Liderando la transformación digital de la farmacia”

 

Javier López Gil

Director general del Grupo Hefame

 

Los 65 años que lleva en el mercado no le han sacado ni una arruga a Hefame, el tercer distribuidor farmacéutico de España. En la actualidad, lidera la transformación digital del sector con herramientas online que sitúan a las farmacias que forman esta cooperativa en la vanguardia del servicio al paciente.

¿Qué rasgos caracterizan a Hefame?

Hefame es una cooperativa y los propietarios son las propias farmacias. Eso nos hace diferentes a lo que ocurre fuera de España, porque nuestra principal variable es el servicio a los socios. Tratamos a todos igual, ya estén en el centro de una capital o en la sierra; nuestra misión es llevarles los medicamentos y los productos de parafarmacia. Tenemos más de 4.000 cooperativistas en la costa de Barcelona a Cádiz, además de Madrid, parte de Castilla-La Mancha y Melilla.

 

¿Qué papel tiene la distribución farmacéutica en el sistema sanitario?

El excelente servicio que la farmacia da al paciente es posible en parte porque detrás está la distribución, que le ofrece un servicio de mucha eficiencia y con unos costes muy altos. España es uno de los países con más farmacias por habitante, y cuando un paciente pide un medicamento y no lo tienen disponible, se lo traen en pocas horas. Detrás de eso hay un montón de almacenes logísticos muy robotizados y una red capilar de reparto que sirve dos o tres veces al día, con muchísima eficiencia. Si una farmacia maneja entre 8.000 y 10.000 referencias, nosotros manejamos casi 40.000, y repartimos cada día cerca de 800.000 unidades.

 

¿Cuáles son los mayores retos a los que han tenido que enfrentarse?

Entre 2011 y 2014 hubo una época muy compleja con los impagos de las comunidades; las farmacias siguieron dando su servicio, pero fue una situación muy dura que aprovechamos para dar el salto definitivo a la digitalización y a la mejora de los procesos para optimizar gastos y ser más eficientes.

¿Cómo se benefician las farmacias de esa transformación digital?

No sólo mejoró el servicio que les prestamos, sino que les hemos trasladado esa tecnología con la marca F+ para que den valor añadido a los pacientes y los fidelicen. La que factura es siempre la farmacia, nosotros

sólo les proporcionamos las herramientas. Así, por ejemplo, en fmasonline.com, el paciente puede hacer su compra, y al final del proceso elige entre las más de 1.000 farmacias a la que transmitimos el pedido a través de una web que hemos creado exclusivamente para ella. De esta forma hemos introducido a las farmacias en el complejo mundo del comercio electrónico. En vanguardia están las que llamamos farmacias F+, que tienen todos los servicios que ofrecemos, como una plataforma que ayuda a digitalizar los datos de salud del paciente que se toman en la farmacia, como el peso y la tensión. El farmacéutico puede hacer un seguimiento e incluso generar informes para el médico.

 

¿Están sus competidores al mismo nivel que Hefame?

Estamos liderando el cambio en la distribución, también estamos mejorando mucho la eficiencia gracias a los datos que hemos obtenido en este proceso, y uno de nuestros próximos objetivos es implementar la inteligencia artificial.

Compartir