Talleres Campiños

1 May, 2019 | Excelencia Empresarial Mayo 2019 El Mundo, Mecanizados

“El mayor reconocimiento es que los clientes te hagan de comerciales”

 

Consuelo Fernández

Gerente de Talleres Campiños

 

Con más de 50 años de experiencia y a punto de llegar a la tercera generación, Talleres Campiños sigue apostando por la calidad en el diseño y fabricación de calderería y mecanizado. Especializados en lo más difícil, tiradas cortas de prototipos con geometrías complejas, siguen fieles a su Vigo natal. Consuelo Fernández, Gerente, nos explica los detalles.

Nuevos conceptos de intercambiadores de calor basados en tubos microtexturizados… ¡Suena muy complicado!

Ese es el proyecto TACTIL en el que estamos trabajando para sustituir los tubos lisos y aleteados que se vienen utilizando hasta ahora por tubos microtexturizados en su superficie exterior con tecnología láser para mejorar el coeficiente de transmisión y por tanto aumentar la eficiencia energética. Somos una empresa familiar dedicada a la calderería, es decir, recipientes a presión para utilidades tanto en sector naval como en tierra; y al mecanizado, en especial del sector de la automoción. Nos encargan prototipos de geometrías complejas, en pequeñas series para proyectos de I+D+I. Generalmente trabajamos bajo pedido y personalizamos todo el producto para el cliente.

 

Debe ser un trabajo de una precisión tremenda…

Lo es, pero nuestros principales valores son la calidad, la eficiencia y la flexibilidad, y eso no sólo depende de la maquinaria, que también es importante, sino que depende mucho del factor humano. Somos una pequeña familia a la que se le van incorporando nuevos miembros porque después de tantos años algunos ya se están jubilando. Pero estamos consiguiendo la perfecta unión entre experiencia y sabia nueva, que aporta ideas frescas y diferentes, lo que nos permite adaptarnos con más facilidad a las necesidades del mercado. Estamos potenciando el departamento de ingeniería e I+D+I, e invirtiendo en nuevos softwares de diseño. También nos ha facilitado mucho el trato con el cliente la impresora 3D. Con ella podemos recrear una muestra física con la que pueden hacerse una idea mucho más fiel del futuro prototipo que con un diseño por ordenador.

De hecho os dieron la certificación de PYME Innovadora…

Sí, es una recompensa. Tenemos otros reconocimientos importantes, como el sello Ardan, indicador de empresa bien gestionada, pero al final a los clientes lo que les importa es el buen hacer y las referencias de otros. El mayor reconocimiento es que los propios clientes te hagan de comerciales. Durante la crisis tuvimos suerte con ellos y con todos los que aquí trabajamos, porque sabíamos que estábamos todos en un único barco y la única forma de salir adelante era remar todos en la misma dirección.

 

¿Qué esperáis para el futuro próximo?

Queremos crecer en las exportaciones. Principalmente trabajamos para España y Portugal, pero también estamos interesados en posicionarnos en el mercado europeo, como en Francia y Alemania, dos lugares donde empezamos a sonar con fuerza.

Compartir