“El 90% de nuestros ingresos vienen por el boca a boca”

 

Alicia Szurek

Directora de la Residencia para Mayores Concesol

 

Hace sólo dos años y medio que abrió sus puertas la residencia para mayores Concesol, pero le avalan 25 años de experiencia de su directora, Alicia Szurek. Con 59 plazas y unas instalaciones excelentes, se esfuerza por hacer un poco más feliz la vida de los abuelos, un trabajo que, asegura, es pura vocación.

Concesol es una residencia nueva, pero con mucha experiencia.

Así es. Yo llevo 25 años en el sector, y comencé a dirigir la primera residencia cuando se la ofrecieron a mi marido, que era el médico de dicha residencia, y decidimos afrontar el reto. Hace tres años se nos estaba acabando el contrato de alquiler del edificio y no nos renovaban si no lo comprábamos, así que tuvimos que irnos y encontramos este antiguo psiquiátrico, que llevaba cerrado más de diez años. Se tiró todo por dentro y por fuera para construir unas instalaciones totalmente nuevas y adaptadas a la normativa vigente. Lo único que hay aquí de la antigua residencia son los 25 empleados y los residentes, que me siguieron todos. Fue una locura, porque el día que por fin nos dieron la licencia de apertura, organizamos el traslado y lo hicimos todo en un solo día con la colaboración de las familias y todo el personal del centro. Y salió fabuloso.

 

¿Cómo entró en una profesión tan exigente?

Esto es vocacional, aunque quema mucho. Dicen que la vida media de un director de residencia son quince años; yo llevo más, y a veces piensas en pasar el testigo, pero es que esto es vocacional, y aunque sea sábado o domingo siempre tengo el gusanillo y estoy colgada del teléfono.

 

¿Qué instalaciones tiene Concesol?

Tenemos habitaciones individuales y dobles, todas con su baño incluido. En las zonas comunes hay una zona ADAPTADA para dependientes, que son residentes muy deteriorados y que, además, tienen su salón, su comedor, su baño y sus propios auxiliares, especializados en deterioro cognitivo. Para los residentes autónomos tenemos otro comedor y tres salones.

 

¿Cuántas plazas tienen?

Son 59 plazas, por eso digo que llenar la residencia no tuvo mérito, porque abrimos con los 50 residentes de la anterior residencia y otros nueve que estaban en lista de espera. Prácticamente el 90% de nuestros ingresos son gracias al boca a boca.

 

¿Qué tipo de actividades organizan?

Los residentes se levantan sobre las ocho de la mañana, se duchan a diario, desayunan y a las 10.30 empiezan con la fisioterapeuta y con el terapeuta ocupacional, que están toda la mañana con ellos. Con los residentes dependientes hacemos terapias de estimulación sensorial, y con los autónomos todo tipo de actividades para mantenerles para su correcto desarrollo cognitivo. Luego, una vez al mes tenemos fiestas, y hacemos alguna actividad fuera. Por ejemplo, en Navidad alquilamos un autocar adaptado y los llevamos a ver la iluminación por todo Madrid.

 

¿Cómo cuidan de la alimentación de los residentes?

Tenemos cocina propia con dos cocineros, y una nutricionista que, junto al médico, supervisan todos los menús, que son de dos tipos: el menú para los autónomos y los triturados para dependientes, que son los mismos platos que los autónomos, pasados por la batidora. Se sirve fruta a diario, carne blanca y mucho pescado aparte, por supuesto, de mucha verdura y legumbres, y, todo de primeras marcas.

Compartir