+Visión

31 Ago, 2018 | Oftalmología, Vuelta al cole 2018

Prevenir, detectar y solucionar

¿Está la visión de los niños preparada para la vuelta al cole?

 

Marc Perea

Responsable de Salud Visual en +Visión

 

Comprar los libros y el material escolar, el chándal que más guste, la mochila preferida, las mejores bambas… La vuelta al cole está marcada inevitablemente por todo ello, sin embargo nadie parece acordarse de lo fundamental: revisar la salud visual. Y eso que es clave tanto para el bienestar de los niños como para su rendimiento escolar. Nos lo explica el responsable de salud visual de +Visión.

 

 

¿Qué problemas visuales afectan más frecuentemente a los niños?

Muy diversos, desde fatiga y estrés visual a sequedad ocular (picor, escozor, ojos rojos), miopía funcional, estrabismo y hasta daños en la retina. Durante los meses de verano y las vacaciones los niños han estado disfrutando en espacios al aire libre con luz natural, de manera que la vuelta al cole supone un cambio notable porque van a pasar horas en habitáculos cerrados y con luz artificial. Por eso es fundamental asegurarse que de que el niño ve bien y está preparado para afrontar este nuevo reto.

 

¿Cómo identificar que existe un problema visual en los niños?

Hay signos y síntomas que indican que un niño puede tener un problema visual. Por ejemplo, cerrar un ojo cuando tiene que fijarse en algo, mover la cabeza en lugar de los ojos para seguir las líneas de la lectura, acercarse mucho al papel al leer o escribir y ver la TV, inclinar la cabeza al ver la televisión, leer demasiado despacio para su edad, confundir palabras parecidas o cambiar el orden de las letras, frotarse los ojos con frecuencia porque le escuecen… En niños en etapa preescolar, hay que fijarse si le cuesta hacer actividades manuales de recortar o modelar, si se sale mucho de la línea cuando colorea o si le cuesta ordenar objetos por forma, tamaño o medida. Si se advierte alguna de estas señales es importante actuar con rapidez y someter al niño a un examen visual completo.

 

¿Cómo afecta la visión en el aprendizaje?

Las personas recibimos el 80% de la información a través de los ojos, de ahí que una buena visión sea fundamental a la hora del aprendizaje. No en vano, uno de cada tres casos de fracaso escolar se relaciona con un problema de visión. Tanto la lectoescritura tradicional como el uso generalizado de las TIC exigen al sistema visual un gran nivel de rendimiento, y cada vez a más temprana edad. Las actividades escolares implican pasar mucho tiempo en visión próxima, cosa que requiere unas habilidades visuales y perceptivas que permitan leer rápidamente y comprender bien lo que se está leyendo. Por ello, cualquier interferencia visual es un gran factor de riesgo en el fracaso escolar. Como reza la campaña de la fundación Visión y Vida, hay que “Ver para Aprender”. La función visual (agudeza visual, refracción ocular…), la eficacia visual (motricidad ocular, acomodación, binocularidad), la percepción visual (atención visual mantenida, visión periférica…) y las habilidades de integración visio-espacial (lateralidad, direccionalidad, integración bilateral…) son habilidades de la visión necesarias para un buen aprendizaje. Las distintas delegaciones territoriales del Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas también realizan una labor social encomiable para la prevención del fracaso escolar con charlas en escuelas dirigidas a los padres que cuentan con el apoyo de los propios colegiados.

 

No es lo mismo vista que visión…

Efectivamente. La vista es la agudeza visual, mientras que la visión es un proceso neurológico complejo que integra todas las habilidades del sistema visual (visión del color, enfoque, visión en 3D…) que nos permiten identificar, interpretar y comprender los estímulos que llegan a la retina.

 

¿Para identificar un problema visual en los niños es clave la implicación de los padres y los profesores?

Totalmente. Tanto profesores como padres pasan mucho tiempo con los niños, por tanto son ellos los primeros que pueden advertir algunos de los signos a los que antes me refería. Estar atentos a cómo se comporta el niño cuando lee, ve la tele o usa dispositivos es clave desde el punto de vista de los padres, como lo es observar al niño también cuando está en clase. Para ello existen protocolos de prevención visual dirigidos a escuelas y familias. En +Visión estamos muy comprometidos con varias fundaciones sin ánimo de lucro para la mejora de la calidad visual de los niños como la ONG AMIRES en la campaña de sensibilización sobre la importancia del control de la miopía en la infancia y como tratar una miopía magna.

 

¿La prevención es el concepto clave? ¿Qué papel juega el optometrista?

Sí, el mejor tratamiento para las dificultades de aprendizaje de origen visual es la prevención. La optometría tiene la triple vertiente de prevenir, detectar y solucionar problemas visuales. Su objetivo final es conseguir el máximo rendimiento visual con la mínima fatiga. Para ello, el optometrista es el profesional encargado de evaluar todo el sistema visual y, en caso de necesitar gafas o lentes de contacto, hacerlas. Pero eso no sucede siempre. No todos los niños a los que hacemos una revisión salen de la óptica con gafas.

Como optometristas es una gran responsabilidad graduar la visión a un niño y hacerle un examen visual, pero en +Visión estamos preparados para ello. Realizamos estudios y revisiones visuales para descartar alguna anomalía de motilidad ocular (que desvíe un ojo al fijarse en algo…), o alguna ametropía elevada (miopía, astigmatismo…), o anisometropía (problema de carácter monocular descompensada). En todos los casos, proponemos los tratamientos óptimos para restablecer la función correcta. En algunos casos es importante realizar el examen con ciclopléjicos (dilatar pupila), de ahí la importancia de trabajar conjuntamente con oftalmólogos y, si detectamos alguna patología o disfunción en el sistema visual, lo derivamos al especialista. Cuando el niño no necesita de una corrección óptica sino de una terapia visual adecuada a su sintomatología, en +Visión tenemos centros especializados en ese campo.

 

Algunos consejos finales para una buena salud visual…

Limitar el uso de pantallas y fomentar las actividades al aire libre, seguir una buena alimentación para que el sistema visual se fortalezca y cuidar la postura y la distancia ante libros y dispositivos para evitar que el ojo se sobre-esfuerce, así como cuidar también la iluminación. Y, por supuesto, una visita al óptico-optometrista.

 

 

+Visión

El fin de las gafas caras

+Visión presenta una experiencia de compra única basada en la simplicidad, la seguridad y la honestidad para forjar una relación de confianza con el cliente. Su propuesta comercial se articula en base a varios ítems: precios de equipamientos completos (packs de montura + cristales graduados); la graduación no influye en el precio de los equipamientos; precios de los tratamientos claros y transparentes; y siempre el mejor precio en todas las categorías de producto. Con ello, proyecta un mensaje único en el mercado: “El fin de las gafas caras”.

+Visión forma parte de GrandVision desde 2008. En España cuenta con 73 ópticas propias y 11 franquicias. Asimismo, cuenta con el apoyo de la cadena Solaris: tiendas especializadas en gafas de sol con las mejores marcas de moda a un precio muy competitivo.