Frutas José Moratinos da un paso al frente con su producción propia

 

Enrique Moratinos

director general de Frutas José Moratinos

 

Con cuatro décadas de aval dedicadas a la comercialización de frutas y verduras, Frutas José Moratinos compagina ahora esa actividad con la producción propia, llevando al mercado la calidad de sus peras de conferencia, lechugas y su producto estrella: el tomate De pueblo, tomate de piel fina.

¿Cuándo empezó la aventura empresarial de Frutas José Moratinos?

Llevamos en el sector casi 40 años y, como Frutas José Moratinos, más de 20. La empresa se crea en La Bañeza, un municipio al sur de León, para dedicarse a la comercialización de frutas y verduras. Y allí continuamos.

Mi padre se dedicaba al pescado congelado. De hecho, tuvo uno de los primeros almacenes dedicados a ese producto, pero cada vez más clientes le pedían fruta. Eso le llevaba a tener que comprarla a otros almacenes de la zona para luego poder vendérsela. Así las cosas, se planteo por qué no comercializarla él mismo directamente desde los productores. Al tiempo, el negocio del pescado fue yendo a menos, así que nos quedamos solo con la fruta. Y en ello hemos seguido hasta hoy.

 

Pero ahora también son productores…

Efectivamente, ya llevamos unos años produciendo. Antes únicamente nos dedicábamos a vender, en León y Zamora, la fruta y verdura que otros producían, pero observamos el mercado, nuestro entorno y decidimos que había que dar un paso adelante: había que entrar también a producir para que nuestro negocio no fuera a menos.

Nuestra actividad se centra en una zona muy rural, cada vez más despoblada, de manera que vender ya no era suficiente. Había que producir para seguir evolucionando. Esa era la manera de ir a más.

 

¿Ahora compaginan la comercialización con la producción propia?

Sí. Seguimos comprando a otros productores y cooperativas toda la gama de frutas y verduras que demanda el mercado. Esa sigue siendo la base de nuestro negocio, en un porcentaje de un 80%. El resto es producción propia.

¿Dónde producen?

Tenemos dos áreas de producción. Una hortícola, de unas 10ha, en La Bañeza (León), tanto en invernadero como al aire libre. Allí cultivamos hasta cinco tipos de lechugas, pimiento, coliflor, repollo y nuestro producto más preciado: el tomate De Pueblo, tomate de piel fina. También tenemos un área frutícola, de 12ha, que dedicamos al cultivo de pera conferencia, la mejor pera conferencia de El Bierzo.

Procuramos llegar a la máxima calidad, produciendo frutas y verduras que a nosotros nos gustaría comer. En el caso de la pera, hemos procurado que sea gorda, rica y sabrosa. Vistosa pero también con buen sabor.

 

Además, están construyendo su propia central frigorífica para una mejor conservación de las frutas y verduras, ¿es así?

Sí, era una necesidad. Al empezar a producir peras nos encontramos con el problema de que en El Bierzo no hay instalaciones con capacidad frigorífica suficiente como para garantizar la conservación del producto en óptimas condiciones.

La opción era llevarlas a La Rioja o a Lérida y allí sí, conservarlas hasta llevarlas al mercado, pero eso hubiera supuesto perder tiempo y dinero en transporte.

De manera que nos pusimos manos a la obra para crear nuestra propia central frigorífica, en la que además podremos guardar frutas y verduras de otros agricultores. Contar una buena cámara para la conservación del producto es fundamental en nuestro negocio.

 

¿Cuándo estará operativa la nueva central?

Estamos montando una central frigorífica con capacidad para un millón de kilos de producto, ya sea fruta o verdura, que estará operativa para esta campaña, a finales del próximo mes de agosto.

Lo más reseñable de esta cámara es que funcionará con Atmósfera Controlada Dinámica (ACD), lo que significa que reduce el nivel de oxígeno al límite para que se produzca menos oxidación en el producto. Como decía, en la próxima campaña ya trabajaremos con nuestra central frigorífica.

De pueblo, tomates de piel fina

Para conseguir resultados diferentes hay que hacer las cosas de otra manera. Eso es precisamente lo que Frutas José Moratinos lleva a la práctica en la producción de sus tomates De Pueblo, tomate de piel fina.

Buscando la máxima calidad y sabor, el tomate se cultiva en un sistema denominado hidropónico puro, esto es, en canales de agua en lugar de en tierra. De esta manera, la raíz de la tomatera no tiene ningún tipo de sustrato: solo hay agua, raíz y aire.

