“El esfuerzo investigador para ofrecer alternativas terapéuticas en sarcomas es titánico”

 

Dr. Javier Martín-Broto

Doctor en Biomedicina

 

Los sarcomas son una variedad poco común de cáncer. No superan el 1% de todos los cánceres y se diagnostican cada año solo en 4 o 5 personas por cada 100.000, lo que los convierte en una enfermedad rara que, según explica el Dr. Martín-Broto, tiene una complejidad añadida: existen más de 70 entidades diferentes de sarcomas, algunas de ellas semejantes entre sí, pero otras con características únicas que influyen mucho en su tratamiento. Y, además, de la cabeza a los talones, apenas hay un lugar del cuerpo en el que no pueda existir un sarcoma… Por todo ello, la investigación y la especialización en Sarcomas adquiere una especial relevancia. Equipos como el del Dr. Martín-Broto son referentes en este campo de la oncología, liderando el Consorcio SELNET, una red internacional frente al sarcoma.

Dr. Javier Martín-Broto

Doctor en Biomedicina. Adjunto de la Unidad de Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen del Rocío. Coordinador CSUR Sarcomas del Adulto en dicho hospital. Investigador Responsable del Grupo Investigación Terapias Avanzadas y Biomarcadores en Sarcomas del Instituto de Biomedicina de Sevilla. Además, es vicepresidente del Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS) y coordinador del tracking de sarcomas del comité científico de la Sociedad Europea de Oncología Médica.

Nadia Hindi

Ya sea en su vertiente investigadora como en su labor asistencial, ¿su trabajo se centra exclusivamente en los sarcomas?

Efectivamente, como investigador clínico y oncólogo médico, tanto desde el Hospital Virgen del Rocío, como desde el laboratorio, al frente del Grupo Investigación Terapias Avanzadas y Biomarcadores en Sarcomas del Instituto de Biomedicina de Sevilla, y también como Vicepresidente del Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS).  Me dedico en exclusiva a los sarcomas y es importante que así sea porque los sarcomas tienen peculiaridades de diagnóstico y tratamiento que los hacen muy diferentes de los cánceres más comunes y, como son infrecuentes, muchos especialistas apenas han tratado casos. Por todo ello, resulta fundamental que el oncólogo médico, oncólogo pediatra, oncólogo radioterápico, así como los cirujanos oncológicos ortopédicos y torácicos, responsables del tratamiento, sean expertos en sarcomas. Además, también se requiere de un experimentado equipo de radiólogos, patólogos y especialistas en medicina nuclear que permitan trazar un buen diagnóstico del sarcoma. Hay numerosos estudios que muestran ventajas de un mejor control de la enfermedad y mejor supervivencia cuando los pacientes se tratan en centros con equipos multidisciplinares expertos en sarcomas.

 

En España no es habitual que un oncólogo esté centrado en un único tipo de cáncer…

Efectivamente, pero los sarcomas lo requieren. Tienen una complejidad increíble y son una patología muy ubicua, esto es, pueden aparecer en cualquier parte del organismo, aunque los más habituales son en extremidades y pared del tronco. Normalmente, para su tratamiento involucra a diferentes especialistas, siendo importante aglutinar equipos en torno a la enfermedad porque de este modo se obtiene más experiencia y mejores resultados. El Hospital Virgen del Rocío es uno de los siete CSUR que existen en España para el tratamiento de sarcomas y uno de los tres centros que además cuenta con acreditación europea. Nuestro hospital se sitúa actualmente como uno de los 5 centros europeos con más volumen de pacientes con sarcoma. Esto ha supuesto que en nuestro centro haya especialistas con dedicación exclusiva a pacientes con sarcoma, algo que no suele suceder en el resto de hospitales de nuestro país.

El grupo GEIS, que este año cumple 25 años, ha procurado estimular la creación de equipos multidisciplinares expertos en sarcoma en nuestro país. Aunque quedan muchos tramos mejorables, estamos en nuestro país en la primera liga en investigación clínica y traslacional de los sarcomas gracias al GEIS y a sus más de 500 investigadores que aglutina en España.

