Tulku Uniformes

31 Ago, 2018 | Textil, Uniformes, Vuelta al cole 2018

“La producción sostenible es una convicción en Tulku Uniformes”

 

Íñigo Romeo y Agostina Mascardi

Fundadores de Tulku Uniformes

 

Tulku Uniformes es una empresa joven del sector textil que apuesta por la fórmula diseño+sostenibilidad. El resultado son uniformes frescos y un modelo de producción basado en el respeto por las personas y el medio ambiente.

 

 

Aseguran que Tulku ofrece una nueva interpretación de los uniformes escolares ¿En qué sentido?    

Desde la concepción del proyecto, partimos de la base de que la ropa de calle debía verse reflejada en los uniformes, la que podrían elegir nuestros hijos para usar en sus ratos libres. Uniendo esta consideración con la finalidad de los uniformes, que es la de transmitir la identidad de los centros educativos, creemos que estamos aportando un poco de aire fresco al sector.

 

¿Cuáles han sido sus prioridades a la hora de plantearse el desarrollo de sus uniformes?

Nuestras dos prioridades principales son ofrecer uniformes con diseño actual y producidos de forma sostenible.

Nuestro enfoque a nivel diseño es claramente nuestra característica más visible: los centros que nos eligen buscan agregar este factor más descontracturado y que esto sea expresado a través de una herramienta como son los uniformes. Buscan que su alumnado esté a gusto y es tenido muy en cuenta a la hora de diseñar y seleccionar las prendas. El resultado es muy positivo porque los jóvenes terminan por adoptar el uniforme como algo propio, sin tanta resistencia.

Elegir una forma de producción sostenible es una convicción a nivel empresa y poder ofrecerlo a una audiencia tan amplia es muy potente.

 

La industria textil es una de las más contaminantes del planeta… ¿Cómo se trabaja en Tulku a favor de una producción sostenible?

Sí, como dice, el impacto de la industria textil tal y como está planteada actualmente es alarmante, a nivel ambiental y también humano.

En Tulku, sin embargo, apostamos por materiales naturales de bajo impacto, como el algodón ecológico, para evitar el uso de textiles sintéticos de origen no renovable. También prestamos especial atención al tratamiento y teñido de nuestros tejidos.

 

Además de las materias primas es importante prestar atención a cómo se producen las prendas… ¿Este aspecto también preocupa a Tulku?

Claro, trabajamos con productores y cadenas de producción certificadas desde las materias primas hasta el producto final, obteniendo una trazabilidad muy importante en este ámbito tan opaco. Estos adhieren a estrictos estándares ambientales y sociales, como la certificación GOTS o Fairtrade.

Para nosotros poder generar un producto que sea lo más respetuoso con el ecosistema y las personas es una motivación importante para seguir trabajando y, sobre todo, para seguir aprendiendo nuevas posibles formas de producir a gran escala. Por citar algún ejemplo, producimos en fábricas que se alimentan de energía solar que ellos mismos generan, o que cuentan con programas de formación y empleo de mujeres en riesgo de exclusión social, residuo cero, entre otras cosas. 

Poder formar parte de este tipo de iniciativas, donde lo empresarial y social se funden, nos parece muy rico e interesante. Fomentar la independencia económica de productores y trabajadores y así su control sobre cuestiones ambientales y de su comunidad le confiere otro sentido, mucho más rico, a la actividad.

 

 

 

La calidad es otro factor clave. Las prendas de uniforme escolar deben ser resistentes…

Sí, las prendas deben resistir al uso intensivo que se les da y a los repetidos ciclos de lavado a los que se las somete.

La calidad de las prendas nos interesa también por una cuestión de sostenibilidad, así que fabricamos los tejidos específicamente y cuidamos la confección y terminaciones.

Recalcamos de todas formas la importancia de un buen cuidado de las prendas en el lavado y planchado, lo cual naturalmente va a alargar su vida útil.

 

Sobre la base de estos valores, ¿es posible ofrecer un producto atractivo en diseño, calidad y precio?

Es posible. Desde el principio planteamos ofrecer uniformes distintivos pero asequibles, con una relación calidad-precio buena, lo que nos permite ahora poder competir con las primeras marcas del sector.

 

¿Qué novedades destacaría de su última colección y cuáles son las propuestas que van a resaltar en la próxima?

En nuestra última colección hemos ampliado la cantidad de productos con certificación ecológica e implementado el uso de bolsas biodegradables. En cuanto al diseño, remarcaríamos las batas confeccionadas en denim, leggings unisex y pantalones con patronaje específico para el público femenino.

Para la próxima temporada estamos probando nuevos materiales, para seguir mejorando aspectos de durabilidad y sostenibilidad y, como siempre, el equipo de diseño trabaja en nuevas propuestas que tengan buena aceptación entre nuestros clientes más exigentes: los adolescentes.  

 

¿Quiénes son sus clientes? ¿Trabajan directamente con colegios y guarderías?

Las familias y los centros educativos y sí, siempre trabajamos de forma directa. A veces mediante nuestra tienda online y otras son los centros los que actúan como distribuidores. Trabajamos tanto con colegios como con guarderías.

Compartir