ENISA

11 Feb, 2020 | I+D+i, I+D+i Enero 2020 ABC

“La pymes españolas necesitan apoyo, pero están vivas y son innovadoras”

 

José Bayón

consejero delegado de ENISA

 

La Empresa Nacional de Innovación (ENISA) es una compañía pública dedicada desde hace más de 35 años a apoyar a las start-ups y pymes innovadoras españolas. Para conocer con más detalle cuál es su labor y quién puede beneficiarse de su financiación, hablamos con José Bayón, su consejero delegado.

¿Cuándo inició su andadura ENISA?

 La Empresa Nacional de Innovación es una empresa pública adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la Dirección General de Industria y de la Pyme que fue fundada en 1982. Desde entonces, la empresa ha mantenido su idea inicial de apoyar la innovación generada en las pequeñas y medianas empresas.

 

¿Qué balance hace de estos años?

El balance es claramente positivo. Desde que comenzamos a conceder préstamos participativos, más de 5900 empresas han sido financiadas mediante más de 6600 créditos, ya que algunas de ellas han repetido en estos años. Para que se haga una idea, el pasado mes de diciembre se alcanzó la cifra de 1000 millones de euros en préstamos en todos estos años. Creemos que estos números avalan la importancia de apoyar la creación de empresas y su posterior crecimiento y consolidación como vía para propiciar una economía más innovadora, dinámica y competitiva, que nos permita generar riqueza y empleo de una manera sostenible y, con ello, bienestar social.

 

¿Quién puede beneficiarse de la financiación de ENISA?

Lo primero que hay que decir es que en ENISA no financiamos proyectos, sino empresas. Eso es algo que nos diferencia de otras vías de financiación. A partir de ahí, y respondiendo a su pregunta, nos dirigimos a pymes y start-ups que son claramente innovadoras y necesitan un apoyo para impulsar su crecimiento. Otro elemento clave en nuestra estrategia es que siempre cofinanciamos a las empresas, nunca lo hacemos en solitario.

INICIATIVAS CON IMPACTO

Para analizar el impacto de la financiación de ENISA, José Martí Pellón, catedrático de Economía Financiera de la UCM y experto en capital riesgo, elabora desde hace varios años un informe de valoración del impacto económico y social de los préstamos otorgados por la empresa pública. El último de ellos, publicado el pasado año, estima un efecto multiplicador de la inversión en activos totales de 3,5 veces el importe prestado y de 0,8 en los inmateriales.

El estudio permite tanto al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como a la propia ENISA disponer de datos y análisis que respalden la tesis de que el préstamo participativo es un instrumento financiero con indudables ventajas para pymes y emprendedores. Además, al contar con información sobre diversas variables (líneas de financiación con mayor impacto económico y social, sectores, fases del desarrollo de la empresa…) es posible acceder a elementos de valoración que inciden en el desarrollo de las acciones de futuro.

¿Qué se estudia antes de conceder la ayuda?

Se analizan todos aquellos factores que tienen que ver con la idea empresarial: el plan de negocio, el equipo de la empresa, su formación, su histórico financiero en el caso de empresas ya activas… Teniendo en cuenta todas esas variables, un algoritmo y el equipo de analistas de ENISA deciden a quién se destinarán los préstamos participativos.

 

¿La participación de una empresa pública como ENISA influye para que las empresas logren otro tipo de financiación?

Estoy convencido de ello. Los inversores privados o las entidades bancarias que ven que una empresa recibe el apoyo de ENISA saben que el proyecto de la pyme es sólido y ha sido bien analizado antes de recibir nuestra inversión. Y eso es, en cierto modo, una garantía.

 

¿Conoce el tejido emprendedor la existencia de ENISA?

Cada vez más. De hecho, cerramos el año 2019 con un récord absoluto de admisión de solicitudes: 1856. Esto nos permite elegir dónde invertir y hemos apreciado que el nivel ha crecido mucho. Ese incremento demuestra que las pymes españolas necesitan apoyo, pero también que están vivas y son realmente innovadoras. Y como muestra, le diré que la actividad de la compañía el año pasado como instrumento de financiación ha posibilitado la creación directa de 963 puestos de trabajo, con una inversión inducida de más de 124 millones de euros.

Habla de start-ups y pymes. ¿De algún sector concreto?

Un alto porcentaje de las empresas que financiamos se encuadran en el ámbito de las TIC, pero además de compañías de base tecnológica también se han beneficiado de los préstamos participativos empresas del ámbito de la manufactura o de los servicios. Para que se haga una idea, en estos años han recibido préstamos firmas de sectores tan diversos como Cabify, Wallapop, el gazpacho Alvalle o la marca de ensaladas Florette. Son solo algunos ejemplos, pero una buena muestra de la capacidad innovadora de nuestras pymes.

 

¿Cuáles son los planes de futuro de la empresa?

Nos encontramos en un claro escenario de cambio, en un proceso de transformación digital, ecológica y social que nos afecta a todos, y también a las empresas. Desde el Gobierno se tiene la firme convicción de que la sostenibilidad es una gran oportunidad competitiva para las empresas españolas, de manera que desde ENISA seguiremos apostando por la innovación para lograr que se traduzca en algo útil a nivel social. En este sentido, y en colaboración con otras entidades de la Administración del Estado, trabajaremos para introducir un nuevo modelo de impulso de la innovación empresarial, tal como recoge la nueva estrategia de la Comisión Europea. Queremos seguir siendo un instrumento que colabore en la consolidación de la actual política de emprendimiento e innovación de nuestro Gobierno para seguir caminando hacia un modelo productivo sostenible económica, social y ambientalmente.

Compartir