“Aportamos soluciones de valor en materia de ensayos de vibraciones”

 

Juan Antonio Pérez

gerente de Virlab

 

Virlab es un laboratorio de ensayos de vibraciones y choque acreditado por ENAC, además de ser el único laboratorio nacional homologado por el Grupo de Propietarios de Centrales Nucleares españolas para realizar ensayos de cualificación sísmica. Para conocerlo con más detalle, hablamos con su gerente, Juan Antonio Pérez.

¿Cuáles fueron los orígenes del laboratorio?

Virlab nació en 1977 en el seno de Urbar Ingenieros, una empresa especializada en las aplicaciones industriales de la vibración: transporte, cribado, desmoldeo, etc. En 1976, Ramón Vizcaino, fabricante de equipos de climatización, se puso en contacto con la oficina técnica de Urbar porque tenían que suministrar unidades de clase sísmica para la central nuclear de Lemóniz. En aquel entonces no había en España ningún laboratorio que tuviera mesas, ni biaxiales ni triaxiales, necesarias para cualificar sísmicamente los equipos para centrales nucleares, de modo que la oficina técnica de Urbar diseñó un primer modelo. Desde ese momento, el laboratorio realizó ensayos de cualificación sísmica para todas las centrales que estaban en construcción en España y posteriormente diversificó su actividad a sectores como el ferroviario, el eólico, la automoción o la industria militar.

 

¿Cómo definiría la filosofía de la empresa?

Siempre hemos apostado por dar el mejor servicio posible a nuestros clientes, ayudándoles en la solución de los problemas que se presentan en el desarrollo de los ensayos de vibraciones. Para ello apostamos por la formación continua de nuestro personal (nuestro principal activo) y por la mejora de nuestros recursos materiales. Así hemos logrado realizar más de 3.000 ensayos para sectores diversos en estos más de 40 años. Hoy somos una pequeña empresa en la que trabaja un total de 17 personas con una mezcla ideal de juventud y experiencia.

 

¿Qué servicios ofrecen?

Tenemos más de cuatro décadas de trayectoria en ofrecer servicios al sector sísmico nuclear, con ensayos para centrales nucleares de medio mundo. En el sector sísmico no nuclear, nos hemos ocupado de hacer ensayos de equipos para plantas de generación de electricidad, plantas de regasificación, subestaciones de electricidad, etc. Además, trabajamos para los principales actores de sectores como el ferroviario, el eólico, la automoción o el sector militar. En los últimos años, el volumen de exportación ha rondado siempre el 50% de nuestra facturación.

¿Qué diferencia a la empresa de sus competidores?

Creo que nuestro laboratorio presenta significativas fortalezas, más allá de la experiencia. Hablo de la velocidad de respuesta ante incidencias habidas en los equipos que pueden requerir de reparaciones “in-situ” o incluso del aporte de ideas para el refuerzo de piezas que hayan podido romperse durante los ensayos.

 

¿Cuál es la infraestructura del laboratorio?

Disponemos de dos mesas biaxiales de 2500×2500 y 1200×1200 mm de superficie útil (además de una mesa electrodinámica de 750×750 mm) ubicadas en un laboratorio de 200 m2 con un puente grúa de 10/3 toneladas. Además, tenemos una superficie auxiliar de 1000 m2, con dos puentes grúas de 16/3 y 20/3 Toneladas, donde tenemos previsto instalar a medio plazo una nueva mesa electrodinámica de 2000×2000 mm y una nueva mesa biaxial de 3000×3000 mm.

 

¿Cuáles son los proyectos de la empresa de cara al futuro?

Tenemos dos proyectos previstos que vamos a ejecutar a medio plazo: la adquisición de un excitador electrodinámico de 110 kN y 2000×2000 mm de superficie útil y el diseño y fabricación de una nueva mesa biaxial de 3000×3000 mm. Ambos nos permitirán aumentar la capacidad de ensayar del laboratorio y así como abrirnos a otros sectores como el aeronáutico y el aeroespacial.

Compartir