Fundación Merck Salud

21 May, 2018 | Educación, I+D+i, Investigación y desarrollo mayo 2018

Casi 30 años acompañando a las personas que están en el corazón de la ciencia

 

Carmen González Madrid

Presidenta Ejecutiva de la Fundación Merck Salud

 

Carmen González Madrid, presidenta ejecutiva de la Fundación Merck Salud, repasa la trayectoria de la fundación a lo largo de sus casi tres décadas de historia, y profundiza en el apoyo de Merck Salud a investigaciones en oncología, esclerosis múltiple y enfermedades raras, entre otras.

 

 

“La ciencia no solo es una disciplina de la razón, sino también del romance y de la pasión”. Así describía Stephen Hawking la vocación que dio sentido a su vida: la de investigar para comprender mejor el mundo que nos rodea.

En la Fundación Merck Salud sabemos que, como Hawking, son muchas las personas que trabajan día a día para dar respuesta a preguntas que pueden cambiar la evolución de una enfermedad.

En un área tan sensible como la salud, los investigadores trabajan con entusiasmo para alcanzar los objetivos de cada proyecto, ilusionados por la idea de poder mejorar la vida de otras personas a las que ni siquiera ponen cara. Dedican años a arrojar luz frente al cáncer, patologías discapacitantes como la esclerosis múltiple (EM) o enfermedades raras difíciles incluso de diagnosticar. Ellos son las verdaderas “personas en el corazón de la ciencia” y, a su vez, sitúan en el corazón de sus actuaciones a otras personas: los pacientes que podrán beneficiarse de los resultados de sus trabajos. Por ello, han merecido y merecen el reconocimiento de todos.

 

El progreso de un país depende en gran medida del impulso que se proporcione al talento científico. Es importante destinar recursos para que los investigadores puedan desarrollar sus trabajos

 

En la Fundación Merck Salud somos conscientes del talento de los investigadores de nuestro país y también de la necesidad de impulsar la I+D nacional. Desde el nacimiento de la fundación, asumimos el compromiso de fomentar el conocimiento para garantizar una mayor calidad de vida a una población cada vez más longeva. En este sentido, resulta crítico avanzar en la comprensión de factores predictivos y marcadores que arrojen luz sobre determinadas patologías.

 

Ayudas Merck de Investigación, aliadas de nuestra salud

A lo largo de sus 27 años de historia, la fundación ha apoyado el trabajo desarrollado en los laboratorios a través de iniciativas como la concesión de las Ayudas Merck de Investigación, que ya han financiado 133 proyectos de investigación inéditos desarrollados en 69 centros españoles.

Las Ayudas Merck de Investigación se han focalizado en distintas áreas como Oncología, Enfermedades Raras, Esclerosis Múltiple, Fertilidad o Alergia, entre otras. Además, conscientes de la importancia del papel que nuestro propio sistema inmunológico puede jugar en la lucha contra el cáncer, a partir de este año se ha incorporado una nueva ayuda en el área de Inmuno-oncología con la esperanza de que estas terapias mejoren el pronóstico y la calidad de vida de las personas que tienen que convivir con enfermedades como el cáncer de pulmón o carcinomas gástricos, por ejemplo.

El cáncer es una de las patologías con más incidencia en la población y motivo de gran preocupación social. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer fue el responsable de alrededor de 8,8 millones de defunciones en los últimos años y en las siguientes dos décadas, el número de nuevos diagnósticos oncológicos aumentará a 22 millones.

Los proyectos premiados por la Fundación Merck Salud van encaminados a la profundización en la llamada Medicina Personalizada o de Precisión, que se orienta al estudio de las características concretas de un determinado paciente para hallar el tratamiento más adecuado a su perfil. La Medicina de Precisión aporta luz, no solo para el tratamiento, sino también para la prevención, diagnóstico y seguimiento… y, en definitiva, luz en la vida de millones de personas de todo el mundo.

 

En la búsqueda de biomarcadores para tratar la EM

Otra línea de trabajo de la fundación tiene que ver con la EM. Se trata de una enfermedad crónica que produce daños irreparables sobre el sistema nervioso y que marca la vida de las personas que viven con ella (solo en España ya son alrededor de 50.000 personas y esta enfermedad se ha convertido en la segunda causa de discapacidad en adultos jóvenes, solo por detrás de los accidentes tráfico).

A pesar de que todavía no existe una cura para la EM, se ha avanzado mucho en su conocimiento y en las dos últimas décadas se han dado importantes pasos que han permitido que hoy se conozca mejor que nunca cómo actúa la enfermedad.

Desde la Fundación queremos contribuir a esclarecer estos aspectos. Hemos financiado proyectos de investigación en EM que tratan, entre otros, de hallar biomarcadores que puedan ayudar a los profesionales sanitarios a la hora de diagnosticar la enfermedad, analizar su evolución o evaluar la eficacia de un tratamiento determinado.

 

La Medicina de Precisión aporta luz, no solo para el tratamiento, sino también para la prevención, diagnóstico y seguimiento

 

Asimismo, este año hemos convocado la Ayuda Fundación Merck Salud de Investigación de Resultados en Salud para contar con información que permita evaluar si determinados servicios sanitarios consiguen mantener o aumentar la salud de los individuos en términos de calidad y cantidad de vida. Este nuevo programa de ayudas tiene como finalidad promover la elaboración de trabajos que arrojen más luz sobre cuál es el efecto real de técnicas diagnósticas o terapéuticas, medicamentos, modelos organizativos o procedimientos quirúrgicos, de manera que puedan implementarse las medidas necesarias para trabajar en las posibles áreas de mejora del sistema.

Invertir y dedicar recursos a la investigación científica es, por todo esto, uno de nuestros principales pilares. El progreso de un país depende en gran medida del impulso que se proporcione al talento científico. Severo Ochoa afirmaba que “en principio, la investigación necesita más cabezas que medios”. Si bien es cierto, ya que sin investigadores no existiría investigación, es importante también destinar recursos para que puedan desarrollar sus trabajos. Desde la Fundación Merck Salud seguiremos haciéndolo con el optimismo y la motivación de estar contribuyendo a la creación de una sociedad más sana y, en definitiva, de un futuro mejor.

 

Galería

Videos

Compartir