Torre del aulario IndUVA en el Campus de la Universidad de Valladolid. Foto: Antonio Vázquez

VERDE

Avanzando hacia la edificación sostenible

 

 

La certificación VERDE es una herramienta que permite medir las mejoras de cualquier tipo de edificio respecto a su comportamiento ambiental, social y económico, comparándolo con un edificio de referencia. De realizar estas certificaciones se ocupa en nuestro país la asociación GBCe (Consejo para la Edificación Sostenible en España).

 

 

Los edificios certificados con VERDE ofrecen diversas mejoras que inciden sobre su sostenibilidad y que se reflejan en un mayor valor inmobiliario y una expectativa más alta de venta y alquiler.

Jesús Boix es consejero delegado de Jecama, una empresa patrimonial y promotora que en los últimos 5 años ha iniciado 3 promociones por GBCe en la ciudad de Valencia. Preguntado sobre la certificación VERDE, explica que buscan “aportar valor sostenido en el tiempo en los productos que desarrollamos. Consideramos que la aplicación de estos procesos, materiales y tecnologías ofrecen al cliente final una vivienda con un ciclo de vida superior al que se obtiene a partir de soluciones convencionales. Asesorados por nuestros project managers, Taller de Gestión Técnica, decidimos certificar todos nuestros activos a través de GBCe. Creo que la certificación de sostenibilidad en la edificación debería ser obligatoria para todos los promotores”.

 

El certificado más completo

HAUS Healthy Buildings también ha optado por certificar sus promociones mediante VERDE. A día de hoy han certificado dos proyectos ya entregados y tienen otros seis que lo harán en el periodo 2020-2023. Su CEO, Ricard Santamaria, afirma haber elegido

VERDE porque “en el momento en que nos planteamos empezar a certificar nos pareció que era el más completo, el que usaba edificios de referencia más representativos en relación a la tradición, el clima, los usos y las metodologías empleadas en España. Para nosotros era muy importante aprender, conocer qué soluciones, qué materiales y qué sistemas nos acercaban al impacto medioambiental cero. Ahora disponemos de un método que nos ayuda y nos acompaña desde la fase inicial del proyecto a alcanzar objetivos de sostenibilidad mejores que los que hubiéramos logrado sin su presencia”.

Santamaria explica que igual que las empresas deben caminar por ese camino de la sostenibilidad, es preciso también “formar, educar e instruir al futuro habitante de ese edificio. Incluso sin recibir formación alguna, notará mejoras de confort, de bienestar, de mejor percepción”.

Centre de Neteja del Parc Joan Miró, Barcelona

GBCe, impulsor de VERDE en España

La certificación VERDE está promovida por GBCe (Green Building Council España, Consejo para la Edificación Sostenible de España), una asociación sin ánimo de lucro que aúna a representantes de todos los agentes del sector para contribuir a la transformación del mercado hacia una edificación más sostenible. GBCe pertenece red global de World Green Building Council (WGBC), presente en más de 190 países. Junto a sus asociados (en torno a 300 entre particulares, empresas e instituciones) colabora, innova, certifica, comunica y educa para así acelerar las soluciones que permitan alcanzar los objetivos de sostenibilidad del sector.

Reconocido por la administración

Artur García, director de proyectos de Zero Consulting y asociado a GBCe, explica que su empresa únicamente trabaja en iniciativas sostenibles. “Hemos trabajado en muchos, pero pensamos que los más destacables son los relacionados con la rehabilitación, puesto que aprovechan edificios existentes y eso, al final, siempre es mucho más ecológico que construir uno nuevo”. Además, desde Zero Consulting –firma que es evaluadora acreditada de VERDE– valoran que “esta certificación tiene una gran aceptación en la administración pública y ayuda a dar visibilidad a las medidas de construcción sostenible que esta lleva a cabo. VERDE se percibe como un sello sostenible que no especula con el valor de los inmuebles. En cuanto al resultado final, la certificación permite dar sentido y coherencia a las medidas de sostenibilidad”. Uno de los últimos proyectos certificados por la empresa es el Centre de Neteja del Parc Joan Miró (promovido por Barcelona de Infraestructures Municipals).

María Jesús González es arquitecta y evaluadora acreditada de la herramienta VERDE. Para ella, lo esencial es “introducir los criterios de VERDE desde el mismo momento de comenzar a pensar en un edificio, desde que te enfrentas al papel en blanco. Gracias a ella es posible valorar los impactos ambientales que son achacables a la edificación, y que se pueden reducir. VERDE está expresamente hecha por y para nuestro país, nuestro clima, nuestra cultura y nuestro entorno. El cambio climático es un impacto fundamental, pero también hay otros muy importantes, como el uso del agua o los efectos en el suelo fértil”, explica. González ha evaluado tanto edificios institucionales de la Universidad de Valladolid como viviendas de promoción privada. Algunos de ellos son los de Francisco Valbuena, arquitecto director de la Unidad Técnica de Arquitectura de la Universidad de Valladolid, que ha promovido la certificación de diversos edificios universitarios. Nos cuenta que la certificación “nos permite conocer de una forma más objetiva el alcance de las decisiones adoptadas en materia de sostenibilidad, pero sobre todo nos obliga a mantenernos firmes en las decisiones de proyecto, o incluso mejorarlas, para que el resultado final sea el grado de sostenibilidad más alto posible”.

Imagine Montessori School en el barrio La Pinada de Paterna, Valencia

Proximidad

Alfons Ventura, Circular Economy Lead en Barrio La Pinada de Valencia es evaluador acreditado, y asociado de GBCe. Tiene varios edificios registrados, algunos de los cuales siguen su proceso de evaluación, como la escuela Imagine Montessori de Paterna. “Además –explica–, estoy tratando de enfocar el proyecto del Barrio La Pinada hacia una certificación VERDE/DGNB-System. La cercanía con el organismo certificador se traduce en un buen servicio de atención al cliente, y ese es un valor que aprecio mucho”.

Compartir