“Llevamos elaborando las mejores conservas desde 1869”

 

Pablo Domínguez Viana

Director de Marketing de Conservas ALBO

 

Qué tendrán las conservas que a todo el mundo le gustan, por qué son sinónimo de reuniones de amigos y celebraciones familiares, cuál es su secreto para que nunca falten en nuestra despensa… Y es que una buena conserva te puede alegrar el día. ALBO lleva 150 años “conservando lo bueno” y ha sabido adaptarse a los cambios de la sociedad a lo largo de todo este tiempo.

¿Cuál es la historia de ALBO como empresa?

Nacimos del sueño de un intrépido. De un hombre polifacético que en 1869 imaginó una pequeña empresa de salazón en uno de los puertos pesqueros más importantes del litoral cantábrico. Carlos Albo Kay, además de ser profesor de inglés, francés y matemáticas, decidió elaborar desde Santoña anchoas en salazón a pequeña escala y de forma artesanal. Una decisión que lo cambió todo.

A principios del siglo XX ya habíamos creado la auténtica conserva apertizada. Un paso que nos permitió desarrollar la producción. Por aquel entonces la falta de tecnología de frío obligaba a tener las fábricas cerca de los principales puertos. Así, en 1929 fundamos nuestra fábrica de Vigo, trasladando allí el grueso de nuestra actividad.

Durante todos estos años hemos conseguido llegar a más de 25 países, hemos innovado siendo pioneros con el abre fácil, hemos incorporado los platos preparados en nuestro catálogo con más de 100 referencias. Pero lo más importante es que hemos conseguido conservar lo bueno durante todo este tiempo.

 

¿Qué variedades de conservas ofrecen actualmente?

Actualmente ofrecemos más de 70 referencias de producto distintas, elaboradas en diversas presentaciones. Desde nuestros ya de sobra conocidos Túnidos, entre los que se encuentran el mejor atún claro y bonito del norte, mejillones de nuestros proveedores locales de las rías gallegas elaborados en diferentes salsas como el escabeche, ajillo, y salsa gallega; las anchoas del cantábrico con las que nacimos en 1869, las sardinas y sardinillas elaboradas tanto en aceite de oliva como en diferentes preparaciones entre las que se encuentran nuestra receta artesanal de salsa picantona, una de las más características de ALBO. También elaboramos pulpo, calamar y chipirones rellenos, una de nuestras delicatesen elaboradas a mano uno a uno. Bacalao, zamburiñas, huevas, caballa, en definitiva, llevamos conservando lo bueno desde 1869. Disponemos también de una amplia gama de platos típicos preparados, elaborados de manera totalmente casera entre los que se encuentran la mejor fabada, cocido, callos, caldo gallego, etc.

¿Cuáles son los secretos para que sus conservas sigan gustando tanto después de tantos años?

Uno de los pilares fundamentales que ha conseguido mantener a Conservas ALBO durante 150 años en el mercado ha sido la calidad de nuestros productos. La base siempre es la mejor elección de la materia prima, seleccionando siempre la mejor calidad. Otro de los puntos claves ha sido todo el aprendizaje obtenido durante estos 150 años, nuestro saber hacer en los procesos, mejorando continuamente para ofrecer los mejores productos siguiendo la tradición, pero sin dejar de evolucionar. Otro aspecto importante es el capital humano de nuestra empresa, mano de obra con una elevada especialización para desarrollar las labores necesarias para cada producto, mimando las diferentes etapas de la fabricación.

 

¿La calidad de los productos que ALBO conserva es la clave de su éxito?

Sin duda, la calidad de producto es la base de todo, sin un gran producto no se podría elaborar una gran conserva. Trabajamos con los mejores proveedores que nos proporcionan una materia prima excelente.

 

¿Hasta donde ha logrado ALBO hacer llegar sus conservas?

A la consolidada presencia en el mercado nacional se va sumando una paulatina presencia en el mercado internacional que llega a más de 25 países en los 5 continentes. Cada vez son más los consumidores que disfrutan y aprecian el gran sabor de nuestras conservas más allá de nuestras fronteras.

 

¿Con qué infraestructura cuenta la empresa para dar servicio a toda su demanda?

Actualmente contamos con 3 factorías ubicadas en Cillero, Tapia de Casariego y Vigo, cada una de ellas especializada en la elaboración de diferentes productos de nuestro catálogo. A ello sumamos una amplia red comercial con delegaciones en toda España que nos permite cubrir todo el territorio nacional e insular.

