“Los viajes sorpresa son una experiencia que todo el mundo debería probar”

 

Sergi Vila

CEO de Flykube

 

Existe una nueva modalidad de viajar pensada para facilitar al viajero una experiencia diferente: los viajes sorpresa. Sergi Vila es el CEO de Flykube, una de las empresas pioneras en este campo en nuestro país. Hablamos con él.

 

 

¿Cómo nació Flykube?

Flykube es una iniciativa de Albert Cuartiella, Paolo Della Pepa y mía propia que lanzamos al mercado en agosto de 2017 con la idea de ofrecer al viajero una nueva forma de disfrutar de nuevas experiencias. Hemos lanzado el proyecto en España y somos pioneros en este modelo de viajes en Italia, donde también operamos.

 

Un viaje que el usuario no sabe en qué consiste…

Exactamente. Hoy tenemos cuatro paquetes disponibles: Destino Sorpresa, Verano Sorpresa, Fin de semana Sorpresa y Todo Sorpresa. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades; en algunos casos el usuario no sabe dónde va a viajar y en otros ni cuándo ni dónde. Y a precios que comienzan en los 100 euros por persona (Destino y Todo Sorpresa), en 150 (Fin de semana) y 399 (Verano Sorpresa).

 

¿Dónde se puede viajar a esos precios?

Tenemos 20 destinos distintos y seguiremos incrementándolos próximamente. Entre ellos están Ámsterdam, Berlín, Bolonia, Bruselas, Burdeos, Cerdeña, Copenhague, Florencia, Ginebra, Lisboa, Londres, Luxemburgo, Lyon, Milán, Nápoles, Niza, Oporto, París, Santorini o Turín.

 

¿A qué perfil de usuario se dirigen?

Por la propia idiosincrasia del modelo, nos dirigimos a un público joven y millenial que no tiene problemas con la flexibilidad a al hora de viajas y que maneja con naturalidad la tecnología y las redes sociales. Sin embargo, nos hemos dado cuenta que cada vez son más los clientes de otros perfiles que recurren a Flykube: mayores de 30 años, gente con hijos, personas que quieren hacer un regalo original, gente que quiere experimentar la adrenalina de la incertidumbre que genera el factor sorpresa…

 

¿Qué balance hacen de estos meses de funcionamiento?

El balance es muy positivo. Comenzamos con el capital personal de los tres fundadores, abriendo primero en España en agosto de 2017 y después a los dos meses en Italia. En estos 10 meses hemos tenido un crecimiento medio mensual superior al 50%.

 

¿Qué feedback han recibido de sus clientes?

Por el momento es inmejorable. El 92% de las opiniones que hemos recogido indican que repetirían la experiencia y no dudarían en recomendarla. Creo que estamos logrando un producto innovador y capaz de fidelizar a nuestros clientes. Y lo conseguimos porque no somos una plataforma de viajes al uso, sino que ofrecemos una experiencia única que todo el mundo debería probar.

 

¿Cuáles son los retos de futuro de Flykube?

A corto plazo, el futuro pasa por exportar este modelo de negocio a otros países de Europa y, de hecho, ya hemos comenzado a trabajar para implantarlo en Francia. A más largo plazo, nuestro objetivo es hacer que Flykube se convierta en una referencia de los viajes sorpresa en todo el mundo.

 

 

Galería

Compartir