“Ofrecemos las soluciones técnicas más adecuadas para la protección física de los cultivos”

 

Miguel Szpiniak

Asesor Agrotécnico de Agralia

 

Miguel Szpiniak lleva más de 35 años dedicado al mundo de la protección de los cultivos mediante métodos físicos basados en los agrotextlies. Hablamos con él para conocer qué ofrece a sus clientes a través de Agralia.

¿Cuál es la labor de Agralia?

Nos dedicamos a suministrar soluciones agrotextiles para la protección física de los cultivos de agricultura intensiva: frutales, flores, hortalizas y planta ornamental. En un principio nuestra labor era de mera consultoría, pero hace doce años decidimos que el mejor modo de ofrecer un servicio adecuado era fabricar nuestros propios productos.

 

¿Con qué objeto?

Con la idea de suministrar lo más adecuado desde el punto de vista agrotécnico para cada cultivo que, en el fondo, es la forma de ayudar al agricultor a optimizar su producción y a hacerla más rentable. Lo que hacemos es analizar las necesidades de cada cultivo en función de varios aspectos y fabricar el producto que mejor lo protege de plagas y agentes climáticos.

¿Siempre a medida?

Siempre. No se puede emplear el mismo producto para proteger un cultivo de uvas –por poner un ejemplo– en México, en España o en Perú. Hay muchos aspectos que inciden en la elección correcta. Por eso es tan importante dominar disciplinas como la fitopatología, la fisiología vegetal y la microagroclimatología. Nosotros somos expertos en ellas y disponemos de personal especializado para abordar cada proyecto en función de cada coyuntura concreta. Así es como hemos protegido uvas, cerezas, arándanos y muchas variedades más en España, Australia, Argentina, Uruguay, Chile, México, Perú y una larga lista de países.

 

¿Qué diferencia a Agralia de sus competidores?

Creo que lo que mejor nos define es que desarrollamos y producimos materiales diferenciados para la protección de cultivos en nichos de mercado muy concretos. Y lo hacemos, además, bajo pedido y para dar respuesta a necesidades concretas. Hoy suministramos cubiertas de invernaderos, varios tipos de mallas, cortavientos y mantas térmicas, tejidos cubre suelos anti hierbas, hilo de poliéster, pantallas térmicas… Se trata de productos elaborados con materias primas seleccionadas y sometidos a controles de calidad en laboratorios independientes.

 

¿Cuáles son los objetivos de futuro de la empresa?

Seguimos siendo una empresa familiar que tiene como reto continuar ofreciendo soluciones de alta tecnología que permitan al agricultor obtener la máxima rentabilidad de sus cultivos. Así es como nos hemos labrado el prestigio en el sector y así es como seguimos abriendo nuevos mercados como Japón, donde tenemos algunos proyectos en perspectiva.

Tecnología patentada

35 años en el sector dan para un conocimiento profundo que, en el caso de Miguel Szpiniak y Agralia, se han traducido en dos patentes. La primera es Agricover, un tejido plastificado hasta 12 veces más resistente a la tracción, al impacto y a la punzación que otras alternativas y que ofrecen una alta protección a cultivos como la cereza y la uva de mesa. La segunda es una malla de sombra que contiene aluminio que quita poca luz, modera la temperatura de la planta y la protege de las heladas.

Compartir