“En pacientes con glaucoma, la coenzima Q10 actúa como neuroprotector”

 

Dr. José Mª Martínez de la Casa

Jefe de Glaucoma del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid

 

Uno de los simposios del 95 Congreso SEO, que se celebra desde hoy en Madrid, va a centrarse en el tema de la neuroprotección en glaucoma, de la mano de Visufarma, empresa paneuropea con un portfolio innovador de productos enfocados a la salud ocular y el glaucoma. Entre ellos, Coqun, un colirio coadyuvante al tratamiento del glaucoma a base de Coenzima Q10. Preguntamos al Dr. Martínez de la Casa sobre la utilización de este componente en oftalmología y, más concretamente, en pacientes con glaucoma. Con numerosas aplicaciones en cosmética, en oftalmología la CoQ10 es bastante más desconocida.

El glaucoma es una importante causa de ceguera en el mundo ¿En qué consiste esta enfermedad ocular?

El glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico, por lo que puede llevar a la pérdida de visión, siempre y cuando no se trate. Actualmente, junto con la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), es la principal causa de ceguera en países desarrollados. Siendo el nervio parte del sistema nervioso central, hay estudios que relacionan el glaucoma con enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson o el Alzheimer.

Se trata de una enfermedad asintomática, lo que hace que sea muy importante acudir periódicamente al oftalmólogo (por lo menos una vez al año) para hacer revisiones, de manera que pueda detectarse a tiempo, en sus fases iniciales. Cuanto antes se diagnostique, mejor, así podrá tratarse para que no produzca un daño significativo que interfiera en la calidad de vida del paciente.

 

¿Cómo se diagnostica?

En las revisiones al paciente, medimos la presión intraocular que, si es elevada, es factor de riesgo en esta enfermedad. También miramos el nervio óptico para ver si hay signos de que el paciente pueda tener glaucoma. Si no se hacen las revisiones, el glaucoma se diagnostica cuando el paciente acude al oftalmólogo porque ya ha notado pérdida de visión y, en esos casos, ya sería un glaucoma muy avanzado. Por eso, insisto en la importancia de acudir a consulta de oftalmología para que la detección del glaucoma sea precoz.

 

 

 “La coenzima Q10 es importante dentro de un correcto abordaje del glaucoma, como aliado junto al tratamiento hipotensor principal”

 

¿Cómo se trata el glaucoma?

Como el factor clave en glaucoma es la presión ocular, el tratamiento fundamental va orientado a disminuirla. El glaucoma se trata, de forma escalada, con medicamentos, láser e incluso con cirugía. En algunos pacientes, aunque la presión intraocular baje, el glaucoma sigue progresando, de manera que es preciso actuar a otro nivel y controlar otros factores, añadiendo tratamientos coadyuvantes. Uno de esos factores relacionados con la fisiopatología del glaucoma es un insuficiente aporte sanguíneo al nervio óptico. También el estrés oxidativo, relacionado con todos los procesos de envejecimiento del organismo.

¿Ahí es donde entraría la Coenzima Q10, utilizada como antioxidante?

Efectivamente. La Coenzima Q10 es un antioxidante presente en el organismo de forma natural y se ha demostrado que actúa protegiendo las células y fibras del nervio óptico, actuando como un fármaco neuroprotector.

Con el paso de los años, nuestro ‘almacén’ de CoQ10 disminuye, por lo que es importante aportarla de forma exógena. En casos de glaucoma, la CoQ10 actuaría ayudando a proteger las células del nervio óptico, para que se dañen lo menos posible.

 

 “Aunque es más conocida en cosmética, por su efecto antioxidante la CoQ10 tiene en oftalmología interesantes aplicaciones”  

 

Está indicada, por tanto, como coadyuvante en el tratamiento del glaucoma… ¿La CoQ10 tiene otras aplicaciones en oftalmología?

Está indicada como coadyuvante en el tratamiento del glaucoma, para balancear o contrarrestar el proceso de estrés oxidativo, el envejecimiento celular, aunque en ningún caso puede sustituir el tratamiento hipotensor, que es el básico en glaucoma. La CoQ10 es importante dentro de un correcto abordaje del glaucoma, como aliado en el tratamiento principal, que sería el de disminuir la presión ocular.  Aportar CoQ10 es especialmente útil en pacientes que están en tratamiento con estatinas (medicamentos que reducen el colesterol) o con betabloqueantes (que tratan la hipertensión), porque ambos reducen la cantidad de CoQ10 en el organismo. En estos pacientes, utilizamos la CoQ10 para intentar proteger las células de la retina.

Ciertamente, la CoQ10 es más conocida en cosmética, pero en oftalmología tiene también interesantes aplicaciones, como la que comentamos en glaucoma o también para el tratamiento de la superficie ocular. Además, se utiliza en algunas lágrimas artificiales para hidratar.

 

¿Cuál es su mensaje a los pacientes? El glaucoma genera cierta alarma porque causa ceguera…

El mensaje sería que, detectado a tiempo, en estadios iniciales, el glaucoma se puede controlar sin que el paciente vea resentida su visión ni su calidad de vida, así que lo fundamental es estar concienciado de la importancia de la detección precoz. A partir de ahí, el oftalmólogo ajustará el tratamiento para conseguir que la enfermedad no progrese.

Compartir