Estamos apostando fuerte por la energía solar y por la aerotermia”

 

Gloria González

CEO de iKasa

 

La evolución continua define el sendero por el que Legomar ha avanzado desde hace 38 años. La compañía tiene un lema claro: la adaptación y el crecimiento de manera sostenida y adaptación a los tiempos.

¿Cómo resume su trayectoria al frente de Legomar?

La empresa la inició mi padre, Leandro González Marchante, de quien deriva su nombre. Comencé a su lado a ayudarle y he crecido con la empresa, consiguiendo poco a poco la distribución de fabricantes que nos iban posicionando en el mercado. Cuando se jubiló, en 2009, adquirí todas las acciones y me hice cargo de la gestión y desarrollo de Legomar. En 2014, a pesar de la crisis, trasladamos nuestras instalaciones al polígono industrial, a una nave de mil metros, que nos permite trabajar en mejores condiciones, con unas oficinas más adecuadas a las exigencias de nuestros clientes, ampliando a su vez nuestra plantilla cada vez más especializada. Ahora estamos apostando claramente por la digitalización, con la incorporación, hace un año y medio, de una persona para llevar Legomar a las redes sociales, una apuesta que parece sencilla pero que requiere especialización, tiempo de posicionamiento e inversión, con la intención de captar clientes con perfiles más tecnológicos, así como de facilitar a los más tradicionales la incorporación de nuevos métodos de ventas.

 

¿Qué productos distribuyen?

Legomar lleva a cabo una distribución amplia y diversificada de material eléctrico, desde el sector industrial al de iluminación, climatización, etcétera, y en la actualidad estamos apostando por la energía solar, en autoconsumos y bombeos, favorecidos por el impulso que la nueva normativa está dando en este sector. La política de Legomar es crecer, consolidar e innovar, y las instalaciones actuales responden a estos criterios. Es un almacén abierto en el que el cliente puede acceder fácilmente a todas las novedades.

 

¿Cómo cuida su relación con sus clientes?

Para nosotros es fundamental dar un buen servicio y atención a nuestros clientes. Trabajamos sólo con instaladores eléctricos, y tenemos una red comercial que da servicio desde Villarrobledo a las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo. Aunque vivimos en un mundo en el que el cliente es volátil, hemos logrado tener una buena fidelización con ellos, porque les asesoramos y vendemos aquello que realmente les es más útil. En la actualidad pertenecemos al grupo de compra nacional Nou Grup, que nos permite estar posicionados con precios competitivos. Otro rasgo que nos mantiene cerca de nuestros clientes es el apoyo que desde Legomar les damos para su formación y capacitación en nuevos sistemas de trabajo y técnicas. Así, recientemente colaboramos en la cualificación de 18 técnicos en instalaciones térmicas, RITE, con un curso de 450 horas que se impartió en Villarrobledo, en colaboración con FEDA.

 

¿Cómo plantea el futuro de Legomar?

Legomar apuesta fuerte por la energía solar para autoconsumo y, dentro de la climatización, por la aerotermia. Son las dos líneas de negocio más novedosas y las que más nos pueden ayudar a crecer. También hemos empezado a ofertar puntos de recarga para coches eléctricos y electrolineras. Por último, ofrecemos asesoramiento técnico para la incorporación de instalaciones de energías renovables y de eficiencia energética, incluyendo los estudios y sus proyectos. Un lema claro de Legomar es la adaptación y el crecimiento de manera sostenida y adaptación a los tiempos.

Compartir