Estrategia británica, creatividad latina

 

 

Las vacaciones llegan a su fin y con ellas la vuelta al cole. Para que este regreso sea lo más relajado posible, es fundamental planificar con tiempo todas las compras. Una de las decisiones más importantes, sobre todo por la repercusión directa que tiene en la salud de nuestros hijos, es la mochila. Para acertar y no equivocarnos en la elección, Totto, empresa multinacional especialista en mochilas, maletas, ropa y complementos, nos da cinco recomendaciones para elegir la mochila que mejor se adapte a cada tipo de niño, sin renunciar a la amplia gama de diseños y modelos, para ir a la última.

 

 

Tamaño y peso

Debemos elegir la mochila en función del tamaño del niño o niña, se recomienda que quede a la altura de los hombros y que termine por encima de la cadera. Si la mochila queda por debajo de la cintura, significa que es demasiado grande. También se debe tener en cuenta el peso, es decir, es importante que la mochila esté confeccionada con materiales resistentes, pero debemos verificar que el peso de la mochila cargada no supere el 10% del peso del niño o la niña.

 

Bolsillos interiores y exteriores

Es recomendable que la mochila tenga varios compartimentos (interiores y exteriores) donde el niño o la niña pueda guardar lo necesario de forma ordenada, de esta manera, la distribución del peso será más homogénea. Se aconseja que los libros se coloquen en la parte posterior de la mochila y dejar los objetos más ligeros en los compartimentos delanteros, lo que ayudará a evitar una postura incorrecta de la espalda.

 

Tirantes y respaldos

En cuanto a los tirantes, debemos verificar que sean anchos, resistentes y regulables. Es importante comprobar antes de la compra, que tanto los tirantes como el respaldo

sean acolchados, sobre todo para garantizar que la superficie de apoyo sea la correcta y el peso se distribuya de forma adecuada. Asimismo, la mochila debe tener un asa superior para levantarla mejor del suelo. 

¿Con o sin ruedas?

Las mochilas con ruedas son muy prácticas, si los trayectos son cortos. Aunque debemos tener en cuenta que una vez cargadas pesan más que las mochilas normales. Por lo tanto, se recomienda optar por una mochila sin ruedas si el niño o niña tiene que subir escaleras.  

 

Diseño

Otro aspecto importante, sobre todo para los pequeños, es el diseño de la mochila. Es importante tener en cuenta el gusto del niño o la niña, de esta manera potenciaremos su creatividad y preparará su mochila cada día con alegría y ganas de comenzar un nuevo día de colegio.   

Siguiendo estos cinco sencillos consejos y gracias a los múltiples modelos que Totto tiene disponibles, seguro que encontramos la mochila que mejor se adapta a las necesidades de nuestros hijos.

Galería

Videos

Compartir