Medio siglo reduciendo la distancia de frenado

 

 

Desde su nacimiento en 1970, la empresa navarra RoadHouse ha tenido como único objetivo mejorar día a día los componentes del frenado de los vehículos. Actualmente es una de las mayores empresas de material de fricción del mundo y lideran el mercado de pastillas de freno para recambio en Europa, con sedes productivas y plantas de distribución en España, México, China y Estados Unidos.

 

Los frenos de un vehículo son vitales para la seguridad de sus ocupantes, por este motivo RH ha invertido sus casi 50 años de historia en acortar la distancia de frenado y reducir al mínimo los percances ocasionados por un error humano durante la conducción. “Nuestra recomendación es prestar atención al mantenimiento de nuestros vehículos, dedicando el tiempo necesario a cada operación y utilizar recambios de reconocido prestigio. De esta forma no sólo mejoraremos la seguridad en la carretera, también ahorraremos en el largo plazo, evitando tener que volver al taller cada poco tiempo para solucionar los problemas que no se arreglaron convenientemente en nuestra primera visita”, comentan desde la empresa.

Con sus 6 plantas de producción en España (Ólvega, Corella, Alfaro, Arganda y dos en Pamplona) son una empresa con un fuerte arraigo en el país, pero también con una gran vocación internacional. En 1992 abrieron una nueva oficina de distribución en Chicago, que ahora da servicio a todo Estados Unidos, y tienen plantas productivas en China (Quingdao) y México (Monterrey). Entre todos los centros suman más de 2.500 trabajadores y más de 100.000 m2 de área productiva. Pero si estos datos de por sí ya son impresionantes, las cifras de fabricación lo son todavía más: más de 130 millones de componentes de freno al año y 25 millones de juegos de pastillas, lo que convierte a RH en el mayor fabricante independiente de recambios del mundo y pudiendo dar cobertura al 99,5% de los modelos del parque automovilístico europeo.

Si las pastillas de freno son el principal activo de RH, de las que tienen más de 2.000 referencias y 300 más que están incorporando este año, los discos y las zapatas (con el nuevo recubrimiento anti-corrosión) también están en su extenso catálogo. Pero uno de los productos que más destacan son sus Kits completos de pastillas y discos. Por un lado, RH comercializa el Dual Kit, que da cobertura a más del 95% de modelos europeos; por otro, el Super Precision Kit, con una cobertura del 98% del parque automovilístico de Europa y con el 100% de sus referencias homologadas según la normativa R-90. La ventaja de estos kits es que la presentación conjunta de discos y pastillas favorecen la rotación de pastillas y discos; garantiza una frenada más eficaz al sustituir todos los componentes dinámicos que actúan en ella; rentabiliza el tiempo empleado en el montaje en un 48%; y evita errores de montaje y la reutilización de piezas usadas, lo que aumenta la seguridad en la carretera.

Claves del éxito

No hay un solo elemento que garantice el éxito de una empresa, de hecho no hay ninguno, pero la suma de muchos puntos es lo que llevan un producto hasta el consumidor final y a la empresa a todos los rincones del globo. Sin duda la gran capacidad de producción, ofrecer la más amplia cobertura a nivel mundial y la gran capacidad logística para poder distribuir en todo el mundo, son características intrínsecas a la marca RoadHouse, y todos ellos son puntales para afianzar el progreso de la marca. Pero no servirían de nada sin un producto fiable y del gusto de los consumidores. Por eso, la mejora diaria de todos los componentes que fabrica RH es la mayor clave para entender el éxito de esta empresa que no ha parado de crecer desde su nacimiento.

Ningún producto puede mejorar si no se investiga, se corrige y se innova. Por eso, “en nuestro departamento de I+D trabajamos continuamente para ofrecer un producto seguro, fiable, confortable y longevo”, aseguran desde la empresa. Y es por ello que en este departamento trabajan a diario con nuevos prototipos de materiales de fricción y testando la uniformidad de su calidad de producción. Asimismo, RH implementa en todas sus plantas el tratamiento HPT (High Pressure Treatement), que da a los productos muchas de sus prestaciones finales. Este tratamiento consiste en someter a la pastilla a un intercambio de calor de 6.500 grados y una presión de 1tm, lo que asegura que la superficie de fricción está totalmente curada antes de salir de la fábrica.

Pero como lo importante es la práctica, los técnicos de RH realizan tests en los que ponen a prueba los componentes: con 2 millones de kilómetros al año, la prueba AK-Master y con pruebas extremas en las montañas austríacas, en el puerto de Edelweisspitze, que tiene pendientes de entre el 12% y el 18% a una altitud de más de 2.500 metros. “Por todo esto, somos una de las mayores empresas de material de fricción del mundo y lideramos el mercado de pastillas de freno para recambio en Europa”.

 

Historia con futuro

Así como RH fue la primera del sector en lanzar una gama completa de materiales de fricción ecológicos para el turismo europeo allá por 1998, este 2019 han lanzado para el mercado americano nuevos materiales sin cobre ni otros metales pesados. Pero esta no es la única novedad para este año, ya que RH se ha planteado varios retos, entre los que cabe destacar: afianzar el crecimiento y expansión en los mercados americano y asiático; lanzar 130 nuevas referencias de pastillas y 30 de zapatas de freno; e implantar la nueva línea de estuches y cajas colectivas que han desarrollado para sus pastillas de freno, con la finalidad de facilitar al cliente la logística del transporte, almacenamiento e identificación del producto.

Videos

Compartir