SÁENZ SUMINISTROS INDUSTRIALES

24 Sep, 2018 | Excelencia Empresarial septiembre 2018 Razón, Industria, Suministros industriales

“Estamos llevando a cabo la transformación 4.0”

 

María Tamariz

GERENTE DE SÁENZ SUMINISTROS INDUSTRIALES

 

En 1947, don Vicente Sáenz dejó su Rioja natal para abrir una tienda de repuestos automovilísticos en Valladolid. Hoy, Sáenz Suministros Industriales ha diversificado su catálogo y cuenta con 2.000 clientes, 150.000 referencias en sus estanterías y 13 empleados. “Mi abuelo vio que era el momento de volver a construir España y aprovechó, con su carácter emprendedor, este nicho de mercado”, cuenta María Tamariz, que junto con su hermano Gonzalo, son la tercera generación al frente de la empresa. Su madre, Mª Concepción Sáenz Andreu, que a sus 86 años sigue como presidenta de la empresa, recibió el premio CECALE de Oro 2017.

 

¿Qué representa para la empresa este premio?

Es un reconocimiento que nos hace mucha ilusión, ya que premiaron la trayectoria y el buen hacer de una mujer empresaria, que empezó cuando casi no había ninguna, y también el trabajo hecho por las generaciones anteriores. Pero también es una motivación para nosotros, que nos impulsa a seguir trabajando para adaptarnos a los cambios en el mercado.

 

Santiago Aparicio, presidente de CECALE, recalcó en la gala que uno de los retos era la industria 4.0, ¿hacia ahí se encamina Sáenz Suministros Industriales?

Pues sí. Nuestra pretensión es mantener lo bueno que nos ha traído hasta aquí y ponerlo al servicio de la innovación para mejorar nuestro servicio. Es un sector muy tecnificado y queremos estar a la altura de los clientes que tenemos y de los que queremos conseguir. Trazamos un plan estratégico, que empezó en 2016 y terminará en 2020, en el que pretendemos duplicar el tamaño de la empresa gracias a ser más eficientes, especialmente en la logística, con un almacén y un sistema de pedidos y entregas mucho más informatizado, ágil e intuitivo para seguir aportando valor al cliente. En definitiva nuevos procesos de gestión de calidad en todos los departamentos de la empresa.

La introducción de las nuevas tecnologías generalmente conlleva una reducción de personal…

En nuestro caso no es así, de hecho, estamos ampliando la plantilla. Siempre hemos sido una empresa familiar y queremos seguir siéndolo. No queremos sustituir a nadie por un robot, sino hacerles el trabajo más sencillo y operativo para aumentar nuestra eficiencia interna y que esto repercuta en un mejor servicio para el cliente.

 

Todos los cambios conllevan problemas, por lo menos hasta la adaptación completa a ellos ¿Cómo se hace para minimizarlos?

Haciéndolos poco a poco. Por un lado, nuestra máxima es que el cliente no debe notar lo que estamos haciendo, solo los resultados. Por otro, tanto directivos como empleados nos pusimos en manos de Marta Vivancos (MVCOACHING), una excelente coach que nos ayuda a canalizar el estrés y nos da herramientas para adaptarnos y motivarnos para los nuevos retos profesionales.

 

70 años de vida, nuevos retos… ¿Y la vista puesta en el siglo?

Me parece que el día después de celebrar los 70, ya estábamos pensando en los 100. Es un orgullo ser la tercera generación que está al frente de la empresa, y todavía lo es más ver que la cuarta ya empieza a trabajar en ella. Hay referencias que ya las vendía mi abuelo y, mientras nadie invente un sistema distinto, los productos de tornillería, de transmisión de potencia, los rodamientos… se seguirán vendiendo. Somos conscientes del tesoro recibido y pretendemos honrar los valores heredados de compromiso y especialización, y añadimos otros como la innovación o la excelencia. De este modo, conseguiremos aumentar nuestro valor añadido para el cliente a partir de un equipo cohesionado y apasionado por la empresa a la que representa.

Compartir