InOff Arquitectura

22 May, 2018 | Arquitectura, Construcción, Excelencia Empresarial Mayo 2018

Equipo de InOff Arquitectura, con Carlos Ortiz (frente izquierda) junto a Jorge Moreno (frente derecha).

“En Arquitectura, todos hemos tenido que vender caviar a precio de anchoa.”

 

Carlos Ortiz

Arquitecto Director de InOff Arquitectura

 

Cuando nació InOff Arquitectura en junio de 2007, nadie imaginaba lo que estaba por venir. La crisis le sirvió para crecer con pequeños pasos y tratando en no caer en errores. Pasada la tormenta, Carlos Ortiz reivindica el trabajo de los arquitectos en España.

 

 

Eligieron un año complicado para nacer.

En 2002 en pleno boom inmobiliario, fui el responsable de lanzar el departamento de arquitectura en España de una gran inmobiliaria de ámbito Internacional.

Con InOff, todo fue más difícil. Si bien poseía la experiencia de lanzar algo desde cero, el mercado no ayudaba en absoluto. Siempre tuvimos presente la idea de intentar mejorar el servicio que estaba dando la competencia, por eso tomamos la decisión de incorporar nuestra propia constructora.

Elegimos mal momento, pero los periodos de crisis lo son también de oportunidades. Gracias a que empezamos en ese época tan delicada, no caímos en errores que caes cuando todo es “vino y rosas”. Crecimos con cuidado; no fue fácil, la inversión estaba paralizada especialmente entre los años 2008-10.

Se buscaba reducir plantillas, espacios y costes; un nicho de oportunidad muy grande para InOff donde los Clientes necesitaban Estudios serios y que se ajustaran mucho en éstas cuestiones.

 

¿En qué tipo de proyectos se han especializado?

Sobre todo hacemos proyectos de interiorismo de oficinas. El año pasado hicimos varios proyectos interesantes, como las Oficinas de Ryanair, de Intertrust y del Consejo General de Procuradores de España, proyectos que nosotros calificamos de grandes, por encima de los 1.500 m².

También realizamos proyectos de obra nueva, principalmente residencial; con proyectos básicos y de ejecución de 8 viviendas en Aravaca, 10 viviendas en el barrio de Hortaleza ó 22 chalés en un municipio en la costa Española.

También llevamos a cabo el plan de apertura y expansión Nacional de la marca “The Phone Service Center”.

 

¿Alcanzan la excelencia con su trabajo?

En mi opinión, en el sector de las implantaciones de oficinas la excelencia no existe. Todos la buscamos, pero para ello se necesitan recursos y eso implica honorarios más altos, que el mercado actualmente no está dispuesto a pagar.

En España queda un largo trecho para llegar a niveles de honorarios de otros países, como Reino Unido o Alemania, donde nuestro trabajo, sí está reconocido, y bien remunerado.

Para alcanzar la Excelencia, hemos desarrollado un método muy depurado, muy trabajado, controlando todo desde el más nimio de los detalles y desde el minuto uno; pero al final, en Arquitectura todos hemos tenido que vender caviar a precio de anchoa.

 

¿Invierten en I+D?

Tenemos un acuerdo con la Universidad Politécnica de Madrid por el que incorporamos perfiles al Estudio permanentemente. Desarrollamos nuevas texturas para generar materiales y que a su vez sean susceptibles de incorporar a nuestros propios proyectos.

Las oficinas están en permanente transformación; los espacios ya no solo se destinan simplemente para trabajar, las oficinas se deben de poder vivir; y eso es lo que intentamos hacer, implementando texturas y espacios que hagan más fácil el día a día.

 

Galería

Compartir