La gran ventaja, explica Enrique Moratinos, “es que, de esta forma, la planta ‘come y bebe’ lo que quiere. Se trata de un cultivo muy técnico, que nos permite controlar mejor la planta que en tierra: durante los cinco minutos que se riega, la planta chupa el agua junto a los minerales; mientras que en los diez minutos que no, únicamente absorbe oxígeno del aire. Así podemos cultivar un tomate tradicional pero con las cualidades para ser manipulado industrialmente”.  Un tomate totalmente natural porque a la planta no se le aplican insecticidas ni herbicidas. No es necesario porque no le crecen hierbas al lado.

 

El resultado es el tomate De pueblo, tomate de piel fina, un tomate de ensalada, para comer crudo, que se caracteriza por su intenso sabor. “Quien prueba nuestro tomate ya no quiere otro. Por sabor y por textura, porque además es un tomate de carne muy suave y fiel fina, lo que le diferencia claramente de otros tomates del mercado”.

 

Frutas José Moratinos lleva comercializando este tomate de producción propia tres años, principalmente en la provincia de León, Valladolid y Madrid. “Enviamos unas cajas de prueba a Mercamadrid y, desde entonces, las tiendas ya nos lo están pidiendo”.

 

Conservar la calidad, factor clave en todo alimento, adquiere especial relevancia en los perecederos…

Sí, y en Frutas José Moratinos buscamos la calidad tanto en lo que compramos como en lo que producimos. Una calidad que, como dice, hay que conservar hasta que la fruta y la verdura llegue al consumidor final. Por eso estamos construyendo la central pegada a nuestra explotación, de manera que las peras, una vez recogidas, no tardarán más de media hora en entrar en la cámara para conservarse. 

La logística en el sector de los perecederos es fundamental. De todo lo que distribuimos en nuestra zona nos ocupamos nosotros, garantizando así que el producto llegue a destino como tiene que llegar. Contamos con unas instalaciones de 800m2 donde se preparan y envasan las frutas y verduras para su distribución.

 

Pero la calidad empieza en el campo…

Por supuesto, por eso contamos con técnicos especializados que son los que están a cargo de nuestra producción y, por otra parte, no escatimamos en nada de lo que pueda necesitar el cultivo, utilizando abonos de calidad y la menor cantidad de fitosanitarios posible. De hecho, para controlar las plagas utilizamos los recursos de la propia naturaleza: si unos mosquitos se comen un cultivo o pican un árbol, introducimos a sus depredadores naturales para que acaben con ellos. El objetivo, con todo ello, es conseguir que la fruta sea lo más natural que podamos.

 

España es un gran productor de frutas y verduras… ¿es también un gran consumidor?

La verdad es que no. En España se produce mucha fruta y mucha verdura pero en los hogares españoles se consume poca. Los yogures, pastelitos y zumos vienen ganando terreno  a la fruta natural, tanto para postre como en la merienda o como tentempié, de manera que es necesario seguir concienciando sobre lo importante y saludable que es comer fruta.

También es fundamental habituar a los niños desde pequeños a aceptar los sabores de las verduras. Obviamente, detrás de un niño que no come ni fruta ni verdura hay un problema educacional, que hay que trabajar. Es más fácil darle al niño una pieza de bollería que una pera, pero obviamente no es igual de sano y, además, cada vez que lo hacemos contribuimos a que interiorice esos hábitos y cuando sea mayor tampoco quiera fruta ni verdura, lo cual no será bueno para su salud.

 

¿El aumento de consumidores vegetarianos o veganos ha significado un aumento significativo en el consumo total de frutas y verduras?

Por el momento no venimos notando un incremento en el volumen de ventas que pueda atribuirse a estos hábitos alimentarios, pero creemos que en el futuro sí que podría ser un revulsivo para el sector.

 

Posicionados ya en el mercado no solo como comercializadores sino también como productores, ¿Cómo van a seguir trabajando a futuro?

Somos una compañía familiar, de segunda generación, que encara el futuro con ilusión y ganas de llevar al mercado un producto diferenciado, sobre todo en el caso de nuestro tomate De Pueblo y de nuestra pera.

Ha sido duro el camino pero entrar a producir ha sido un cambio muy beneficioso para nuestra compañía. A muchos clientes se consigue fidelizarlos con la producción y eso es lo que estamos consiguiendo. Les damos un producto y eso hace que quieran seguir comprándolo. Al tiempo, esa mima calidad es la que hace que estemos ganando clientes nuevos. De manera que el gran objetivo a futuro es seguir abriéndole camino a nuestro tomate De Pueblo, tomate de piel fina.

Calle Maria de Zapata, 20, la Bañeza, 24750 , Leon

Tel. 987640340

Email: frutasmoratinos@hotmail.com

Compartir