“La proteómica permite identificar biomarcadores y dianas terapéuticas de utilidad clínica”

 

Profesor Ángel García

Presidente de la SEPROT

 

La proteómica es al proteoma lo que la genómica al genoma, una ciencia dedicada al estudio del conjunto de proteínas presentes en un sistema biológico (célula, tejido…) en un momento determinado. Aunque no deparemos en ello, lo que hace que un organismo funcione correctamente desde el punto fisiológico depende en buena medida de las proteínas… Nos lo explica el Profesor Ángel García, Presidente de la Sociedad Española de Proteómica e IP del CIMUS-Universidad de Santiago.

¿Qué particularidades tiene el estudio del proteoma?

Al contrario que el genoma humano, que es bastante estático, el proteoma es dinámico. Además, el número de proteínas es mucho mayor, dado que un gen puede dar origen a más de una proteína, y estas pueden además sufrir modificaciones claves para su función biológica y el correcto funcionamiento fisiológico del organismo.

 

¿Algunas enfermedades se originan por un funcionamiento incorrecto de las proteínas?

Sí. Alteraciones en determinadas proteínas pueden provocar que las células no funcionen de manera adecuada, lo que en algunos casos conllevará la aparición de una enfermedad. De hecho, la mayoría de los fármacos están dirigidos a inhibir o modular determinadas proteínas para controlar así el funcionamiento celular.

Para entender mejor la importancia de las proteínas pensemos, por ejemplo, en un paciente infartado: el equipo médico le suele suministrar aspirina, puesto que ese medicamente inhibe una enzima (proteína) clave para la agregación plaquetaria. Así se evita que las plaquetas se activen en exceso, y se ayuda a deshacer el trombo que ha obstruido la arteria coronaria. Los anticoagulantes, por ejemplo, actúan inhibiendo factores de coagulación, que también son proteínas.

 

¿El estudio de las proteínas es clave en la detección y diagnóstico precoz de enfermedades?

Totalmente. La proteómica permite la identificación de biomarcadores y dianas terapéuticas de utilidad clínica. Las proteínas están presentes en la sangre y otros fluidos, como la saliva o la orina, de manera que el objetivo es poder identificar variaciones en alguna proteína, aunque sea poco abundante, que sean indicativas de una enfermedad. En este contexto, el desarrollo de la espectrometría de masas ha sido clave para la proteómica.

 

Sobre la base de esta aportación de valor ¿Con qué objetivos trabaja la SEProt?

Somos una sociedad joven, fundada en 2004  de la mano de un grupo de científicos pioneros en el estudio de la proteómica en España. Con 240  socios actualmente, desde la SEProt trabajamos con el objetivo de promover la investigación científica y tecnológica en el ámbito de la proteómica en este país, y muy orientados a la formación. Con gran proyección internacional, formamos parte de The Human Proteome Organization (HUPO) y de la European Proteomics Association (EuPA), estando representados en grupos de trabajo y comités ejecutivos. Con HUPO estamos participando en el proyecto de crear un mapa del proteoma humano, encargándonos de los estudios de proteínas que se originan a partir del cromosoma 16, y sus implicaciones patológicas.

 

La formación y divulgación en proteómica son un pilar de la SEProt…

Sin duda, por lo que organizamos numerosos cursos, conferencias y jornadas. Como hito, destacar que en 2014 organizamos el congreso mundial de HUPO en Madrid. Además, lanzamos tres convocatorias de becas anuales para cursos formativos y estancias científicas. Para el próximo año, tenemos previsto publicar un manual de proteómica en castellano y organizar unas jornadas de jóvenes investigadores y, junto a otras sociedades científicas, una escuela internacional de espectrometría de masas.  La SEProt organiza cursos formativos para organismos y empresas.

Compartir