Aryse Infraestructuras

31 May, 2018 | Sima 2018, Telecomunicaciones

De derecha a izquierda: Mario Galvín, director comercial, Jesús Rodríguez, CEO de la compañía y Miguel A. Gutiérrez, director área Gestión Proyectos, Obras y Mantenimiento

“Tener una plantilla con experiencia nos permite afrontar proyectos muy dispares”

 

Miguel Ángel Gutiérrez

Director de Proyectos, Obras y Mantenimiento

Mario Galvín

Director Comercial de Aryse Infraestructuras

 

Con 28 años de experiencia en el mercado de las telecomunicaciones, Aryse Infraestructuras ha evolucionado para ofrecer soluciones a sus clientes que abarcan todos los servicios implícitos en las instalaciones. Incluso ofrece proyectos llave en mano, y presume de hacerlo con una plantilla propia, motivada y experimentada.

 

 

¿Cómo ha evolucionado Aryse I. en casi tres décadas?

Comenta Miguel Ángel Gutiérrez que “Aryse I. empezó como una Ingeniería de Cableado Estructurado. Pero atendiendo la demanda de nuestros clientes, nos ha llevado a ofrecer soluciones en diferentes áreas, como Electromecánica, Climatización, Sistemas Contraincendios, Electricidad, Sistemas y Comunicaciones, e incluso el área de Arquitectura Interior. Porque muchas veces nuestros clientes nos piden un único interlocutor, por lo que podemos ofrecer las diferentes soluciones a un proyecto global. Somos una empresa tecnológica orientada al servicio del cliente, de ahí que tengamos tantas especializaciones”. Aryse Infraestructuras ha tenido varios cambios de nombre en su larga historia. De hecho, está ahora en periodo de renovación y pronto se llamará INGELION.

 

¿Cuál es su área de influencia?

Nuestra oficina central está en Ajalvir (Madrid), y tenemos delegaciones en Barcelona, Sevilla y Pamplona. Desde ahí atendemos a toda España y también hacemos proyectos en otros países. Explica Mario Galvín que “incluso se han realizado proyectos de Ingeniería en Cuba, Francia, Argelia, etc. El objetivo para INGELION el año que viene es posicionarse en Portugal abriendo una delegación en Lisboa, muy solicitada por nuestros clientes. Cuando nuestros clientes crecen, crecemos con ellos”.

 

¿Quiénes son sus clientes?

Tenemos clientes en sectores muy tecnológicos y exigentes como Data Center, clientes en entornos diversos y también críticos como Factorías, Logística, Retail, Banca, Seguro, con los que llevamos trabajando muchos años y están muy a gusto trabajando codo con codo con INGELION. Hay un dato que recalca Miguel Ángel y es que “nuestro perfil de empresa debe ser muy flexible para nuestros clientes, porque tenemos mucha cintura a la hora de acometer proyectos, y tenemos un departamento de ingeniería que diseña cada proyecto en función de las necesidades de cada cliente”.

 

¿Qué les diferencia de sus competidores?

Somos una empresa muy atípica, el modelo empresarial actual es el de la subcontratación, nosotros hacemos el 95% de los proyectos con recursos propios. En este aspecto hace especial hincapié Mario Galvín: “Los proyectos los realizamos con nuestros propios técnicos, y nuestra plantilla tiene una media de 40 años porque no discriminamos a la gente por su edad, sino que valoramos su profesionalidad. Tener una plantilla con esa experiencia nos permite afrontar proyectos muy dispares. Para nosotros el bienestar del empleado es una línea maestra, se tiene que encontrar a gusto en la compañía (ideología inculcada por el CEO de INGELION Jesús Rodríguez), porque eso redunda también en el bienestar del cliente. Tenemos clientes muy fieles, algunos llevan más de quince años con nosotros, conocen a nuestros empleados y ellos conocen al cliente y sus necesidades”.

 

¿Qué novedades tienen en marcha?

Acabamos de iniciar un proyecto que llamamos Mentoring en las áreas de Sistemas de Comunicaciones, Eléctrica y Mecánica. Consiste en patrocinar a jóvenes, sobre todo ingenieros eléctricos, mecánicos y telecos, que hacen prácticas remuneradas en la empresa y además les pagamos un máster online relacionado con su especialización y compatible con que vengan a trabajar a diario a INGELION. El objetivo es generar cantera para que en el futuro pasen a formar parte de la plantilla.