“Nuestra obsesión es ayudar a pymes, autónomos y particulares a recuperar su salud financiera”

 

Mario Mazaira

CEO de iMorosity

 

iMorosity es la compañía de referencia en España en el mundo de la solvencia patrimonial, dando una segunda oportunidad financiera gracias a su tecnología. El Big Data les permite solucionar el 95% de los problemas de sus clientes. Para conocer cuál es su filosofía de trabajo, hablamos con su CEO, Mario Mazaira.

¿Cuándo nació Imorosity?

iMorosity es una startup que pusimos en marcha Gorka Barrenetxea y yo mismo en el año 2016 y que se centró desde el principio en cubrir un hueco dentro del mercado de la solvencia patrimonial.

 

¿De qué manera?

Nuestro objetivo es dar una segunda oportunidad financiera a las pymes, autónomos y particulares que no pueden optar a la financiación que necesitan porque están incluidos en un fichero de morosos. Un problema con una compañía de teléfono o el impago de una factura les pueden llevar a los ficheros de Asnef, Rai, Experian causándoles graves problemas de financiación.

 

¿Qué propone iMorosity para lograrlo?

A veces, la pyme o la persona física no sabe que está en alguno de estos ficheros hasta que su banco le rechaza la concesión de un préstamo. En iMorosity les ayudamos a solucionar este problema. Para ello, usamos la tecnología con un sistema basado en Big Data y machine learning que nos permite tratar cada caso de forma personalizada y así ayudarles a salir de estos ficheros y a su vez incrementar su salud financiera. Tenemos alianzas con la banca tradicional y las fintech que nos permiten tratar cada caso de forma individual. Además, colaboramos con el sector asegurador para que incorporen en sus productos los servicios de iMorosity y así proteger a los clientes de estas situaciones. Muchas veces en la prevención se encuentra la solución del problema.

 

¿Cuáles son esos servicios?

En los últimos meses, una de las causas que lleva a más clientes a los ficheros de morosos tiene que ver con el tema del revolving. Esta práctica a la hora de conceder tarjetas o préstamos hace que algunos usuarios estén pagando intereses superiores al 20%, algo que se considera usura. Estos clientes suelen acabar en los ficheros de morosos por impago. Para ayudar a los clientes en este campo contamos con la colaboración de hasta dos despachos de abogados por provincia que permiten a cualquier persona o pyme resolver ese problema. Esa colaboración se extiende también a otros servicios como la Ley de la Segunda Oportunidad o la gestión del derecho al honor para aquellos casos en los que alguien ha incluido al cliente en un fichero de solvencia patrimonial sin pruebas fehacientes.

 

¿Qué diferencia a iMorosity de sus competidores?

La tecnología y el trato personalizado a nuestros clientes: estos son los dos puntos que nos diferencian de nuestra competencia y que nos ayudan cada día a que el 95% de los casos que nos llegan acaben en éxito. Ya hemos ayudado a más de 300.000 usuarios. Todo esto ha hecho que contemos en el apoyo del Fondo Social Europeo. Además de nuestro enfoque a pymes y autónomos, no hemos querido dejar de lado el aspecto social dentro de la compañía, de manera que formamos parte de la red de Empresas Comprometidas con la Fundación Vicente Ferrer.

Compartir