GT Motive

19 Jun, 2018 | Excelencia Empresarial junio 2018, Péritos

De pyme a multinacional presente en 25 países, el gran logro de GT Motive

 

“Damos objetividad a lo que antes era una negociación entre el perito y el taller”

 

Pepe Castelo

Director General de GT Motive

 

Hace 40 años, Carlos Martínez, que trabajaba como perito en una aseguradora, al ver la complejidad que existía para poner de acuerdo a aseguradoras y talleres, comenzó a editar unos manuales con las referencias y precios de las piezas de los automóviles. Hoy GT Motive tiene presencia en 25 países y sus manuales, alojados en la nube, permiten hacer presupuestos con una tablet en el mismo taller, ahorrando tiempo y mejorando la eficiencia de las reparaciones.

 

 

¿Qué ha cambiado de la idea inicial con la que nació GT Motive?

En realidad no nos hemos alejado de los principios del fundador, que vio la necesidad de crear un idioma común entre talleres y peritos. Los libros han ido evolucionando, primero pasaron al CD y acabaron llegando a la nube. Básicamente, estamos haciendo lo mismo pero ahora en la nube, y lo llevamos también a las aseguradoras y a las empresas de renting, y en vez de tenerlo sólo para España, lo estamos ofreciendo ya en 25 países en Europa. En total tenemos 25.000 usuarios.

 

¿Cómo han llegado a esta expansión?

Hace diez años nos dimos cuenta de que este negocio fundamentalmente está relacionado con la automoción y la tecnología, y estas dos industrias son globales. Si queríamos que esto fuera sostenible, teníamos que internacionalizarlo. Muy pronto nos dimos cuenta de que necesitábamos una gran corporación que nos ayudara financieramente, más tecnología y una marca reconocida a nivel mundial. Por esos tres motivos, buscamos un socio y lo encontramos en Mitchell, que hace en Estados Unidos lo que nosotros en Europa y es el número uno. Ahora tenemos lo mejor de los dos: el conocimiento local europeo y el espíritu emprendedor de la empresa familiar, y el soporte y la potencia de una multinacional norteamericana.

 

¿Cómo se han complementado sus productos?

Nuestras soluciones se basan en la información técnica, que es algo muy europeo, porque el parque de automóviles no es el mismo que el de Estados Unidos, y ése es el principal valor añadido que ponemos nosotros. También aportamos el conocimiento de cada mercado, porque no funciona igual una aseguradora en Alemania que en España o en Turquía. Lo que aporta Mitchell es toda la tecnología de plataforma colaborativa entre aseguradoras, empresas de renting, talleres y peritos, que está en la nube y la hemos adaptado a los flujos de trabajo en Europa.

 

¿Qué hace tan relevante la información técnica que manejan?

De nada serviría tener una buena plataforma colaborativa sin la información técnica sobre piezas, tiempos y precios de cada vehículo disponible en cada país. Trabajamos con 35 marcas, los datos se van multiplicando y esa base de datos es la ventaja competitiva diferencial. Firmamos acuerdos con los fabricantes de automóviles y cada vez que lanzan un nuevo modelo, nos envían toda la información técnica, la procesamos y la estandarizamos para ponerla a disposición de las personas que hacen presupuestos. Nuestra aplicación GT Estimate les permite ver de una manera muy gráfica el vehículo desmontado, y sólo tienen que seleccionar las piezas afectadas y decidir las que se reparan y las que se sustituyen. Nuestro sistema, automáticamente, va haciendo el presupuesto, incluyendo la mano de obra, las piezas, la pintura y todo lo que tenga que ver con la reparación. Damos objetividad a lo que antes era una negociación entre el perito y el taller.

 

¿Cuáles han sido sus últimas novedades?

GT EstimateNew es la última generación de esa herramienta de valoraciones. Hasta ahora se podía usar en ordenadores, pero vimos que el futuro es la movilidad, que el taller o el perito valoren con una tablet delante del coche, y hemos diseñado toda la ergonomía para que no haya que teclear información sino que simplemente con el dedo sobre la pantalla se pueda hacer un presupuesto. Eso tiene muchas ventajas para todos: el taller puede hacer el presupuesto en el momento, y el cliente sale de allí sabiendo lo que le van a hacer al coche y cuánto le va a costar. El perito, que antes se pasaba la mañana visitando talleres y apuntando para hacer las valoraciones por la tarde en su oficina, ahora lo puede hacer todo en tiempo real. Para la aseguradora y para la empresa de renting acorta el proceso, porque el coche se puede reparar inmediatamente. El ahorro está en la eficiencia del proceso.

 

¿Y el taller lo puede usar para su trabajo diario?

Por supuesto. En España hay más de 9.000 talleres que utilizan nuestras soluciones, tanto para trabajar con compañías como para hacer presupuestos a particulares. Y eso le da mucha transparencia y confianza al cliente, que ve que todo sale directamente de la aplicación, y detallado. Y al estar en la nube, en caso de que haya discrepancia, tanto aseguradoras como peritos y talleres tienen acceso a la misma valoración, y pueden consultarla y clarificar cualquier malentendido.

 

¿Cómo se adaptan a las necesidades particulares de sus clientes?

Tenemos un equipo de consultores que les visitan, ven cuáles son sus procesos y sus necesidades y, una vez que les entendemos muy bien, les enseñamos lo que tenemos y lo adaptamos para que encaje perfectamente en sus necesidades. Así evolucionan nuestros productos, porque aprendemos con los clientes, que son los que nos están marcando las tendencias y las nuevas necesidades.

 

¿Cuál es su posicionamiento actual en Europa?

Nuestra estrategia es tener equipos propios en los países que consideramos clave (España, Francia, Reino Unido, Alemania y Portugal), y en el resto tenemos o buscamos un partner que aporte el conocimiento local y que quiera invertir en el proyecto, porque internacionalizar no es simplemente traducir los productos. Éste es un mercado que ha sido dominado por un solo actor, y el mercado necesita competencia. Tratamos de diferenciarnos siendo más orientados al cliente y más ágiles. Además, nuestra tecnología es mucho más nueva y nos permite hacer integraciones mucho más rápidas y sencillas. Y luego es un tema de personas; el éxito de la compañía se debe a la implicación y el compromiso que han tenido nuestros empleados. Nuestro objetivo número uno es retenerlos, motivarlos e implicarlos, con teletrabajo y otras medidas que permiten la flexibilidad y la conciliación, y pequeños gestos que nos hacen distintos, como tener fruta fresca todos los días y clases de pilates e inglés.

 

¿Cuáles son sus objetivos para los próximos cinco años?

Consolidar y acelerar el crecimiento. Éste va a ser el quinto año con crecimiento de doble dígito, entre el 10% y el 15%, y una vez que hemos sembrado en todos estos países, la expectativa es que nos acerquemos más al 20%.