 

¿En qué canales de distribución podemos encontrar los productos ALBO?

Nos pueden encontrar en todo tipo de establecimientos de alimentación, desde la pequeña tienda de barrio hasta los hipermercados pasando por los supermercados de proximidad.

 

Cumplir 150 años es un gran hito para una empresa. ¿De qué manera lo están celebrando?

150 años no se cumplen todos los días, por lo que este año hemos dado varios pasos importantes para celebrarlo, desde la renovación completa de nuestra imagen mediante el cambio de logotipo y packaging; cambio de página web, celebración de actos especiales de conmemoración junto a nuestros empleados y clientes, etc.

Llevamos elaborando las mejores conservas desde 1869, que se dice pronto. Por ello también hemos celebrado este año con el lanzamiento de una campaña de publicidad a nivel nacional. Una forma de recordarle a la gente que ALBO sigue en el mercado con más fuerza que nunca, y todo bajo la misma idea: seguir, como mínimo, 150 años más conservando lo bueno.

Berenjena rellena de bacalao

Ingredientes para la lasaña

– 10 hojas de lasaña

– 3 latas de atún Claro ALBO

– 1 kilogramo de espinacas frescas o congeladas

– 1 cebolla

– 1 pimiento pequeño

–  1 diente de ajo

–  Una pizca de pimienta

–  Una pizca de sal

–  Aceite de oliva

–  Queso rallado para gratinar

Ingredientes para la bechamel

– 1/2 litros de leche

– 2 cucharadas soperas de harina

– 1 cucharada de mantequilla

– Una pizca de nuez moscada

Preparación

  • El primer paso para preparar nuestra receta de lasaña de atún y espinacas es poner a cocer las hojas de pasta de la lasaña con agua y sal. Una vez estén listas las enfriamos con agua fría y reservamos a un lado. También lo puedes hacer con pasta fresca, así se cocinará en el momento de introducirlo en el horno.
  • En un recipiente pon la cebolla bien picada y le agrega el pimiento, el diente de ajo picado y lo mezclas. Una vez listos los doramos en una sartén y cuando preparados agregas las cuatro latas de atún, es importante que esté bien escurrido para evitar que se queme. Una vez esté lista esta mezcla de cebolla, atún, pimiento y ajo, lo reservas a un lado y comenzamos con las espinacas.
  • Para la preparación de las espinacas necesitarás una olla para hervirlas. Una vez listas, ponemos en una sartén con una cucharadita de aceite un poco de cebolla a freír y seguido le añadimos las espinacas bien escurridas para dejarlas rehogar. Debes salpimentar al gusto y reserva a un lado.
  • A continuación, comienza a montar las capas de lasaña. Antes de todo, recuerda engrasar con un poco de mantequilla la fuente del horno. Coloca las primeras hojas de pasta de lasaña y extiende la primera capa de atún, después otra hoja de pasta y seguidamente la capa de espinacas. Repite estos pasos hasta que te quedes sin hojas de lasaña.
  • Pon a precalentar el horno a unos 180º centígrados, mientras preparamos la salsa bechamel casera para completar nuestra lasaña de atún y espinacas.
  • Para la salsa bechamel debes calentar mantequilla y rehogar en ella las dos cucharadas de harina, hasta que quede una pasta de tono dorado. A continuación, agrega poco a poco la leche, añade un toque de nuez moscada, salpimienta al gusto y déjalo a fuego lento sin dejar de remover hasta que se forme una suave crema.
  • Una vez hayamos terminado nuestra bechamel casera, cubrimos la lasaña con ella. Agrega una capa de queso rallado para gratinar y deja que se prepare en el horno durante una media hora. Recomendamos que los últimos 10 minutos pongas el horno en la opción de gratinar para que el queso quede tostado.

Y ya tenemos nuestra rica lasaña de atún con espinacas, ¡lista para que la disfrutes!

Como puedes ver, es muy fácil preparar nuestra receta de lasaña de atún con espinacas. Es un plato completo y muy nutritivo, perfecto para cualquier ocasión. El atún es un pescado azul rico en ácidos grasos Omega 3, que ayudan aprevenir las enfermedades cardiovasculares evitando que se formen coágulos en la sangre, por ello es conveniente incluirlo de forma habitual en nuestra alimentación.

 

Compartir