“Anteponemos la satisfacción del cliente sobre nuestros intereses”

 

Enrique Dujat des Allimes

Director general de Hispacom

 

El pasado mes de enero, Hispacom, empresa de servicios especializada en proyectos de envasado para la industria principalmente de la alimentación, cumplió 11 años. Aprovechando la efeméride, conversamos con Enrique Dujat des Allimes, director general de la empresa, sobre el funcionamiento de la compañía y sus valores.

¿Cómo empezó la aventura Hispacom?

Entre 2003 y 2006 trabajé en el sector del packaging en una empresa que ofrecía servicios de codificación y trazabilidad. Esta etapa me sirvió para conocer el sector, empezar a relacionarme con clientes y detectar que la forma de trabajar que tenía se apreciaba y se valoraba. Consideré que la podía extrapolar a otras empresas y que podía empezar a ofrecer servicios de más fabricantes. Así empezó esta aventura.

 

¿Qué tipo de servicios ofrecéis?

Tenemos dos líneas de negocio. Por un lado, ofrecemos al mercado maquinaria para líneas de envasado, representando a empresas que desarrollan su actividad en ingeniería y fabricación de equipos; que adaptan en cada caso la tecnología más avanzada según las necesidades del cliente; y que cuentan con la  experiencia para desarrollar, proyectar y ofrecer soluciones fiables, robustas y eficientes. Por otro, nuestra segunda línea de trabajo es la de consumibles: distribuimos  productos  focalizados y relacionados con sistemas de trincaje para exportación. Suministramos las soluciones más innovadoras y eficaces posibles para garantizar que nuestros clientes puedan confiar en un transporte seguro de sus productos, en cualquier momento y a cualquier parte del mundo. En nuestra zona de influencia, y relacionado con el envasado, hay mucha exportación en container marítimo. En este tipo de transporte se utilizan componentes que aseguran que la carga no sufra desplazamientos o cambios bruscos de humedad o temperatura en los 2-3 meses que puede durar su envío a destino.

 

De una idea, a ser Hispacom una marca reconocida en pocos años…

Sí, es el resultado de trabajar con honradez, seriedad y profesionalidad. Ofrecemos y vendemos soluciones, no problemas. Puede parecer una obviedad, ya que nadie quiere vender problemas, pero no todo el mundo lo consigue. Es muy importante  conocer las limitaciones de las máquinas que representas, conocer hasta donde llega su capacidad, saber si la dimensión de la solución está de acuerdo con la dimensión del proyecto… Es decir, tener muy claro en qué clientes y aplicaciones tienen cabida  nuestras soluciones.

Debe ser un trabajo diario…

Hispacom se involucra de una forma muy activa en cada uno de los proyectos, tanto comercial como técnicamente. La relación estrecha y duradera con los fabricantes, el contacto directo y continuo con los responsables técnicos, la formación y la inquietud de saber y conocer las constantes evoluciones de las soluciones… hace que se cree un vínculo sólido con el fabricante. El cliente aprecia y valora esta relación con los proveedores y el conocimiento del producto, y te permite ganarte su confianza. Sabemos  también decir que no, y retirarnos de proyectos en los que no podemos asegurar el éxito

 

No parece una buena estrategia…

¡Al contrario! Lo más importante para nosotros no es vender, es ganarnos la confianza del cliente, que se sienta seguro y respaldado con nuestra presencia y con lo que le ofrecemos o sugerimos. No tenemos problemas en recomendar soluciones de otros fabricantes si consideramos que van a tener mejor comportamiento que las nuestras. Anteponemos la satisfacción del cliente sobre nuestros intereses. Esto es muy apreciado y valorado, y ayuda a crear un vínculo especial con los usuarios.

 

Entiendo

Contestar con agilidad a las demandas de los clientes, tener una relación  cercana, dar respuestas rápidas y eficientes, y dar servicios que al cliente le ahorren tiempo y trabajo, ayuda a nuestro objetivo. Hispacom es el socio comercial-consultor que acompaña al cliente en todas las fases de planificación y ejecución de su proyecto, y que responde a cada una de sus exigencias con soluciones individuales hechas a medida.

Pero todo esto debe implicar tener proveedores en la misma línea…

Efectivamente, por eso somos muy cuidadosos a la hora de escogerlos. Entendemos que no se puede fabricar de todo, saber de todo y ser bueno en todo. Más que buscar fabricantes que trabajan todos los tipos de máquinas, trabajamos con líderes que estén especializados en determinados tipo de máquinas o aplicaciones, así aseguramos el máximo nivel tecnológico, experiencia, calidad y eficiencia. Algunos son: Auxiemba, fabricante de etiquetadoras de envases rígidos; MBF, para el llenado de vinos y bebidas espirituosas; Ocme, para el llenado de aceites y finales de línea; Tahfer, especializados en la sincronización y automatización de las líneas de transporte; Pygsa como sistemas de secado e inspección; y Thermofisher, como sistemas de control. Para envases flexibles trabajamos con Mespack  para el envasado, y Prodec, como complemento para el encajado. Recientemente hemos empezado también a ofrecer soluciones para automatización de almacenes.

Cuando los que intervienen en un proyecto son varios de nuestros fabricantes, podemos realizar la labor de integración y gestión global del proyecto, algo que suele ser muy apreciado por los clientes.

 

Como nexo entre todos los agentes, nadie mejor para hacernos un análisis del sector

El sector industrial relacionado con el packaging está en un buen momento. Cada vez se buscan líneas más automáticas, más rápidas, más eficientes y más productivas, lo que obliga a cambios de tecnología y cambios en el parque de maquinaria. También las cadenas de distribución demandan para los productos, cada vez más,  cambios de imagen y nuevos  tipos de presentación, tanto para  productos unitarios como agrupados. Todo ello obliga a inversiones en las líneas de envasado y, por tanto, ayuda al desarrollo y crecimiento del sector

Compartir