Rettenmaier Ibérica

2 Abr, 2020 | Barcelona Capital del Progreso Abril 2020 EL Periodico

“Rettenmaier tiene un claro compromiso con la sostenibilidad y el planeta”

 

Santiago Lanchas

Director General de Rettenmaier Ibérica

 

J. Rettenmaier & Söhne es una compañía alemana dedicada al mundo de la celulosa que va camino del siglo y medio de vida. Hablamos con Santiago Lanchas, Director General de Rettenmaier Ibérica, empresa del grupo para España y Portugal.

¿Desde cuándo está presente Rettenmaier en España?

El grupo Rettenmaier nació en 1878 y está presente en nuestro país desde principios de los años 60.

 

¿Por qué fue Barcelona la ciudad elegida?

Creo que los motivos coincidían con los mismos que en los años 70 y 80, décadas que conozco mejor, hicieron de Barcelona una ciudad muy atractiva para un fabricante como Rettenmaier. Entre esos motivos citaría poseer un tejido industrial y una cultura empresarial muy implantados o el ser un lugar acostumbrado al comercio e intercambio desde la época de los romanos. Además, tiene una sociedad civil abierta a las novedades y a relacionarse con el resto de Europa y es una comunidad amante de la cultura y las expresiones artísticas de vanguardia.

 

¿Con qué estructura cuentan en nuestro país?

Actualmente somos más de 30 personas, de los que más de 20 somos licenciados superiores con experiencia en el desarrollo de soluciones técnicas para nuestros clientes industriales. Disponemos de 10 personas adicionales a través de un operador logístico para realizar las entregas –directas o vía nuestros almacenes de Barcelona y Madrid– de los productos procedentes de las fábricas del grupo. A ello hay que sumar los acuerdos con asesorías técnicas, centros de investigación y desarrollo y universidades.

¿Qué papel juega la filial española dentro del grupo?

En nuestro grupo nunca empleamos la palabra filial. Denota dependencia y falta de autonomía cuando nuestra compañía es todo lo contrario. Desde el día que llegué, y han pasado 35 años, se habla de lo que tú aportarás al grupo, pero también de lo que el grupo te aportará a ti, una forma de ver las cosas que se sigue aplicando en nuestra relación diaria. Contestando a su pregunta, Rettenmaier Ibérica y cada uno de sus componentes juegan un papel de primer orden en el grupo. Y lo mismo ocurre con las demás compañías del Grupo Rettenmaier localizadas en el resto de países.

 

¿Es posible aportar innovación al grupo desde una subsidiaria?

Sin duda, y eso es así año tras año desde que comencé. A los pocos meses de estar trabajando para Rettenmaier, tres de los que después serían importantes clientes de la compañía habían comenzado a utilizar uno de nuestros mejores productos para una de sus novedades. Al ver que nuestro producto no daba el 100% de lo que se esperaba, se lo hice saber a nuestro laboratorio central. A mis 26 años, pensé que no me harían caso, pero mi sorpresa llegó cuando seis meses después tenía un producto francamente mejorado para que estos clientes pudieran usarlo. Ese nuevo producto funcionó tan bien que en un año pasó a ser el único utilizado. Aún me emociono cuando lo recuerdo, porque ese espíritu de innovación desde cualquier lugar del mundo sigue vigente en nuestro grupo.

 

Innovación y medio ambiente…

Es cierto. Hace más de 35 años, el grupo Rettenmaier ya tenía un compromiso claro con la sostenibilidad y el planeta. Recuerdo que un año después volví a nuestra mayor fábrica en Alemania y vi que tenían una conciencia medioambiental que nosotros ni imaginábamos aquí. En un momento, comenté de manera informal la suerte de estar rodeados de bosques y campos de cultivo, porque así la materia prima era accesible e ilimitada. Me miraron sorprendidos y a continuación me explicaron que tenían una política constante de reforestación para lograr que sus hijos y los hijos de sus hijos también tuvieran árboles. Fue una lección de protección del planeta que tengo presente desde entonces.

 

¿En qué sectores tiene más presencia la compañía?

Me gusta distinguir entre peso e importancia. Para Rettenmaier, todos los sectores tienen la misma importancia; para nosotros no hay sectores de primera o de segunda. Sí es cierto que a día de hoy tienen más peso para nosotros campos como la alimentación humana y animal, los animales de compañía, el sector farmacéutico y el de los detergentes especiales. Ellos representan alrededor del 70% del total de nuestro negocio, mientras que el 30% restante se lo llevan sectores de relevancia industrial y de nuevas tecnologías como la biomedicina.

En relación a esto, ¿existe diferencia con el resto de las empresas del grupo?

Básicamente operamos en los mismos sectores industriales, pero el peso de cada uno de ellos difiere con el tejido industrial de cada país, con los productos locales y con las preferencias de los consumidores. Por ejemplo, los gustos alimenticios difieren sensiblemente dentro de los países de la Unión Europea.

 

¿Cuáles son los retos de futuro de la empresa?

Tenemos bastantes desafíos por delante, pero todos ellos tienen un denominador común: nuestra determinación para desarrollar productos y tecnologías que cuiden el planeta. El pasado año asistía a una charla de la Sra. Elvira Carles, directora de la Fundación Empresa y Clima, donde habló de la importancia de los árboles y los vegetales a la hora de limpiar el CO2 y los demás gases de efecto invernadero del aire a través de la fotosíntesis, fundamental para la producción de una materia orgánica como la celulosa, que es nuestra materia prima. Nuestro reto es seguir desarrollando productos 100% vegetales a partir de las plantas y los árboles para que nuestros clientes puedan seguir elaborando alimentos sanos y saludables que contengan fibras de celulosa o comprimidos con nuestros excipientes vegetales, todos ellos tan necesarios en estos momentos de crisis sanitaria que vivimos.

 

Pero no es el único proyecto…

En los últimos años hemos comenzado una nueva línea que permita a la industria realizar nuevos sustratos vegetales para, por ejemplo, cosechar plantas aromáticas de manera ecológica para el consumo humano. Además, trabajaremos para consolidar nuestros productos como sustitutos de los microplásticos en cualquier producto cosmético y mantendremos nuestra apuesta por el único producto de consumo que tenemos en el mercado.

Se trata de Cat’s Best, una arena para gatos con un gran poder aglomerante, absorbe los olores, biodegradable y con cuatro semanas de duración, lo que lo convierte en la mejor arena para gatos del mercado.

Compartir