 

La parte de investigación clínica del Grupo es clave…

Sí, muy importante para poder ofrecer tratamientos que normalmente no están al alcance de los pacientes porque aún no están aprobados para la indicación en sarcomas, pero sí podemos ofrecerlos en el ámbito de la investigación clínica. Desde el Grupo realizamos estudios clínicos que permiten a los pacientes con sarcoma tener acceso a fármacos innovadores que podrían, eventualmente, ser más eficaces en su patología. 

El esfuerzo que hacemos los investigadores para ofrecer nuevas alternativas terapéuticas en enfermedades raras, como los sarcomas, es titánico.

Las claves del éxito en la lucha contra el sarcoma es el trabajo en equipo, la centralización de pacientes y la investigación de calidad en las vertientes preclínica, traslacional y clínica.

 

¿Actualmente trabajan en nuevos ensayos?

Desde el Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS), tenemos en marcha cinco nuevos ensayos, cuatro de ellos capitaneados por nuestro Grupo en el Hospital Virgen del Rocío y en el IBiS. En el mundo no hay actualmente ningún otro Grupo cooperativo que tenga esta actividad.

Usted está también al frente del Concorcio SELNET, ¿En qué consiste?

Sí. También dentro de la vertiente clínica de nuestro Grupo, estamos capitaneando el proyecto internacional SELNET (Sarcoma European & LatinAmerican NETwork), en el marco del programa europeo Horizon 2020. Tiene como objetivo mejorar el diagnóstico y tratamiento de los sarcomas mediante la creación de una red de centros de referencia en sarcomas en Latinoamérica con el soporte de expertos españoles, italianos y franceses. La atención al paciente con sarcoma necesita organización y ahí vamos a estar con nuestros colegas de Latinoamérica, ayudando.

 

¿Contar con comités de sarcomas es clave para un mejor abordaje de la enfermedad?

Uno de los mayores empeños ha sido conseguir que los equipos multidisciplinares operativos actualmente en España en el tratamiento de sarcomas contemos con comités de tumores en los que distintos especialistas estudiemos los casos de los afectados. En el Hospital Virgen del Rocío hay un comité semanal de sarcomas de pared de tronco y extremidades; y otro en tumores mesenquimales de abdomen; además de un comité quincenal enfocado en sarcomas con afectación en cavidad torácica. Esto es básico para poder ofrecer al paciente una atención médica de calidad. Necesitamos que los especialistas orbiten alrededor de  pacientes con sarcoma y no al revés.

 

Todo esto en cuanto a la parte clínica, pero ¿qué destacaría de las líneas de investigación del Grupo?

De entre los proyectos en laboratorio, que es de donde salen las propuestas clínicas, destacaría tres líneas de investigación: la inmunoterapia en sarcomas seleccionados, en la que llevamos tres años trabajando (hemos presentado recientemente resultados prometedores de un ensayo pase II); la combinación de fármacos radiosensibilizantes junto con radioterapia, que está consiguiendo muy buenos resultados; y también la combinación de fármacos que actúan a nivel de control de ciclo celular, juntamente con fármacos clásicos, como la doxorubicina. Estas son las líneas terapéuticas más relevantes que tenemos ahora en desarrollo.

Además, estamos investigando acerca de la relación que podría existir entre sarcomas y traumatismos: entender las vías de señalización molecular de la sarcomatogénesis, bajo la hipótesis de que muchas veces, tras un traumatismo previo, años después puede aparecer un sarcoma.

Por otra parte, destacar que nuestro grupo va a empezar en pocos meses los trabajos dentro de una beca europea, Accelerator, junto con el Royal Marsden y el Istituto Nazionale dei Tumori, para el desarrollo de herramientas preclínicas y traslacionales que enfocan en 4 subtipos de sarcomas. Esto posibilitará dar un empujón considerable en la investigación de sarcomas específicos, como el angiosarcoma. Asociaciones de pacientes como VYDA enfocan también en esta enfermedad, y con ellos también trabajamos codo con codo.

Compartir