Diferentes formatos, diseños y tiradas con la máxima calidad

 

Felipe García

Director general de Masquelibros

 

En plena era digital, nos trasladamos hasta Jaén para hablar con el responsable de la empresa Masquelibros, especialistas en la fabricación de libros. En esta entrevista, Felipe García nos explica cuál es la aportación que su imprenta hace a la cultura de este país.

Antes de nada, nos sorprende el nombre de la empresa, Masquelibros, es una auténtica declaración de principios… ¿Qué es lo que intentan transmitir?


MASQUELIBROS engloba todos los procesos que existen alrededor del libro, es el plus de calidad que se le confiere al producto, al cuidado en la edición, impresión y encuadernación.

Apostamos por integrar y controlar todos estos procesos que intervienen en nuestra cadena de valor para dar la máxima calidad al producto de nuestros clientes. Cuidamos hasta el último detalle en la producción del libro.

¿Cuándo empezó esta aventura?


Aunque en el sector de las artes gráficas llevo ya casi 20 años, esta aventura la empecé hará unos ocho años aproximadamente, con una pequeña tienda en el centro de Jaén. Debido a la enorme transformación del sector de las artes gráficas y la gran demanda de la impresión digital, nos hemos visto abocados a cambiar de instalaciones en varias ocasiones, para tener mayor capacidad de almacenaje de papel y sobre todo para las nuevas máquinas de impresión y encuadernación, que hemos ido incorporando a lo largo de estos años.

En tan solo 8 años se han convertido en una empresa referente dentro del sector de las artes gráficas. ¿Cuáles son los factores que les han otorgado tal éxito?


Con el tiempo el cliente ha ido buscando la inmediatez y rapidez de producción en la impresión digital, y en MASQUELIBROS somos conscientes de estas necesidades actuales del sector editorial en tiempo y calidad, ofreciéndoles diferentes posibilidades de tiradas y adaptación en cualquier formato.

Contamos con las últimas novedades en cuanto a maquinaria, dotada de la última tecnología en todo el proceso de fabricación de libros y que permiten la creación de múltiples formatos.

Los éxitos hasta ahora conseguidos vienen de la constancia en llevar a cabo un trabajo de calidad siempre orientado a satisfacer de forma rápida y eficaz a las exigencias del cliente, el cual demanda calidad y versatilidad al igual que rapidez, y MASQUELIBROS cumple con estas necesidades.

En Masquelibros, otro activo importante y clave en el éxito es su equipo humano, altamente cualificado tanto en el uso de la tecnología como en el conocimiento funcional de las áreas de negocio en las que cada uno desarrolla su labor.

Masquelibros es una imprenta especialista en diseño, maquetación, encuadernación e impresión de libros. ¿Todos los servicios oportunos para ofrecer un servicio a la carta?

Somos conscientes de las necesidades del cliente y gracias a las tecnologías de las que disponemos, podemos adaptar nuestros procesos para personalizar el libro, desde el diseño hasta la encuadernación. La impresión digital está enfocada a la personalización y actualmente ofrece total versatilidad tanto en el soporte de papel como en tintas y acabados.

Todas nuestras materias primas poseen las certificaciones que demuestran nuestro total compromiso con el medio ambiente, contribuyendo, como no podía ser de otra manera, a la preservación de la naturaleza.

 

¿Hablamos de grandes tiradas o también ofrecen tiradas sencillas? ¿Todos los clientes son importantes?

Para MASQUELIBROS todos nuestros clientes tienen su importancia en nuestra cadena de valor. La confianza de nuestros clientes hace que pongamos en valor todo el esfuerzo que ellos mismos realizan y lo reflejamos en la producción del libro.

En los últimos años, el sector de las artes gráficas ha experimentado un fuerte cambio de tendencias en las tiradas, a la vez que el lector final demanda un producto de mayor calidad. Masquelibros, adaptándose a estas necesidades y gracias a nuestra maquinaria, podemos producir tiradas pequeñas desde 50 ejemplares hasta grandes tiradas, ofreciendo siempre una muestra real de cuál es el resultado final de la producción de los libros.

 

¿Detrás de cada persona que trabaja en su empresa existe la misma pasión por los libros?

Por supuesto, la gran mayoría proviene del sector de las artes gráficas, tanto académica como profesionalmente. Es un equipo joven y dinámico, formado con la pasión, el amor y el cariño con el que nació MASQUELIBROS, muy consciente de la realidad del mundo digital y continuamente actualizado en las últimas tecnologías y tendencias del sector de las artes gráficas, especialmente relacionadas con el libro.

Colaboramos con editoriales, asociaciones y fundaciones, y estamos presentes en numerosos eventos donde el libro es el protagonista, porque compartimos esa pasión por los libros.

La digitalización también ha llegado a Masquelibros, parece ser que ofrecen una solución online pensada para facilitar la impresión desde cualquier lugar y dispositivo… ¿Cómo funciona?

Para adaptarnos a cada una de las necesidades del cliente, como pueden ser grupos editoriales, centros de formación o editoriales especializadas, y dar una respuesta digital al cliente, hemos personalizado la tienda online para cada uno de ellos. Damos soluciones digitales para la programación de las tiendas online personalizadas.

Actualmente, estamos inmersos en un proyecto en el que pretendemos integrar todos los procesos de la producción de libros desde el envío del archivo y su verificación hasta la recepción de los libros producidos, para realizar un seguimiento online de todo el proceso de producción.

 

¿Cuáles son los próximos retos del equipo de Masquelibros?

El hecho de ser una empresa de muy reciente creación conlleva que se nos presenten numerosos retos a los que debemos enfrentarnos en un futuro muy inmediato y más si nos atenemos al constante cambio de tendencias al que estamos sometidos sobre todo en este sector de las artes gráficas.

Uno de ellos es el comercio internacional, somos conscientes que somos competentes con nuestro producto y, aunque ya realizamos exportaciones, debemos estar más presentes en este mundo cada vez más global. Por ello, estamos desarrollando una plataforma que nos permita adaptarnos a las necesidades del país objetivo.

En esa constante adaptación al mercado, siempre estamos adquiriendo nueva maquinaria de impresión y encuadernación que nos permita seguir creando un producto de mayor calidad y poder llegar a una producción de 30.000 libros diarios.

Como he indicado anteriormente, estamos inmersos en un proyecto de integración de todos los procesos que entran a formar parte de la producción de libros, incluyendo la logística. Hemos llegado a grandes acuerdos de colaboración con empresas de logística para ser más eficientes en la distribución. Todo ello encaminado a la optimización y estudio de los costes de los procesos para ofrecer el mejor producto.

Compartir