técnico postventa 24/365 que soluciona cualquier problema que pueda haber en el menor tiempo posible.

Entiendo…

Además, cada uno de los productos que creamos, después también los comercializamos como productos sueltos que llegan a más de 70 países en todo el mundo. Y quisiera añadir que nuestro departamento de I+D ha recibido numerosos premios del sector.

El hecho que un tanto por ciento tan elevado de productos que instalamos en una granja haya salido de nuestro I+D es algo que también hace confiar a nuestros clientes, ya que son productos que conocemos perfectamente y que cualquier problema que pueda haber no encontrarán a nadie mejor para solucionarlo.

 

Sois una empresa 100% española y con capital español, ¿es difícil luchar contra las grandes multinacionales?

Es muy complicado. Piensa que en España somos los más grandes y líderes del sector, pero en la liga en la que jugamos, es decir, en el mercado internacional, estamos muy bien situados, pero somos de los más pequeños. Si ganamos proyectos es por la calidad de nuestro producto y de nuestro servicio, algo a lo que no vamos a renunciar. No vamos a entrar en una guerra de precios si eso repercute en la calidad de lo que hacemos.

 

¿Esto es lo que os diferencia de otras empresas del sector?

Sí, pero hay otra cosa que creo que también es fundamental, y es la capacidad para adaptarnos a las necesidades específicas de cada cliente. Las empresas que son muy grandes están mucho más estandarizadas, nosotros modificamos todos los productos y los procesos según se requiera en cada caso. Si piden características que nuestros productos no tienen, les damos una solución. Además, no lo hacemos solos, sino que queremos que los ganaderos nos acompañen en este proceso, porque son ellos los que realmente saben lo que necesitan y lo que les funciona y lo que no.

Por otro lado, aun teniendo proyectos en todo el mundo, somos una empresa cercana y familiar. Los clientes saben quién soy, me ponen cara, y eso da confianza. Somos una empresa solvente, con una larga trayectoria y respondemos en todas las situaciones.

¿Nos podrías destacar algunos proyectos realizados por el departamento de I+D de Exafan?

Hay dos proyectos muy interesantes en los que estamos trabajando actualmente. El primero es una máquina única en el mundo llamada IPF de alimentación inteligente para cerdos. Es decir, la máquina regula la composición y cantidad de alimento para cada animal según su crecimiento. Actualmente se está probando en los centros más punteros del mundo.

El segundo proyecto es para dar a los granjeros herramientas de comunicación con la granja para que puedan saber en cada momento que está pasando en ella y puedan actuar en consecuencia.

 

¿A qué retos y proyectos se enfrentará el sector agropecuario en general y Exafan en concreto?

Ahora mismo, la COVID es el gran reto que tenemos por delante como sector, porque nos enfrentaremos a un mundo más empobrecido y ya se ha notado un descenso en el consumo de pollo por la bajada de turistas.

Por lo que a Exafan se refiere, deberemos competir cada día más con productos de otros países, como China, que los venden muy baratos, pero con una calidad también baja. Ya he dicho que nosotros no entraremos en este juego. De hecho, es curioso, pero vendemos mucho en China. Nosotros seguiremos produciendo desde España, porque el país lo necesita, con la máxima calidad que seamos capaces, y siempre habrá gente que aprecie este tipo de producto.

Compartir