Apolo

Tecnología y evolución en el mundo de los congelados

 

 

Congelados Apolo nació en 1963 en la localidad granadina de Loja como un ilusionante proyecto ideado por una joven pareja de recién casados, Apolonio Alcaide y Ana Ávila. La iniciativa fue pionera en la provincia de Granada en la creación de tiendas de congelados en una época donde eran toda una novedad.

 

Tras unos inicios difíciles, la empresa fue evolucionando con el procesamiento de productos (pescado troceado en rodajas y envasados en bolsas de medio kilo o gambas peladas en bolsas de 800 g) que servían en pequeños pedidos a las tiendas hasta que la llegada de los arcones de congelación al mercado dio un impulso a Apolo.

 

Crecimiento

En 1983 se incorporaron a la empresa Juan Miguel y Manuel Alcaide, sobrinos de los fundadores y actuales gerentes de la empresa. Desde ese año han sido muchas las ampliaciones que se han realizado, entre ellas la de 2007, que consistió en una modernización de las instalaciones para mejorar los espacios de oficinas, almacenes, sala de elaboración y tienda al consumidor final.

El pasado año, Congelados Apolo adquirió 17.000 metros cuadrados de terreno en el Polígono Manzanil II e inauguró sus nuevas instalaciones, que ocupan 5.000 m².

En la evolución de la empresa ha sido también significativa su apuesta por la innovación y la adaptación de sus productos a un mercado cada vez más exigente y con un estilo de vida que ha cambiado a lo largo de los años. En la actualidad, Congelados Apolo elabora bajo su marca propia unas 500 referencias de productos que incluyen mariscos cocidos, pulpo cocido, pescados en diferentes formatos, preparados, embolsados y precocinados. 

Innovación para la excelencia

Como la misma trayectoria de la empresa demuestra, Congelados Apolo es una empresa que apuesta por la innovación y la evolución hacia la satisfacción de las necesidades actuales y futuras de los consumidores. En este sentido, la excelencia de la compañía está exigida en cada punto del negocio, desde la atención al cliente por parte de sus empleados hasta la elaboración de todos los productos que comercializa. Hoy, Congelados Apolo es fabricante, comercializador y distribuidor de productos tanto de la marca Apolo como de otros fabricantes para los que son distribuidores. En todos los casos se trata de proveedores destacables del mercado y cuyos productos están supervisados para que cumplan los más elevados estándares de calidad.  Gracias a esa política, la empresa está presente en canales como la gran distribución, las pescaderías tradicionales, los mayoristas, los foodservices y los pequeños distribuidores.

 

Productos estrella

Entre los productos más destacados de Congelados Apolo siempre han estado los mariscos cocidos, en especial el langostino, y el pulpo cocido. En la actualidad, la empresa está centrada en continuar adaptando sus productos a las necesidades de los nuevos hábitos de vida, para lo que ha creado una nueva línea de producción de quinta gama cuya primera muestra fue la presentación en la feria Conxemar de la pata de pulpo cocida en su jugo, un proyecto que desembocará en un futuro en la ampliación de la sala de elaboración para incluir una línea de quinta gama de última tecnología.

Compartir