“Los clientes nos consideran como el departamento energético de su empresa”

 

Lucía Rodríguez

socia fundadora de Asena

 

Asena es una consultoría energética con casi veinte años de experiencia a sus espaldas, una trayectoria que le ha permitido vivir en primera persona los cambios del sector y ajustar su abanico de servicios. De todo ello hablamos con Lucía Rodríguez, socia fundadora de la empresa.

¿Cuándo nació Asena?

Un grupo de amigos con distintos perfiles profesionales creamos Asena en el año 2001, aprovechando para ello la experiencia que habíamos acumulado durante varios años en el sector energético. Hoy en día, la empresa está consolidada como una de las firmas de referencia en el sector de las consultorías energéticas en España y Portugal. Para lograrlo hemos configurado un equipo formado por técnicos, ingenieros y asesores especialistas de primer nivel.

 

¿A qué perfil de cliente se dirigen?

Tradicionalmente nos hemos dirigido a grandes compañías y a empresas multipunto, es decir, que tienen más de una sede o centro de producción. Se nos reconoce en el sector por el servicio que podemos prestar a este tipo de empresas, pero lo cierto es que en los últimos años se han dirigido a nosotros otros tipos de clientes, desde pymes hasta comunidades de propietarios y polígonos industriales, especialmente en todo lo que tiene que ver con instalaciones de renovables o con legalizaciones de puntos de carga para vehículos eléctricos, por poner dos ejemplos. Si hablamos de sectores, hemos trabajado para muchos, desde la industria del petróleo a la distribución alimentaria, pasando por la banca o las empresas de servicios.

¿Qué servicios ofrece la empresa?

El abanico de servicios es muy amplio y va desde la negociación de precio con las compañías energéticas hasta el asesoramiento, pasando por la reclamación de errores, el control de consumo y todo aquello que tenga que ver con la eficiencia energética y que pueda repercutir en un ahorro para nuestros clientes. Además, tenemos un área técnica que se ocupa de la realización de auditorías energéticas y de recomendar a los clientes acerca de los equipamientos que pueden ayudarles a reducir el consumo eléctrico y, en consecuencia, también sus gastos. Y esa reducción redunda en menores costes de producción y, por lo tanto, en una mayor competitividad.

 

¿Qué diferencia a Asena de sus competidores?

Creo que lo que mejor nos define es la transparencia, que es valorada por los clientes hasta el punto que muchos de ellos nos consideran un departamento más de su empresa. Además, somos una consultoría independiente que no se casa con nadie, de manera que asesoramos al cliente acerca de lo que es más ventajoso para él a la hora de realizar una contratación.

 

¿Cuáles son los retos de futuro de la compañía?

La intención de Asena es crecer a través de la flexibilidad que siempre nos ha caracterizado. En este sentido, estamos en un mercado muy regulado y con una normativa cambiante donde elementos como el horizonte 2020 de la Unión Europea marcan el camino a seguir en términos de eficiencia energética. Nosotros evolucionamos al ritmo del sector para que nuestros clientes tengan siempre el mejor asesoramiento posible en materia de energía.

Compartir