“Somos disruptivos con la ciberseguridad para proteger la inversión de nuestros clientes”

 

Antonio Vicent

Presidente Ejecutivo de Mnemo Evolution

 

Mnemo Evolution es una consultora especializada en el campo de la ciberseguridad, donde atesora una larga experiencia que la ha convertido en una referencia del sector. Para conocer su trabajo con más detalle, hablamos con su Presidente Ejecutivo, Antonio Vicent.

¿Cuáles fueron los orígenes de Mnemo?

Hace veinte años que iniciamos nuestra andadura en el mundo de la tecnología y casi quince que iniciamos de forma pionera nuestro proceso de transformación digital para orientarnos al mundo de la ciberseguridad.

 

¿Cuál es la foto actual de la empresa?

Somos una consultora española con vocación internacional y con presencia directa y consolidada en Madrid, Bogotá (Colombia) y Ciudad de México. En conjunto, contamos con un equipo formado por 700 personas.

 

¿Esa vocación internacional siempre ha estado presente en el espíritu de la compañía?

La internacionalización llegó al poco tiempo de echar a andar, y lo hizo con dos objetivos. EL primero, buscar ciclos económicos distintos a los que vivíamos en España; el segundo, crear la red que la escalabilidad de nuestra tecnología nos permitía. Desde entonces no hemos hecho más que crecer y ya estamos planteándonos llegar a otros países.

 

¿En qué sectores están presentes?

El 50% de nuestras acciones se dirigen el sector financiero, el 40% al ámbito público y el 10% restante son servicios al sector corporativo que trabaja con infraestructuras críticas. Para dar respuesta a las necesidades de cada tipo de cliente, Mnemo apuesta por formar continuamente a nuestros equipos en materia de ciberseguridad, por actualizar nuestros conocimientos y por innovar para ofrecer el mejor servicio.

¿Hablamos de productos o de servicios?

Somos una empresa con una gran vocación hacia la tecnología y la seguridad, elementos que están muy relacionados no solo con la digitalización, sino también con la globalización. Eso hace que utilicemos herramientas para ofrecer servicios de valor a las empresas que acuden a nosotros.

 

Por ejemplo…

El proceso de transformación digital que deben llevar a cabo las empresas es inevitable. Y muchas veces ese proceso altera su día a día y necesitan invertir para acoplarse a los nuevos modelos de negocios. Nuestro trabajo consiste en adaptar esa tecnología en función de lo que precisan y evitar fuertes inversiones sin olvidar que estamos trabajando contra el lado oscuro.

 

¿A qué se refiere?

A que la ciberseguridad trabaja para evitar los ciberdelitos que pueden dañar los activos de las empresas o del sector público. En nuestro caso, trabajar con tecnología que no es de dominio público representa una barrera adicional de protección. De hecho, nuestra filosofía se basa en ser disruptivos para integrar aquellos elementos de ciberseguridad que protejan cualquier inversión que el cliente haga en este campo.

 

¿Una visión integral?

Cuando se habla de Ciberseguridad, siempre estamos hablando de un ecosistema excesivamente amplio, pero principalmente de tecnologías, protección, prevención y globalización, para ello hay que estar virtual o presencialmente en los 5 Continentes, entender lo que está pasando en este mundo global en el ciberespacio e integrar tecnologías, fuentes de información, Inteligencia de Amenazas, etc. y también compartir experiencias con la Comunidad, buscando siempre adelantarnos, prevenir y crear un entorno Institucional y Empresarial más seguro.

 

¿Son sensibles las empresas a este tipo de problemas

Cada vez más. Las empresas entienden la importancia de protegerse y conciben la ciberseguridad como una inversión y no como un gasto. Es un hecho que el cibercrimen es mucho más eficiente robando digitalmente y que puede causar otro tipo de daño que muchas veces no se contempla: el reputacional. En Mnemo procuramos concienciar a los clientes de que es preciso realizar análisis de vulnerabilidades y redactar un plan director que proteja tanto las infraestructuras externas como las internas, porque se sabe que muchos de los ataques tienen la complicidad de un elemento interno de la organización. Ahora mismo, una de las preocupaciones más importantes para los CEOs de las empresas es el compliance, es decir, que todo se haga de forma correcta. Y eso en campos como el sector financiero es tan evidente que el Banco Central Europeo obliga a la banca a invertir, entre otras cosas, en ciberseguridad.

 

¿De qué manera avalan esos resultados a los clientes?

El primer aval que tenemos es el de la experiencia de más de quince años en el campo de la ciberseguridad y la tecnología. El CERT es una gran baza para nosotros, como lo son las homologaciones FIRST en México, Colombia y España o las certificaciones en sistemas de gestión de la seguridad de la información (ISO 27001:2007) y las ISO 2000 y la 22301.

 

¿Cuáles son los planes de futuro de Mnemo?

Uno de los retos que tenemos en mente es la expansión a otros mercados. La trayectoria de la empresa ha demostrado que nuestra base tecnológica tiene la escalabilidad necesaria para hacerlo con todas las garantías. Tenemos una organización madura y un equipo con experiencia internacional y conocimientos de primer nivel para poder dar ese salto.

Compartir