Grupo Whiteni consolida su proyecto de la mano de inversores cualificados en apenas un año

 

Rafael Núñez

Presidente de Grupo Whiteni

 

Centrada en el alquiler de inmuebles de oficinas y residencial en Madrid, Whiteni R Cajal Socimi ha cumplido su primer año de trayectoria superando sus expectativas. Esta Socimi, que cotiza en Euronext desde marzo de este año, salía a Bolsa con un valor de 19 millones de Euros y, tras sus últimas adquisiciones, supera ya los 30 millones de Euros.

¿Cómo se define Grupo Whiteni? ¿Quién hay detrás del proyecto?

Whiteni es una Sociedad Cotizada Anónima de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi), dedicada al alquiler de inmuebles, concretamente en Madrid. Adquirimos activos inmobiliarios en rentabilidad con el objetivo de maximizar y optimizar la rentabilidad para los accionistas mediante una gestión activa y eficaz del patrimonio adquirido.

Detrás del proyecto estamos un grupo de profesionales provenientes principalmente del sector financiero y de la consultoría, con amplio bagaje acumulado en firmas de primer orden.

 

¿Con qué activos arrancó la sociedad?

Empezamos con tres edificios de oficinas en la zona de Castellana Norte, a los que en septiembre de 2019 hemos sumado la adquisición de dos edificios residenciales en las inmediaciones de Plaza España.

Los edificios de oficinas están totalmente consolidados, con una ocupación media del 89% y los de residencial se van a rehabilitar durante los años 2020 y 2021, por lo que prevemos que estarán en ocupación total en 2022.

 

¿A qué clientes orientan estas inversiones?

En los proyectos de oficinas, tenemos como clientes a las principales empresas proveedoras de reparación de material sanitario, lo que explica que estratégicamente estemos ubicados frente al Hospital Ramón y Cajal. También son importantes para nosotros en este ámbito las empresas de tecnología y telecomunicaciones.

En cuanto al residencial, vamos a dedicar el alquiler en régimen de coliving. Pensamos que el target de inquilinos será el de profesionales de mediana edad, entre 30 y 50 años, que trabajen en empresas y deseen tener un alojamiento a medio-largo plazo en el centro de Madrid, con especial atención al segmento de los expatriados, esto es, a los empleados de empresas extranjeras que vengan a trabajar a Madrid.

 

¿Qué cree que les ha permitido consolidar Whiteni en tan poco tiempo?

Lo que nos diferencia: siendo una empresa inmobiliaria somos un equipo con gran expertise en temas financieros y fiscales. Eso nos posiciona como una inversión muy atractiva para inversores conservadores que buscan un crecimiento de valor a medio plazo.

Superadas las expectativas que teníamos para el primer año, continuamos atrayendo a nuevos inversores para poder seguir creciendo tanto en oficinas como en residencial. Siempre centrados en Madrid, aunque valoraremos el centro de otras ciudades con gran potencial como Sevilla o Málaga, así como Valencia o Barcelona. 

Compartir