“Trabajamos para ayudar a las personas con discapacidad a integrarse en el mundo laboral”

 

Carmen López

Responsable de ADISFUER

 

El CEE Granja Adisfuer es una iniciativa impulsada por la Asociación de Discapacitados de Fuerteventura (ADISFUER) creada para conseguir empleo a las personas con algún tipo de discapacidad. Para conocer con más detalle en qué consiste el proyecto, hablamos con su responsable, Carmen López.

¿Cuáles son los orígenes del Centro Especial de Empleo?

ADISFUER es una asociación sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública por el Ministerio del Interior, que nació hace ahora 26 años y que en 1995 fue reconocida con la calificación de Centros Especiales de Empleo. Desde entonces ha trabajado para proporcionar a los trabajadores con discapacidad la oportunidad de acceder un trabajo productivo y remunerado que facilite su integración laboral en el mercado laboral.

 

¿El núcleo del CEE es la granja?

La granja avícola fue la primera iniciativa que pusimos en marcha, pero no la única. Al poco tiempo creamos lo que llamamos brigadas de trabajo de empleo protegido, que son equipos de trabajo formados por entre 3 y 5 personas que realizan todo tipo de tareas, desde el lavado de coches hasta el mantenimiento y la limpieza de zonas públicas como varios polideportivos, los alrededores de Zurita o el invernadero de Casillas del Ángel, por poner algunos ejemplos.

 

¿Cuál es la estructura de la granja?

Hoy en día contamos con 15.000 gallinas ponedoras en la granja, una instalación que es cuidada por una decena de personas con discapacidad. Si sumamos el resto de personas que trabajan en las brigadas, nuestro equipo está formado por unas 30 personas.

¿A qué perfil de cliente se dirigen?

Los huevos que producimos en la granja se destinan a los grandes hoteles de la isla, que hacen un consumo intensivo de este tipo de productos. Naturalmente, no podemos suministrarles todos los que necesitan, porque la demanda es muy superior a nuestra capacidad de producción. Por eso tenemos en marcha un plan para ampliar nuestras instalaciones y alcanzar la cifra de 37.500 gallinas ponedoras, un plan para el que estamos buscando financiación en estos momentos. En cuanto a las brigadas, el trabajo que hacemos está orientado sobre todo a organismos públicos: gobierno autónomo, cabildos, ayuntamientos…

 

¿Cómo definiría la filosofía de trabajo del CEE?

Creo que es importante no perder de vista nuestra función, que no es otra que ayudar a las personas con discapacidad a integrarse en el mundo laboral. Todas las personas que trabajan con nosotros perciben un sueldo superior al salario mínimo interprofesional y pueden desempeñar funciones laborales sin problemas si encontramos el puesto que responda a su perfil. En ADISFUER tenemos una bolsa de empleo con 600 personas inscritas, todas ellas con edad y ganas de trabajar.

 

¿Cuáles son los retos de la asociación?

Además de la ampliación de la granja, nuestro reto es seguir trabajando para lograr trabajo para las personas discapacitadas y, al mismo tiempo, continuar organizando actividades que ayuden a este colectivo, como los talleres, la banda de música de ADISFUER y otras iniciativas que hemos puesto en marcha durante todos estos años.

Galería

Compartir