Olivares del Derramador

4 Jun, 2019 | Aceites, Alimentación, Elite empresarial Junio 2019 El Mundo

Aceite de alta gama

 

 

En tercera generación familiar, Olivares del Derramador sigue creciendo tras más de 100 años de experiencia en el sector olivarero. Su aceite de oliva virgen extra es una clara apuesta por la calidad y la excelencia.

 

El aceite de oliva virgen extra Olivares del derramador, de calidad superior, se cosecha en la finca Casa del Derramador, de Caudete (Albacete), propiedad de la empresa familiar Fuente Alarcon, S.L., ubicada en las estribaciones de la montaña Sierra Oliva.

El olivar se compone por más de cien mil olivos de la variedad Arbequina, del que se obtiene un aceite suave, equilibrado y  de tono dorado que combina en todos los platos, aunque está especialmente indicado para tomar en frío; y, en menor cantidad, de la variedad Koroneiki, de tenue sabor amargo, ligeramente picante y color verde intenso.

En el entorno de la casa, existe una parcela-laboratorio en la que se cultivan diferentes variedades de olivos con el objetivo de ver su desarrollo y adaptación al medio, en busca de nuevos aceites mono varietales capaces de sorprender al mercado.

 

Calidad frente a la cantidad

La excelente calidad de estos aceites es resultado de la idoneidad de las tierras para el olivar, el cuidadoso cultivo en la finca para asegurar el adecuado desarrollo de los árboles y la calidad de su fruto, que se cosecha tempranamente, en el momento del envero.

De allí se traslada a la almazara, anexa a la Casa de la finca, de modo que el aceite se extrae en frío inmediatamente después de cosechar las aceitunas y con los procedimientos más modernos.

Olivares del Derramador se puede considerar un aceite de pago, elaborado a partir de aceitunas 100% única y exclusivamente de la propia finca, utilizando para el riego del cultivo agua mineral extraída de los propios pozos, a más de 120 metros de profundidad, y de un pequeño manantial que nace en la sierra norte de la finca.

Estos aceites de alta gama son mono varietales, con la intención de sacar al máximo las cualidades, aromas y sabores de cada una de las variedades cosechadas, dotándoles de su máximo carácter y personalidad a cada uno de ellos para un perfecto maridaje en la cocina. “Nuestro portfolio de producto es especialmente reducido. Buscamos la calidad, frente a la cantidad. Estamos permanentemente buscando la excelencia en todos los procesos para producir el mejor aceite posible. Y son muchos los galardones que hemos recibido, destacando  el “Grand Prestige” y  “Grand Prestige Gold”, otorgados por Terraolivo en Jerusalén, probablemente el premio con más prestigio en el sector. Con amplia tradición de olivar, hemos elaborado unos de los mejores aceites de mercado, utilizando procesos de elaboración pulcros y respetuosos con el medio ambiente”, asegura Pedro Ferri, responsable de la empresa Fuente Alarcón. 

El aceite Olivares del Derramador se comercializa en España, con gran presencia en el Cantábrico, y en Europa, especialmente en Francia, Alemania, Polonia y Bélgica, en restaurantes, tiendas gourmet y a través de la venta online. La empresa tiene también una división de aceite a granel, que distribuye a varias embotelladoras nacionales e internacionales para la mejora de sus aceites, aportando los atributos que le identifican.

Compartir