“Farho es una alternativa real a los sistemas de calefacción convencionales”

 

José Antonio Del Olmo

Director General Farho

 

Creada en 1995 por José Antonio Ochoa, su Presidente, Farho es una empresa pionera en el desarrollo de un sistema único de calefacción basado en su PATENTE DE INVENCION. Conocemos en qué consiste.

¿Farho nace a raíz de una patente de invención?

Efectivamente. Nuestro presidente acumuló una  amplia experiencia en plataformas petrolíferas y conoce  bien el comportamiento de los fluidos. Ese know how fue el punto de partida para desarrollar y llevar al mercado un sistema de calefacción que hasta entonces no existía, basado en el fluido térmico Farhoil, fabricado en exclusiva  para Farho por una importante multinacional petrolera. Ante esta nueva propuesta, en principio hubo cierto escepticismo en el mercado, pero es algo lógico siempre que se presenta un producto altamente innovador. Farho convenció y el éxito no tardó en llegar,  porque realmente es un sistema de calefacción efectivo, eficiente y económico.

 

¿En qué consiste el sistema de calefacción Farho?

En la utilización de radiadores de aluminio, similares a los de la calefacción convencional, dotados de una electrónica desarrollada por Farho y de un fluido específico que optimiza  la transmisión del calor y, en consecuencia, optimiza el consumo. Además, no requiere instalación.

Se trata de un sistema de calefacción de fabricación nacional y 100% ecológico: contamina cero porque no hay combustión. Al utilizar energía eléctrica es limpio, seguro y no emite humos ni olores. Nuestro mayor compromiso es con la sociedad y el medio ambiente. La sostenibilidad es nuestra guía.

¿Qué otras ventajas aporta? ¿Es un sistema competitivo en términos de costes?

Gracias al alto poder de transmisión del aluminio, combinado con el fluido térmico Farhoil y nuestro sistema de control domótico, conseguimos un sistema de calefacción con un rendimiento muy elevado y un consumo realmente reducido frente a otros sistemas de calefacción eléctricos, hasta el punto de que Farho es competitivo en costes con los sistema de calefacción de gas o gasóleo. A través de cálculos precisos, Farho propone el modelo de radiador más adecuado para cada estancia en cuanto a tamaño y potencia. Nuestros emisores térmicos tienen una garantía de 20 años, única en el sector, lo que evidencia unos altísimos estándares de calidad en todas las fases de nuestra fabricación. También disponemos de otras gamas de producto, como son los radiadores de baño y equipos infrarrojos para calefacción de exterior.

El 65% de nuestra facturación procede de la venta internacional, siendo muy fuertes en el mercado inglés, aunque también tenemos sólida presencia en otros muchos países de Europa y Latinoamérica.

 

¿Farho llega al usuario final respaldado por asesoramiento profesional?

Totalmente. Apostamos por el canal profesional, de la mano de los distribuidores  de material eléctrico los cuales, a través de los instaladores, ofrecen nuestro producto al cliente final. Eso sí, la postventa siempre la da Farho directamente.  Nuestra estrategia de marketing se centra ahora en acercar al usuario final la información sobre el sistema de calefacción Farho, para que entienda sus ventajas. Queremos colocar al usuario final en el centro de la ecuación.

Compartir